Menú

Gabilondo dice que en alguna radio "cada cosa que se dice viene cargada de dinamita"

El periodista de Cuatro Iñaki Gabilondo dijo este lunes que la "politización" de las cadenas de radio han creado crispación. Según Gabilondo, todos los medios "menos uno" han ido abandonando el "estigma de la politización", y puso como ejemplo la SER. Sin embargo dijo que hay otras radios en las que "cada cosa que se dice viene cargada de dinamita".

0
El periodista de Cuatro Iñaki Gabilondo dijo este lunes que la "politización" de las cadenas de radio han creado crispación. Según Gabilondo, todos los medios "menos uno" han ido abandonando el "estigma de la politización", y puso como ejemplo la SER. Sin embargo dijo que hay otras radios en las que "cada cosa que se dice viene cargada de dinamita".
"
L D (Agencias)  Gabilondo hizo estas reflexiones en el curso de verano "Información y opinión en la radio española. Tertulias políticas", dirigido por el también periodista Fermín Bocos. Gabilondo situó a Antonio Herrero como uno de los "promotores" de una forma de hacer radio que "genera crispación" y criticó que algunos locutores "alardean de cultos y cuando alguien les lleva la contraria es porque es tonto".
 

Iñaki Gabilondo lamentó que las tertulias radiofónicas se hayan convertido "en el altar mayor donde se oficia la misa de la polémica política", y que hayan propiciado que las emisoras queden "marcadas y etiquetadas" de una forma tal que, a su juicio, han perdido la credibilidad. Criticó además la "banalización y la frivolización" que de los temas de actualidad se hace en la mayoría de las tertulias radiofónicas, la "dramática y pegajosa" asociación que los ciudadanos hacen de los medios de comunicación con los partidos políticos.

Las dos asignaturas pendientes que ahora tiene la radio española, dijo, son la de recuperar la solvencia y la de recuperar "el calor y el afecto" que tuvieron hasta que llegó la política a sus programas. Repasó durante su intervención cómo se incorporaron las tertulias políticas a los programas de radio de la mano del periodista Luis del Olmo, y opinó que este formato se "enchufó" a los programas de la mañana como un producto nuevo "condenado a convertirse en espectáculo".

Según Gabilondo, la "insolvencia" de las tertulias radiofónicas se fue agravando por el hecho de que la actualidad informativa no coincide con la presencia de los tertulianos especialistas en cada materia, y advirtió contra la "frivolización y banalización" que de los temas hacen estas personas; "no hay nada que no pueda ser abordado por los tertulianos", dijo el presentador de Cuatro.

Defendió durante su conferencia la compatibilidad de una determinada afinidad ideológica con la independencia informativa, y denunció que algunos periodistas alardeen de mantener que ellos son los que mantienen la actitud independiente y acusen al resto de ser "los vendidos y los pesebristas" y de haber trazado una línea para tratar de separar a unos de otros.

Sin embargo, señaló que durante todos esos años compitiendo contra Del Olmo, nunca se señalaron el uno al otro como menos independiente "hasta que llegó un señor que decía que los demás eran unos pesebreros y unos vendidos". "En toda mi carrera en la SER, nunca me han llamado para decirme lo que tenía que decir. Nunca, cero veces, ni Jesús Polanco ni Juan Luis Cebrián", dijo en referencia al presidente y consejero delegado de Prisa. "Pero una persona se dedicó a trazar una raya en el suelo y decir que los que no piensan como él son el ejército del Partido Socialista, y que lo que se dice en la Ser es que dice Polanco. Pero a nadie se le ocurriría decir que lo que dice Jiménez Losantos es lo que opinan los obispos", repuso.

El periodista advirtió de que entre los ciudadanos puede cuajar la sensación de que todo lo que se dice desde un determinado medio de comunicación se dice con una determinada intención política y a instancias de un determinado partido, y opinó que la radio española "no se merece esta línea". Gabilondo subrayó la importancia de que los medios de comunicación se "emancipen" de las tutelas políticas para recuperar la credibilidad y estimó que la política podría haberse "humanizado" al incorporarse a la radio, y ocurrió sin embargo que "marcó" a toda la radio. Estableció por ello un paralelismo entre el desapego de la sociedad española hacia la política y el desapego de esa misma sociedad hacia la radio.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios