Menú

Los bomberos de Madrid: "Estamos en manos de unos temerarios"

Los bomberos de Madrid harán huelga por primera vez para pedir más medios para realizar su labor. El enfado con Gallardón y su gestión es monumental.

0
Los bomberos de Madrid harán huelga por primera vez para pedir más medios para realizar su labor. El enfado con Gallardón y su gestión es monumental.

Por primera vez en la historia la ciudad de Madrid vivirá un día de huelga de sus bomberos. Tras años de conflicto más o menos larvado y después de que el Ayuntamiento se haya negado a negociar durante 16 meses, el 24 de enero Gallardón se enfrentará a la huelga de un colectivo que nunca antes había llegado a una situación similar.

Nos reunimos con Juan González, responsable de Bomberos de la Sección Sindical de UGT para que nos aclare la posición de los bomberos en el conflicto y las razones que les han llevado a tomar esta inédita decisión.

Un largo conflicto

Tal y como nos cuenta Juan González, la fase más dura del conflicto empezó en noviembre de 2009, cuando se firmó un preacuerdo entre sindicatos y ayuntamiento sobre el colectivo de bomberos que, sin embargo, fue rechazado - "salió un no aplastante"- por los propios bomberos meses más tarde "porque tenía muchas carencias y por los sucesivos incumplimientos que siempre ha hecho esta corporación, por lo que los bomberos no se fiaron de un convenio que era todo promesas".

El Ayuntamiento dijo a los sindicatos que "la única forma de solucionar la situación era ir a los tribunales o esperar a 2012", fecha en la que termina la vigencia del acuerdo de 2009. Tras esto "la única alternativa es echar a la ciudadanía en contra del consistorio para obligarles a volver a negociar".

González nos cuenta además que en el convenio firmado sólo una de las seis categorías profesionales de bomberos se veía claramente beneficiada, lo que ha provocado conflictos y enfrentamientos en los propios parques: "Ha habido una serie de ataques contra el colectivo, provocaciones y han llegado incluso a los insultos".

Dejación total

Los "ataques" al colectivo se reflejan en aspectos muy importantes para los bomberos y que están en el núcleo de sus exigencias: "El mantenimiento de los parques es absolutamente precario", nos dice, añadiendo un dato que llama la atención: "Los vehículos tienen una media de más de 20 años en servicio" y ojo, que no se refiere a coches que no sean para servicios de urgencia: "Te hablo de vehículos con los que salimos a fuego, de los de primera intervención".

Otro ejemplo llamativo es el de las escalas de los camiones: "Somos 12 parques en Madrid y este verano sólo había seis escalas operativas". El problema surgió después de que la empresa encargada de su mantenimiento "diera de baja cuatro de tacada" porque "no estaban preparadas para funcionar".

Nuestro interlocutor nos habla con verdadera preocupación del estado de los vehículos con los que trabajan los bomberos de Madrid: "La ITV la pasan, pero los mecanismos que llevan, y que para nosotros son absolutamente imprescindibles, se estropean, y sin ellos no podemos funcionar: si la escala no estira no podemos llegar a hacer un rescate, si la bomba no da agua no podemos apagar un fuego...".

Una denuncia muy grave

Esta dejación municipal ha llegado hasta tal punto que no es que no se gaste el dinero porque el Ayuntamiento no tiene, que ciertamente las cuentas municipales no están para mucho, sino que, según los bomberos, ni siquiera se ha invertido una partida de 60 millones donada por la Asociación Empresarial de Seguros para el departamento de bomberos: "Hemos contrastado que se entregó ese dinero y el Ayuntamiento sólo ha justificado el gasto de 24".

Los grupos políticos de la oposición preguntaron en el pleno municipal por este dinero "y desde el ayuntamiento no han sabido contestar".

Parece ser que nadie tiene idea de a donde han ido los 36 millones que faltan: "No sabemos dónde ha ido el dinero, lo que sí sabemos es que a bomberos no ha sido. En vehículos, por ejemplo, sólo se han gastado 5 millones".

Falta de personal: seis años sin nuevos bomberos

Uno de los aspectos en los que más inciden en su denuncia los bomberos es la falta de personal que sufre el cuerpo, que se encuentra muy por debajo de los estándares que recomienda la Organización Internacional del Trabajo: "Aconsejan una cifra de 55 bomberos por cada 100.000 habitantes, en Madrid sólo tenemos 41".

Según Juan González el Ayuntamiento se escuda en que la cifra de la OIT es sólo una recomendación, pero así es imposible "prestar el servicio en las mejores condiciones". Si tenemos en cuenta que no se trata de un lujo sino de una faceta esencial de seguridad la conclusión está clara para los bomberos: "Estamos en manos de unos temerarios", nos dice.

La situación llega después de que desde 2004 no se hayan incorporado nuevos bomberos durante seis años, sólo a finales del pasado año 130 nuevos bomberos se han sumado a la plantilla, procedentes de las oposiciones de 2006 y 2007, convocadas conjuntamente y con retraso. En este periodo se han jubilado 280 bomberos, por lo que si sumamos las 50 plazas de conductores que también se han creado da un saldo total negativo de 100 bomberos. Y eso en unos años en los que la ciudad ha crecido en población y tiene varios nuevos grandes barrios como el ensanche de Vallecas, Las Tablas o Sanchinarro.

El Ayuntamiento se defiende aduciendo que ahora se han convocado 220 nuevas plazas, pero Juan González asegura que estos bomberos no llegarán a las calles hasta 2013 (tienen que superar un periodo de formación) y, además, "como se han sacado también 140 plazas de promoción interna" al final sólo habrá 80 bomberos más para enfrentarse a los incendios, una cifra claramente insuficiente dada la situación.

Mientras tanto la única "solución" que ha encontrado Gallardón "es reducir dotación: dónde íbamos ocho personas ahora vamos seis, donde iban cinco ahora van tres, y donde iban cuatro últimamente van dos, bombero y conductor". Si a esto le sumamos lo antigüedad de algunos equipos la situación no puede ser más alarmante: "En uno de los últimos incendios como sólo había dos personas no se podía montar la escala, que es muy antigua, así que uno de los que está atacando al fuego tuvo que dejarlo para montarla".

Juan González aclara que, de todas formas, los problemas técnicos y de personal no van a impedir que hagan su trabajo: "Jamás nos vamos a negar a dar un servicio de urgencia a los ciudadanos, jamás, pero las condiciones en las que lo hagamos no se las podemos garantizar, porque son tercermundistas".

Promesas incumplidas

Los bomberos destacan además la cantidad de compromisos y promesas que ha incumplido el Ayuntamiento: "La corporación de Ruiz Gallardón ha eludido un compromiso de Álvarez del Manzano que era el Parque 13, en Barajas, para el que ya estaban los terrenos concedidos".

Pero también ha faltado a su propia palabra: "Se comprometió a hacer parques periféricos para cubrir los nuevos barrios y dar un buen tiempo de respuesta, pero no ha llegado ninguno, de los tres a los que se había comprometido, ninguno".

En este punto González nos recuerda la importancia de la rapidez a la hora de atajar un incendio: "En cuatro minutos se propaga un incendio, y de una simple vela que se cae la temperatura llega a 800 grados".

"Jamás nos habrás oído pedir un duro"

Y es que los bomberos quieren dejar muy claro -nuestro interlocutor vuelve a ello una y otra vez-, que sus reivindicaciones no son económicas: "Jamás nos habrás oído pedir un duro, no queremos dinero, queremos condiciones, mejores medios y más personal".

Por el contrario, asegura que ha sido "la irresponsabilidad y la dejación" del Ayuntamiento la que ha hecho que "no hayamos tenido otra posibilidad" que la huelga, nos dice, recordando que "desde marzo de 2009 no hemos logrado que el consistorio se siente a negociar ni en una sola mesa, se cerraron en banda".

Del mismo modo, Juan González nos asegura que, cuando se decida qué servicios mínimos hay que hacer los bomberos los cumplirán. Y esto incluye por supuesto las salidas a los siniestros pero también otros aspectos menos conocidos, como las revisiones diarias de todo el equipamiento, en la que se emplean varias horas.

Más horas y menos dinero de lo que dice el Ayuntamiento

Nuestro interlocutor denuncia también las mentiras que el consistorio de Gallardón ha vertido sobre ellos, por ejemplo se les llama privilegiados porque, en teoría, sólo trabajan un día de cada tres, pero la realidad es que, como ese día de guardia es de 24 horas al final del año suman 1.552 horas de trabajo, mientras que otros funcionarios del ayuntamiento sólo trabajan 1.440.

Además, "tenemos que trabajar en festivos, por la noche, el día de Navidad..." y eso justifica que sus sueldos sean mayores que la media de los funcionarios, aunque no tan altos como se dice: "Tienes ahí mi nómina y la puedes ver, cobro 28.000 euros al año, nada que ver con los 40.000 que dicen que ganamos".

Visto este tipo de mentiras y la gestión que se hace, la crítica a la dirección no puede ser sino muy dura: "Esta dirección de bomberos, el señor Del Álamo, no quiere a los bomberos. No ha habido un director que haya hecho una gestión tan nefasta contra el colectivo de bomberos". Una crítica que llega incluso más allá: "Es un soberbio y un prepotente, no tenemos ninguna opción con esta persona". Lamentablemente, son rasgos que parecen más habituales de lo que sería deseable en el ayuntamiento de Gallardón.

Porque los propios representantes sindicales de los bomberos tienen, además, muy claro que no hay ningún problema ideológico: "A nivel político están los políticos, no nos interesa eso". De hecho nuestro interlocutor nos asegura que no hubo ningún problema con el anterior alcalde del PP, como tampoco lo hubo con los alcaldes de antes: "Llevo 24 años en el servicio y han pasado por el Ayuntamiento Tierno Galván, Barranco o Rodríguez Sahagún, y jamás ha habido una gestión tan nefasta como la que está haciendo Ruiz Gallardón".

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios