Menú

De la Cataluña hortera de Sostres a la "plenitudoa nazionarra" de Ussía

Variedad es, sin duda, la palabra que define la prensa de este miércoles, en la que cada uno hace de su portada un sayo y ni siquiera Otegi acapara portadas, lo que por otra parte es lógico. En unos días de actualidad más bien famélica lo mejor vuelven a ser los análisis.

0

Y, por supuesto, también la buena noticia que nos trae El Mundo sobre la investigación del 11-M y de las responsabilidades de los que cada vez parece más claro que tuvieron un comportamiento más allá de la ineptitud profesional: el fiscal no quiere que se archive el caso contra Sánchez Manzano y el cerco al que fue responsable de los Tedax se cierra un poco más.

También en El Mundo encontramos uno de los artículos del día, el de Salvador Sostres, que con ese ánimo provocador suyo titula "La Cataluña hortera". Anda el catalán indignadísimo y decepcionadísimo por los primeros pasos de Mas y, especialmente, con el nombramiento de Mascarell: "¿De verdad que durante los siete años que Mas se ha pasado esperando este momento ha sido incapaz de encontrar a nadie mejor que Mascarell?".

Así las cosas, "todo subraya la horterada, que con Mas continua siendo la principal característica de Cataluña".

El otro artículo glorioso del día es también sobre Mas, pero lo firma Ussia en La Razón y más que por la provocación se decide por el humor, aunque no exento de mala leche. Dice el escritor que a la vista de la promesa de la "plenitud nacional" de Mas, se va a sustituir la palabra independencia por este nuevo término que "se va a poner de moda", y nos adelanta las primeras consecuencias: "Ya están cambiando las pancartas para la próxima manifestación batasuna. ‘Plenitudoa nazionarra’. No se dice así, pero sale cachondo", concluye.

En la página de al lado un genial chiste de Montoro: una vidente mira la bola de cristal y le anuncia a Rajoy que "el próximo presidente del Gobierno tiene barba y antes habrá sido ministro del Interior", dice. La respuesta del popular, muy propia: "Concrete un poco más, señora, que parece usted Zapatero...". Es lo que tiene la bola de cristal y si no, que se lo pregunten a Arriola.

En La Gaceta abren con un espinoso asunto en el que podía verse con problemas Paco Vázquez, embajador ante la Santa Sede, que está siendo investigado por una fenomenal recalificación de terrenos en La Coruña de la que era alcalde. Los beneficiados, sus cuñados; el resultado, el mayor centro comercial de España, aun en construcción.

También llama la atención poderosamente la pequeña entrevista con la que se completa la información sobre Otegi, nada más y nada menos que con Rafael Vera, citado como "ex secretario de Estado para la Seguridad y experto en la lucha antiterrorista" ¿No se nos olvida parte de su CV? Hagamos memoria juntos: GAL, fondos reservados, Segundo Marey, la ferretería millonaria... ¿A que ya nos vamos acordando?

En El País, que ya no sé si llamarlo Wikipaís o Rubalpaís, encontramos otro análisis sesudo para recordarnos que Rubalcaba es EL elegido, en esta ocasión de Javier Pradera, uno de los gurús de la cosa que lo da prácticamente por hecho. Pocas páginas más allá un críptico El Roto probablemente apunta en la misma dirección en su viñeta: se ve un barco en mitad de las olas y nos dicen que "durante el naufragio el capitán se mantuvo en su puesto, pero los pasajeros se abalanzaron sobre él y le arrojaron por la borda". ¿Aviso a ZPnavegantes?

Pero lo más sorprendente del día es el espléndido que firma Juan B. Culla i Clarà y que defiende... ¡a los judíos! El profesor de la UAB hace una excelente reflexión en la que valora la extraordinaria aportación de una minoría como el pueblo hebreo, "tan sólo un 0,2% de la humanidad", que no deja de descollar en todos los órdenes del saber y el arte, toda una "conspiración de talento" como bien destaca en el título.

Público, en cambio, nos demuestra que hasta en el sectarismo izquierdista hay clases y publica una entrevista con un sujeto, un tal Jean Ziegeler, que es miembro del Comité Consultivo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (un cargo que ya asusta) y dice lindezas como que hay que hacer "una revolución para acabar con el orden caníbal del mundo". Y es que la culpa de todos los males la tiene el capitalismo y, como no, "el lobby sionista", que tienen al pobre Obama acojonado, con perdón.

Por cierto, las preguntas de traca, verbigracia: "En otros términos, Morales se merecía más el Nobel de la Paz que Obama", dice el periodista que a este paso también le pide a Evo el premio al fair play en el fútbol.

Para terminar, no dejen de leer la páginas de internacional de ABC que dedican dos noticias extensas a un tema que parece que por fin aparece en la prensa: la persecución a los cristianos. En este caso habla de los iraquíes que han tenido que exiliarse en Jordania y de las matanzas en Nigeria. Para salir corriendo.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios