Menú

El cierre de 'ABC' y 'El Debate' durante la República

Azaña fue responsable del mayor cierre de periódicos de nuestra historia.

25

La creencia actualmente más difundida en la sociedad española es que la II República fue un régimen de amplias libertades y derechos fundamentales para todos los ciudadanos. Sin embargo, basta un simple recorrido por los anuarios legislativos, las hemerotecas o las memorias de los gobernantes y los gobernados para darse cuenta de cuán agitados fueron esos años, pero este conocimiento parece vetado a las jóvenes generaciones actuales.

El Gobierno provisional, encabezado por Niceto Alcalá Zamora, no alteró el régimen de la prensa de los meses anteriores, salvo para liberalizarlo: derogó por decreto de 17 de abril de 1931 la Ley de Jurisdicciones, que unas Cortes de mayoría liberal aprobaron en 1906. Aparte de la inserción obligatoria de un comentario firmado por el propio Gobierno en respuesta al mensaje de despedida de Alfonso XIII publicado por ABC, no hubo más novedades en las primeras semanas del nuevo régimen. Cada periódico se adaptaba como quería o podía; los de derechas hacían llamamientos a la acción política y discutían sobre el acatamiento de los católicos a la República a partir de la doctrina papal.

El statu quo se rompió con los incidentes producidos en la calle de Alcalá el 12 de mayo. La inauguración de un centro monárquico con la interpretación de la Marcha Real en un gramófono causó que varios revoltosos asaltaran el edificio y luego se dirigieran a la sede de ABC, en la calle de Serrano, para quemarlo. El Gobierno disolvió a los revoltosos, pero achacó al director y propietario del ABC, Juan Ignacio Luca de Tena, la "provocación" del Círculo Monárquico; en consecuencia, clausuró el diario, que reapareció el 5 de junio, a las tres semanas.

Los directores de periódico, convocados

Poco a poco afloraron los deseos de los nuevos dirigentes políticos de controlar la prensa. Miguel Maura, ministro de Gobernación, cuenta que a finales de mayo convocó a su despacho a los directores de los diarios de Madrid para pedirles que diesen la noticia de la muerte, por la Guardia Civil, de ocho miembros de la CNT que formaban parte de una columna que quería arrasar San Sebastián a fin de demostrar a todos los españoles que él haría cumplir la ley. Éste es el relato de Maura (Así cayó Alfonso XIII):

Acudieron todos, incluso aquellos cuyos diarios estaban suspendidos desde el 12 de mayo (...) Les rogaba (sic) diesen a conocer la noticia del motín en San Sebastián. Ahora bien –continué–: el diario que utilice la noticia para su campaña política, o intente envenenar el ambiente con ella, será suspendido, y suspendido quedará mientras yo esté en este Ministerio.

Como se desprende de la amenaza, un diario podía ser suspendido a voluntad del ministro de Gobernación, al margen de los jueces, y por publicar un artículo, un editorial, un comentario o un chiste que él considerase que podía "envenenar el ambiente".

Pero la cantidad de veneno y la salubridad de un ambiente dependen del metabolismo de cada persona; lo que a unos perjudica a otros cura; ¿cómo saber entonces cuál es la dosis adecuada que le viene bien al ministro? Éstas eran las palabras de alguien que hasta el mes de abril anterior había sido un conspirador contra el poder establecido.

Elecciones con la prensa de derechas suspendida

La tarea del Gobierno provisional era evitar los tumultos y el vacío de poder (el 22 de abril habían reconocido al nuevo régimen todos los países con representación diplomática en España) y organizar las elecciones a Cortes Constituyentes, que se celebraron el 28 de junio.

Como cuenta Luca de Tena (Mis amigos muertos),

a las pocas semanas, el Gobierno de la República se incautaba de ABC y algunas más tarde suspendía El Debate por su campaña, naturalísima en el diario que se consideraba portavoz del catolicismo, defendiendo a los jesuitas, cuando fueron expulsados de España. Es decir, que la Segunda República, instaurada, según el decir de sus dirigentes, para devolvernos la democracia y la libertad, verificó las elecciones a Cortes Constituyentes con los dos periódicos de la oposición más importantes de España suspendidos.

Debido a los incidentes en el Círculo Monárquico de Madrid y ante el ABC, producidos el 10 de mayo, el director de éste ingresó en la cárcel Modelo en la madrugada del 11, acusado del asesinato de un taxista que se había negado a vitorear al rey depuesto. Aunque fue absuelto (por el pequeño detalle de que el cadáver no apareció), permaneció preso cuatro meses bajo la figura de preso gubernativo, y el periódico suspendido.

El 20 de agosto de 1931 el ministro de la Guerra, Manuel Azaña (Memorias políticas), declaró al Consejo de Ministros que había periódicos vascos y navarros que atacaban al Gobierno y planteó la conveniencia de cerrarlos por orden gubernamental.

(…) que se hace en los periódicos del norte una propaganda subversiva, en la que francamente se incita a la revolución, y se anuncia el alzamiento. Que en los mismos periódicos, y en otros de Madrid y en hojas clandestinas, se injuria gravemente a los ministros, singularmente al de la Guerra. Que esto crea un estado de alarma e inquietud, aumentado por los rumores alarmantes, y se da una impresión de debilidad e indefensión, muy perjudicial. Les digo que hay que comenzar suprimiendo todos los periódicos derechistas del norte, y quizá los de Madrid, como La Nación y La Correspondencia Militar. Maura cree que podría presentarse a las Cortes una "ley de Defensa de la República" (sigue con el tópico), en la que podrían incluirse prevenciones contra la prensa. Le contesto que eso no sirve para nada.

Estos planes contra la libertad de prensa (llamada entonces "de imprenta") los aplicaba un Gobierno que, como aparece en su decreto de 20 de abril de 1931, consideraba al régimen derrocado "una tiranía".

En octubre del mismo año el nuevo Gobierno, presidido ya por Azaña, remitió a las Cortes Constituyentes que estaban elaborando la Constitución un proyecto de ley de defensa de la República que permitió al Gobierno ejecutar al año siguiente el mayor cierre de periódicos realizado en España.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios