Menú

Carmena no tiene 'colocaos'; tiene dinamizadores

Si algo caracteriza al Gobierno de Manuela Carmena es que la capacidad que le falta para gestionar la ciudad le sobra para encontrar formas de colocar a gente.

Percival Manglano
0
EFE

Si algo caracteriza al Gobierno de Manuela Carmena es que la capacidad que le falta para gestionar la ciudad –y, en particular, para limpiarla– le sobra para encontrar formas de colocar a gente.

En los últimos meses, nos hemos encontrado con una multiplicidad de contratos que demuestran que Carmena está contratando a –me atrevo a decir– cientos de personas que, conforme nos acerquemos a las elecciones de 2019, revelarán su verdadera cara: la de agentes electorales. Como tantas otras iniciativas motivadas por su interés electoral, la izquierda ha buscado camuflar esta contratación masiva con el uso de un concepto eufemístico que da una imagen positiva.

Pero, como diría Jack el Destripador, vayamos por partes.

Fijémonos primero en los colocaos clásicos, el personal eventual. A fecha de hoy, el Gobierno de Carmena –el de la nueva política– tiene 114 asesores. Se llega a esta cifra tras una segunda ronda de colocaos realizada a finales de 2016, en función de la cual las Juntas de Distrito cuentan ahora con dos asesores cada una. En el colmo del cinismo, el Gobierno municipal anunció que se contrataba a estos asesores para asegurar la descentralización de competencias municipales hacia los distritos; a fecha de hoy, la descentralización ni está ni se le espera, pero los asesores ahí están. Los 114 asesores contratados a dedo cuestan unos 6 millones de euros al año.

Pero claro, el problema de Carmena es que, por ley, el número de asesores está limitado al 0,7% de la plantilla municipal. Entonces, ¿qué hacer? ¿Cómo seguir colocando a gente evitando este límite?

Aquí es donde cobra sentido el concepto estrella desarrollado por Carmena y los suyos: la dinamización. Nadie sabe muy bien qué es dinamizar. Pero suena bien. Y, al amparo de este verbo, Carmena ha encontrado la excusa perfecta para licitar una multiplicidad de contratos cuya razón de ser básica es contratar a gente.

Existen dos tipos de contratos, los mayores y los menores.

Entre los mayores destaca el contrato de dinamización de los Foros Locales. Los Foros Locales son un esperpéntico invento de Carmena (ver aquí) que se supone están para promover la participación vecinal. A su amparo, Carmena licitó un contrato, adjudicado por 382.000 euros, por el cual se contrató a 22 personas: un coordinador y 21 dinamizadores (uno por distrito). Su labor es dinamizar dichos foros.

En el colmo de las casualidades, la dinamizadora del Foro Local del distrito de Barajas fue candidata en las primarias de Ahora Madrid, el partido de Carmena (ver aquí). Cuando le señalé este hecho a la portavoz Rita Maestre en un reciente debate en el Pleno municipal, se quedó, literalmente, sin palabras (ver aquí).

Carmena ha otorgado muchos más contratos de dinamización, por ejemplo, en los distritos de Centro, Vicálvaro, Villaverde, Usera, Villa de Vallecas o Fuencarral, pero prefiero evitarle al lector la tortura de detallarlos uno a uno.

Luego están los contratos menores (los de menos de 18.000 euros, dados a dedo). Los contratos menores, en general, se han convertido con Carmena en una especialidad de la casa. Su número total pasó de 3.300 en 2015 a 5.600 en 2016.

Entre los contratos menores dedicados a la dinamización la estrella es, sin duda, el de dinamización de patios de colegios públicos en Chamberí. Gracias a él, se ha contratado a 15 dinamizadores para enseñar a los niños a jugar a las chapas y a las canicas. Sí, sí, han leído bien. Aquí encontrarán más detalles.

No es descartable que, vista la furia dinamizadora de Carmena y usando la baja natalidad española como excusa, los madrileños nos encontremos en breve con un dinamizador municipal colocao en nuestros dormitorios.

En todo caso, Carmena ha adjudicado ya 20 contratos mayores y menores de dinamización por un importe total de 1.500.000 euros. Y el número de colocaos (que sepamos) es de más de 120.

Para tener una imagen fiel del número de colocaos, habría que añadir a los agentes culturales que ya han contratado en algunos distritos (a razón de 44.000 euros cada uno) y los contratos menores que están dando a empresas afines como Gea 21 o Dinamia.

Es evidente, también, que, con el tiempo, Carmena y los suyos querrán que los colocaos pasen a formar parte permanente de la plantilla municipal. Esto lo podrán hacer por dos vías: a través de la subrogación de las personas trabajadoras y de las encomiendas de gestión.Ese es el verdadero objetivo: hacer fijos a sus colocaos.

Pero, entre tanto, los dinamizadores deberán probar su valía. Y el horizonte, en este sentido, es muy claro: las elecciones de 2019.

Percival Manglano es concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid 
pmanglano.com

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco