Menú

Cizaña de El País contra Tomás Gómez y las cuatro líneas de Público sobre Melilla

Los temas estrella de la actualidad de este verano, las luchas intestinas en el seno del PSM y el conflicto en Melilla, dejan espacio este lunes a José Blanco y su amenaza de nuevos impuestos. Mientras Prisa se ensaña, sutil, con Tomás Gómez, Público se olvida de Marruecos y el estrecho.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Tras el anuncio del ministro de Fomento, que gusta de los vaticinios económicos veraniegos, los diarios de este lunes se lanzan a hacer cábalas sobre cuáles serán las tasas que tocará el Ejecutivo para tratar de reducir el déficit. La opinión es casi unánime: el Ejecutivo se inclinará por modificar el IRPF. Así lo sentencian periódicos como ABC, El País o La Gaceta. El Mundo, que se inclina por las tasas a los transportistas, lamenta en el editorial que se vaya a dar una nueva "subida de impuestos improvisada". En el artículo, habla de deja vù con José Blanco, que ya el año pasado ejerció de "pitoniso" al avanzar la subida del IVA. El diario afirma que es "imposible deslindar el anuncio de la peripecia que ha sufrido su ambicioso plan de infraestructuras", en alusión a los recortes en Fomento. Para La Razón, mientras, las intenciones del Gobierno suponen un "nuevo golpe" a los ciudadanos.

Además de este susto económico, anunciado en 15 de agosto, los diarios siguen hablando de la política local madrileña, que tan jugosos titulares ha dado en las últimas semanas. Alberto Ruiz Gallardón se cuela en el fragor de la batalla del PSM con su confirmación de que será el candidato a la alcaldía por el PP. ABC ilustra la noticia con la imagen del alcalde comiendo caracoles y disfrutando plácidamente de una caña en las fiestas de la Paloma. El Mundo, mientras, se hace eco de las protestas de los bomberos contra el primer edil, que sufrió para alcanzar la barra del bar. Al menos en el diario de Vocento le queda el consuelo de los elogios de Juan Manuel de Prada. Entre críticas a los "mediocres" Lissavetzky y Trinidad Jiménez, sentencia el columnista que si el alcalde "no ha triunfado más en política es por no haber encontrado acomodo" en esa "jauja de los mediocres".

En El País, sin embargo, el protagonista sigue siendo Tomás Gómez. El diario afirma que Gómez se reunió días antes de hablar con Zapatero con José Blanco, que esgrimió ante él la famosa encuesta que hizo, dicen, al presidente decantarse por Trinidad Jiménez. La noticia se hace eco de la "enemistad" entre ambos políticos y explica que, como es sabido, Blanco no logró convencerle. Tras destacar en la noticia que han tenido conocimiento del encuentro secreto por varias fuentes, recogen la versión de Gómez, a través de su entorno, de que ningún dirigente socialista le ha enseñado encuesta alguna. En Público se muestran algo más complacientes con el secretario general del PSM, a quien le apoyan, cuentan, el 57 por ciento del Comité regional. La crisis en el partido es objeto de debate para la mayoría de sus columnistas. Pero siempre, siempre, hay hueco para atacar al PP aunque el tema sea este. Según el subdirector, Manuel Rico, quien está quedando en ridículo en todo este asunto es... Esteban González Pons. Le otorga el título del "político de Europa Occidental que es capaz de expresar más ideas disparatadas en menos tiempo".

En El Mundo, Lucía Méndez habla del desaparecido Mariano Rajoy. Dice la periodista que el líder del PP está pasando las mejores vacaciones de sus últimos tiempos. La consigna de Rajoy sobre la crisis del PSOE en Madrid es, cuenta, "nosotros calladitos, que ya se cocerán ellos". La misma que él mismo está siguiendo sobre otros asuntos, a juzgar por sus silencios. La periodista recuerda que, al pasar estas semanas en Galicia, podría haberse acercado a dar el pésame a las familias de las dos personas fallecidas en los incendios.

El otro tema del día es Melilla en el comienzo de una semana que se prevé muy movida. El Mundo, basándose en declaraciones de sindicatos policiales, dice que la tierra de nadie en torno a la frontera se está convirtiendo en la base de operaciones de los activistas. Y todos los diarios publican la última provocadora pancarta de Marruecos contra las agentes españolas, aunque con distintos enfoques. Público esconde la imagen en la esquina de una página interior y despacha la noticia con cuatro líneas -"Activistas marroquíes colocaron otro fotomontaje contra policías españoles en la frontera con Melilla. Para esta semana están anunciados nuevos bloqueos del tráfico comercial en los pasos fronterizos"- bajo un escueto titular.

Y en El País, mientras, hablan de algunas propuestas del Ejecutivo y el PSOE para los próximos meses que darán que hablar. Mientras los socialistas buscan castigar por ley a los parados que rechacen cursos de formación, el diario de Prisa lleva a toda página las intenciones del Gobierno de legislar el "derecho a saber" de los ciudadanos. Se refieren a las administraciones públicas y a la obligatoriedad que se les impondrá de responder a quien solicite información. De fondo, claro, la trama Gürtel.

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios