Menú

El republicano y la princesa del pueblo, los más odiados de España

Ni princesas del pueblo, ni independentistas: España, mayoritariamente, no soporta más los excesos verborreicos de Carod Rovira ni de Belén Esteban, a los que señalan como los personajes más odiados del país. Pajín, Aído, Laporta y Zapatero les siguen en el ránking.

LIBERTAD DIGITAL
0
Ni princesas del pueblo, ni independentistas: España, mayoritariamente, no soporta más los excesos verborreicos de Carod Rovira ni de Belén Esteban, a los que señalan como los personajes más odiados del país. Pajín, Aído, Laporta y Zapatero les siguen en el ránking.
Belén Esteban y Carod Rovira

¿Qué personaje concita más odio entre los españoles? ¿A quién, si pudieran, borrarían de un plumazo de la vida pública del país? El dictamen que publica este domingo el Magazine de El Mundo no deja lugar a dudas: Los más odiados del país son Carod Rovira y Belén Esteban.

No nos engañemos, la singular pareja ha hecho méritos más que suficientes para ello. Como desgrana Rafa Rodríguez en el suplemento dominical, los bochornosos espectáculos del líder de ERC son "imperdonables para una nación que, aún atomizada, se echa en masa a la calle a celebrar los títulos de su Selección de fútbol, mientras tienen que aguantar que algunos otros, intenten dejarla fuera de juego (ya saben, la Copa del Mundo la ganó el Barça". Aunque ahora Carod Rovira espacie más sus afrentas al sentido común, imágenes como las del programa Tengo una pregunta para usted - yo me llamo Joseph-Lluís, aquí y en la china popular y en la otra- han creado una antipatía y desprecio hacia el político catalán, difícilmente superable.

Que Belén Esteban alcance el segundo puesto en el la lista negra de los españoles, despunta un destello de optimismo: "Cuando ya creíamos que España era un alucinado Sálvame delux 24 horas llega este sondeo popular y, al grito mudo de ¡Abajo la Esteban! nos dice que no, que aún hay esperanza" dice Rafa Rodríguez. Vaya si la hay.

Por mucho que Telecinco despliegue cansinamente esa imagen de la de San Blas como la princesa del pueblo, una mujer luchadora y madre coraje, cercana a la gente....y "musa del pueblo llano y de la legión televidente", la gente dice "Basta" a tanta barrabasada. Los españoles se han hartado de tanta jeta y tanto rostro mal encarado, de una vida televisada hasta la náusea. El orgullo con el que Belén Esteban exhibe su ignorancia ha acabado por estomagar a la sociedad, que ya no ha aguantado más que presuma continuamente de ser inculta u ordinaria y haya tratado de convertirlo en algo políticamente correcto.

Pero el ranking continúa igual de revelador. Tras la princesa del pueblo, los españoles sitúan en el tercer lugar a Leire Pajín, secretaria de organización del PSOE. Parece que el entusiasmo y la vehemencia con el que pronuncia esos discursos de progreta de nuevo cuño, son inversamente proporcionales a la simpatía que despierta entre una sociedad que la escucha entre suspiros. Los españoles no han pasado por alto sus grandilocuencias vacías de contenido (Estén atentos al próximo acontecimiento planetario) ni las maniobras políticas de su madre en el Ayuntamiento de Benidorm, y le asestan un nada honroso tercer puesto entre los más odiados.

Mientras toda España se rinde ante los triunfos deportivos del Fútbol Club Barcelona, no ocurre igual con el que fuera su presidente Joan Laporta, al que sitúan como el cuarto más odiado del país. Ni las Copas, ni las Ligas ni las Champions alcanzadas bajo su mandato le salvan de la quema: sus excesos independentistas, su actitud chulesca y exhibir maneras que le sitúan por encima del bien y del mal le han condenado.

En quinto lugar, el más odiado es José Luis Rodríguez Zapatero. Su legislatura y media al frente de la presidencia del Gobierno ha dejado para la posteridad imágenes, frases y gestos que superan lo sanamente soportable.

Su ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ocupa el cuarto puesto. La miembra más joven del Gobierno no cuenta con adeptos suficientes para escaparse de la antipatía generalizada. Los tropiezos verbales, y la ineficacia de su ministerio le han granjeado enconadas críticas, y este puesto en el que se estrena.

Los últimos puestos del Top-Ten de los más odiados, son para 4 personajes televisivos, que por este orden son: Isabel Pantoja (la viuda de España), Jorge Javier Vázquez (ni con un Ondas se perdona el circo que dirige en Sálvame), María José Campanario (síntoma de la alergia al postureo y las exclusivas cobradas) y Jordi González (esa larga lista de programas- basura no podía reportar nada bueno).

La otra cara: los más queridos

Pero no todo va a ser deprecio y trogloditismo televisivo. La encuesta de El Mundo también desvela quienes son los personajes por los que los españoles tienen más respeto y cariño. La primera nota, es sintomática: ni uno solo de ellos pertenece a la clase político.

Segundo rasgo destacable: de diez personajes, 6 son deportistas, 3 son miembros de la Familia Real y uno de ellos es periodista. Encabezando el ranking, encontramos a la encarnación del "yerno ideal": Rafa Nadal. El tenista, sin pretenderlo, y con la naturalidad y la modestia por bandera, se ha granjeado el respeto y el apoyo de la sociedad. La adoración despertada es solo comparable al mérito de sus logros profesionales.

El guardameta de la Selección se alza con el segundo puesto de los más queridos. Iker Casillas, con sus gestas deportivas y la naturalidad de chico de Móstoles se ha ganado un hueco destacado en el corazón de todos los españoles.

Tras ellos, por este orden, los más queridos de España son: Pau Gasol, Andrés Iniesta, David Villa, la Reina Sofía, Vicente del bosque, el Rey Don Juan Carlos, Matías Prats y Don Felipe De Borbón. No deja de ser llamativo que en este país proclamadamente juancarlista, la Reina Sofía sea aún más querida que el Rey.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios