Menú
Zoé Valdés

'Bola negra'

En una cierta época, en Cuba, se decía que, cuando a alguien lo 'invisibilizaban' como suelen 'invisibilizar' los comunistas a sus opositores, le habían dado "bola negra".

En una cierta época, en Cuba, se decía que, cuando a alguien lo invisibilizaban como suelen invisibilizar los comunistas a sus opositores, le habían dado "bola negra". Invisibilizar no existe como verbo, es otra palabreja que le debemos al comunismo.

Luego de invisibilizar, en dependencia, viene lo otro, el crimen, el asesinato. Aunque ya invisibilizar es una forma de crimen, de asesinato social. Los castristas lo hicieron con varios escritores del exilio, y lo siguen haciendo. Lo intentaron hacer con Guillermo Cabrera Infante, pero Guillermo era, como él mismo decía en broma, "un reaccionario de izquierdas", con muchos amigos bien colocados en la izquierda, y de ahí que no lo lograran borrar enteramente. Lo hicieron con Reinaldo Arenas, y a Reinaldo de cierta manera esa invisibilización lo condujo al suicidio; en su carta de despedida acusa a Fidel Castro directamente, y esa carta ya lo dejó más que claro. Lo han hecho con muchos escritores que no han querido dejarse enredar con la madeja de la tibieza frente a las críticas de un régimen totalitario tan insoportable y criminal como cualquier régimen totalitario, fascista y comunista. Pero eso tiene sus costos, el silenciamiento y borrado es el mayor de ellos.

Por invisibilizar, invisibilizaron a Oswaldo Payá Sardiñas, líder del Movimiento Cristiano Liberación, hasta su asesinato, junto al joven miembro del MCL Harold Cepero. A la invisibilización de Payá y del MCL contribuyeron los blogueros surgidos en el 2007, a la cabeza la socialcomunista predilecta del Grupo Prisa, Yoani Sánchez, su marido Reynaldo Escobar, el grupito de su entorno, Manuel Cuesta Morúa, y todos los que han llegado a última hora, como Yunior García Aguilera, el nuevo Guaidó cubano, y Carolina Barrero, la estrellita naciente. Tania Bruguera apareció desde entonces, desde su residencia en Estados Unidos, entraba y salía de Cuba como le daba la gana.

A Oswaldo, con quien se podía ser crítica, yo lo fui, no sólo lo invisibilizaron antes de su muerte, sino que siguen haciéndolo después de su muerte, y hasta invisibilizan al movimiento y al legado que él creo y dejó. Su hija, Rosa María Payá, desgraciadamente ha sido la mayor contribuyente a la invisibilización de su legado, traicionando al MCL y creando Cuba Decide, apropiándose de cuanto proyecto fundó su padre y de cuanto proyecto todavía lleva en hombros el invisibilizado MCL, con su líder Eduardo Cardet, que fue encarcelado en Cuba tres años. Como ha sabido apropiarse, recientemente, del proyecto de su padre El Camino del Pueblo y hacerlo suyo sin mencionar siquiera la procedencia. Rosa María es un caso patológico, pues aspira a ser aceptada por el mismo grupo que durante años despreció y hasta odió a su padre, dentro y fuera de Cuba.

Por invisibilizar, lo hacen también con Yandier García Labrada, preso político desde el 6 de octubre del 2020, condenado a cinco años de cárcel por protestar en la calle pacíficamente, en una cola, antes del 11 y 12 de julio del 2021, cuando gran parte del pueblo cubano se lanzó a las calles. Yandier no ha sido todavía elegido por Amnistía Internacional como preso de conciencia, mientras que estos adtijtas del Movimiento San Isidro sí, por el mero hecho de ser artistas, según declaró una de las representantes de Amnistía Internacional, Erika Guevara: que Yandier no aplicaba porque no era artista. No, gracias a Dios no lo es, gracias a Dios Yandier es un campesino cubano. Y lo que sí le puedo asegurar a Erika Guevara y a Amnistía Internacional es que en Cuba todavía en número los campesinos cuentan y sobrepasan a que los artistas, en opositores también. Pocos artistas tienen la trayectoria de Yandier García Labrada y de su familia natural y política.

Bien, a mí llevan décadas tratando de invisibilizarme. Me hicieron la guerra de múltiples maneras, primero atacaron duramente mi trabajo de escritora, inclusive desde las páginas de Cuba Encuentro, Diario de Cuba y otros medios supuestamente opositores al castrismo desde el exilio. No hacía falta que el periódico Granma lo hiciera, aunque también cuento con ese honor, además encargaron de eso a los envidiosos de toda la vida, sin obra y sin siquiera beneficio como no sea el de hacer daño; o sea, de gratis. Llegaron a acusarme de plagio zafia e injustamente, ahí donde luego se comprobó que no lo hubo, pero ningún periódico de los que hicieron escándalo de la falsa noticia con ello rectificó el error, ni siquiera me entrevistaron, y mucho menos pidieron disculpas. Después me atacaron y me siguen atacando como mujer a través de mi vida privada y de mi obra como novelista y poeta.

Enseguida vino la invisibilización más brutal que haya padecido un escritor cubano en los últimos tiempos: mis libros dejaron de publicarse en las editoriales que antes lo hacían, pese al mucho dinero que esas mismas editoriales ganaron con mis libros. Desaparecieron mis libros de los estantes de ciertas librerías, como he podido comprobar en Buenos Aires, ciudad en la que me encuentro ahora de pasada, por motivos únicamente ligados con la libertad de Cuba. En El Ateneo, librería que aprecio como cualquiera que aprecie el buen gusto y la literatura, no hay un solo libro mío, tampoco de Guillermo Cabrera Infante (Premio Cervantes), cuando preguntas a una de las libreras se ufana diciendo que no, que no hay nada. Consulté a otro librero y este encontró en un estante, debajo, como escondidos, dos libros de bolsillo de Reinaldo Arenas. Reinaldo, sin embargo, está publicado por Editores Argentinos, que ha hecho un trabajo excepcional con su obra, el cual que hay que agradecer. Pero algo pasa seguramente con la distribución y las ideologías, alguna relación existirá. ¿Bola negra? No podría asegurarlo, pero se parece bastante a lo ya vivido en Cuba.

He pedido ser recibida por políticos en este país, para entregar lo que sería el Nunca Más cubano en honor a Ernesto Sábato, a quien conocí y entrevisté hace años, en 1995. Nunca Más es el informe de los desmanes de la dictadura militar argentina, pero en este caso es el informe de los desmanes de la tiranía castrocomunista de la isla; nadie hasta ahora (regreso a Francia el domingo) ha respondido, pese a que alguna esperanza se me había dado. ¿Bola negra también aquí, y de parte de políticos decentes? ¿Hasta dónde pueden serlo los políticos? Probable.

Al parecer en Buenos Aires, como en Estados Unidos, como en el resto del mundo, como también en Francia, sólo pretenden de parte de los cubanos oposición rosa, rojita, o sea más socialcomunismo para el futuro, al que definen de "buenito", si es que pudiese existir. Cuba no les importa en lo más mínimo, y los que no entramos por el aro, mejor borrarlos de cuajo.

Una de las líderes de esa oposición rojita, Tania Bruguera, fue inclusive recibida por la alcaldía de París junto a un grupo de socialcomunistas cubanos, entre ellos la nueva figura de la oposición de Raúl Castro, fabricada por él, Carolina Barrero, quien al igual que Bruguera, su ideóloga, pide el levantamiento del embargo norteamericano al régimen, y también afirma que la tiranía cubana no es socialcomunista, sino que es capitalista liberal. Vean este vídeo.

¿Saben lo difícil que es que reciba la alcaldía de París a los cubanos sin vivir en esta ciudad? Yo lo sé, porque lo he vivido, aun cuando llevo 32 años exiliada en París y poseo la mayor condecoración de la alcaldía de París, la Grande Médaille Vermeil por mi lucha por los DDHH, no sólo en Cuba, en el mundo, recibida de manos del alcalde Bertrand Delanoë.

Tania Bruguera, por cierto, también fue recibida recién por el presidente alemán. ¿Cómo llega esta señora nada más y nada menos al presidente alemán? ¿Los Rockefeller, George Soros? Además, ¿qué le habrá pedido? ¿Para ella o para Cuba? ¿Más socialcomunismo para Cuba después de 63 años de socialcomunismo tiránico y sangriento? Se lo he preguntado públicamente, pero ella como Yoani, como todas estrellangas de la oposición a lo Félix Dzerkinsky en épocas de Vladimir Lenin, jamás responde. Todas estas figuras se instalan o las instalan de inmediato en el pedestal que sólo correspondería a Cuba y a su libertad. Cuánto famosillo fabricado a costa del dolor cubano.

El hecho es que cuando soy públicamente crítica con esta gente, e incluso cuando escribo por privado a las autoridades concernidas, me acusan públicamente de ser del G2 y de no querer la libertad para Cuba, y me tumban mis redes sociales. Acusarme de la CIA y del G2 es ya habitual. Así lo ha hecho Genéviève Garrigos, de la alcaldía de París, una de las personas que, cuando yo trabajaba con Amnistía Internacional, estuvo conmigo (así se lo demostré públicamente por fotos) en varias de las actividades que organicé con la alcaldía por la libertad de Cuba, el homenaje a las Damas de Blanco, y la libertad de todos los presos políticos.

Le ronca el tubo que yo tenga que aguantar a estas alturas que alguien como esta señora salga desde su suntuoso despacho en defensa de la Bruguera, que cuando yo estaba ya luchando por mi país andaba ella dándose sillón en la residencia familiar en La Habana, a la sombra de su padre, el creador de la Agencia de Inteligencia castrista, una de las más potentes y asesinas mundialmente, y cuando no organizaba revueltas antisistema en Wall Street, en Nueva York. Una tipeja que puso, según ella, como condición su salida hacia un puesto de profesora en Harvard a cambio de la libertad de todos los presos políticos. Sigue ganando su sueldazo en Harvard, pero de los presos políticos sólo se acuerda para hacer su eterno performance, el de creerse que será la próxima presidente de Cuba.

Pero así estamos, y aunque así estemos yo no me resigno ni me rendiré nunca a que en una Cuba futura lo único que nos espere sea el socialcomunismo como alternativa elemental y sin derecho a la elección, impuesta por otros que en nada les concierne y más bien les molesta nuestra verdadera independencia y libertad. En ello me ha ido mi carrera como escritora y artista; en ello me va la vida.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador