Menú

El 44% de los ciudadanos de EEUU no se creen la teoría del calentamiento de Al Gore

El área de influencia de Al Gore puede estar aumentando en Washington, pero el ex vicepresidente de EEUU está perdiendo la batalla ideológica que pretende imponer a la sociedad: que los humanos son los responsables del supuesto calentamiento global. El 44% de los ciudadanos no le cree.

El área de influencia de Al Gore puede estar aumentando en Washington, pero el ex vicepresidente de EEUU está perdiendo la batalla ideológica que pretende imponer a la sociedad: que los humanos son los responsables del supuesto calentamiento global. El 44% de los ciudadanos no le cree.

 LD (L. Ramírez) De esta forma, sólo un 41% de los votantes norteamericanos apoya la tesis de Gore, una cantidad pequeña si se pone en relación con los miles de millones gastados (con documental y Premio Nobel incluido) para imponer en la conciencia colectiva una creencia que ni siquiera algunos miembros del IPCC (el Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático) comparten.

Los datos corresponden a un informe elaborado por la consultora internacional Rasmussen, que reflejan que un 7% de los encuestados “atribuye el calentamiento global a alguna otra razón”, mientras que un 9% dice no “estar seguro” de la causa que origina el supuesto incremento de las temperaturas en los últimos años.

Si se separan los resultados del informe por color político del encuestado, el 59% de los votantes demócratas culpan a los seres humanos del presunto calentamiento global, frente al 21% de los republicanos. Dos tercios de los simpatizantes del Gran Old Party (GOP) afirma que la causa se encuentra en la tendencia de los ciclos climáticos del planeta, en comparación con el 23% de los demócratas.

Gore y un grupo de científicos, principalmente agrupados en el IPCC, argumentan que el uso de combustibles fósiles y otras actividades humanas “generan un calentamiento global”, pero otros especialistas no están de acuerdo y atribuyen a los cambios cíclicos naturales la modificación de las temperaturas en el mundo.

Pero Gore no es el único político que defiende esta teoría. El flamante nuevo presidente de EEUU, Barack Obama ha mostrado su “preocupación” porque “el planeta se está calentando debido a nuestra excesiva dependencia del petróleo. Obama defiende reducir las emisiones de CO2 a través del desarrollo de fuentes de energía alternativas y su nominación de Stepehen Chu como secretario de Energía así lo constata, según recuerda el informe de Rasmussen.


Temas

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro