Menú

Cincuenta padres de un instituto de El Puerto de Santa María objetan a EpC

La Asociación de Padres y Madres de Alumnos del Instituto de Educación  Secundaria  "Javier  de  Uriarte" de El Puerto de Santa María aprobó por unanimidad un escrito enviado al centro en el que piden que se respete su derecho a la objeción de conciencia frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía. De momento ya son cincuenta padres, pero se espera que el número aumente sensiblemente cuando se abra el plazo de matrícula en agosto.

0
La Asociación de Padres y Madres de Alumnos del Instituto de Educación  Secundaria  "Javier  de  Uriarte" de El Puerto de Santa María aprobó por unanimidad un escrito enviado al centro en el que piden que se respete su derecho a la objeción de conciencia frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía. De momento ya son cincuenta padres, pero se espera que el número aumente sensiblemente cuando se abra el plazo de matrícula en agosto.
"
(Libertad Digital) La oposición de la sociedad civil a la asignatura de adoctrinamiento ideológico que el Gobierno socialista va a imponer en todos los centros educativos a partir del próximo curso es cada vez mayor.
 
Además de las numerosísimas solicitudes de objeción de conciencia que se han presentado de forma individual, este jueves ha transcendido la primera solicitud en bloque de nada menos que cincuentas padres del Instituto de Educación  Secundaria  "Javier  de  Uriarte" de El Puerto de Santa María.
 
La Asamblea de la Asociación de Padres y Madres de Alumnos de este centro ha aprobado por unanimidad mandar un escrito a la Dirección del Colegio en  el  que  se  exponen las razones por las que los padres del Instituto se oponen a la asignatura Educación para la Ciudadanía en los términos previstos en el decreto de enseñanzas mínimas del Ministerio de Educación. 
 
Los padres solicitan, además, que se respete el derecho a la objeción de conciencia de los padres ofreciendo a los alumnos una actividad alternativa y evitando ningún tipo de represalias hacia los alumnos. La Asociación de Padres y Madres de Alumnos presentó en  la  secretaría del Instituto cincuenta  formularios de  objeción  de  conciencia.  Los padres esperan que, una  vez  abierto  el  plazo de matrícula,  a principios de Agosto, este número se incremente significativamente por la creciente preocupación ante la implantación del adoctrinamiento estatal en los colegios.
 
En el escrito enviado a la dirección del colegio, los padres del instituto portuense argumentan que las materias incluidas en Educación para la Ciudadanía "no son neutrales, y únicamente buscan la ideologización del alumnado, lo que atenta rotundamente contra la libertad de pensamiento y de conciencia". En este sentido subrayan que "buena parte de sus contenidos no respeten la libertad ideológica y religiosa amparadas por el Artículo 16 de la Constitución Española, y son contrarios a gran parte de los valores a los que no renunciamos y en los que deseamos educar a nuestros hijos". También recuerdan que es "su responsabilidad como padres, elegir la formación moral de nuestros hijos".
 
Entre los aspectos concretos que critican de la asignatura, señalan que "la propuesta de las autoridades educativas, olvida la existencia de una antropología de fondo, sin la cual, o se puede hablar de conceptos como “capacidades emocionales” o “ sentido crítico". Asimismo consideran que "la educación afectivo-emocional centra la constitución de la persona ligada a las diferentes orientaciones sexuales, afirmando que únicamente depende de la libre elección de cada uno, y que han de ser aceptadas por todos".
 
También critican que "renuncia a la identidad de la persona – varón o mujer­–, suplantándola por el género, hasta el punto que constituye uno de los criterios con los que se evaluará al alumnado y, en definitiva, a su conciencia moral". Los padres indican que la asignatura olvida valores como "la responsabilidad, la justicia, la inteligencia, la voluntad, los argumentos, la razón y las razones, valor trabajo". Tampoco se recogen los valores de "la honradez, la honestidad, la verdad y la sinceridad en el ejercicio de las funciones públicas". Además critican que de los contenidos viene a expresar que "algunos conceptos universales como persona o familia, han de ser definidos por la legalidad vigente".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios