Menú

La crisis multiplica el número de españolas que optan por la prostitución

Según el suplemento Crónica de El Mundo, en un momento en que la crisis golpea fuerte y sin visos de desaparecer, muchas mujeres españolas, apremiadas por las deudas e impagos, optan a la desesperada por dedicarse al negocio del sexo de pago como posible vía de salida.

0

Todo ello pese a la labor del ministerio de Igualdad de Bibiana Aído, que precisamente acaba de pedir la supresión de los anuncios de contactos en los periódicos, lo que supone pérdidas de unos 40 millones de euros para estos.

José Roca, jefe de prensa de Anela, patronal de clubes de alterne, cuantifica en El Mundo el crecimiento de prostitutas de nacionalidad española en el sector. Lo califica de “fenómeno inédito”. Según relata, en los locales adscritos antes de la crisis el porcentaje de mujeres españolas que trabajaban en ellos era de menos de un 1 por ciento. Ahora ha aumentado hasta una cifra entre el 5 y el 10 por ciento.

Según explica El Mundo, el total de prostitutas que trabajan en España es de 360.000, lo que arroja una cifra de entre 18.000 y 36.000 españolas que ejercen ahora mismo, cuando antes la cifra era de 3.600.

De ese modo, donde antes proliferaban (en el negocio de lujo) las mujeres procedentes de Europa del Este, Argentina o Brasil, hoy las agencias más valoradas en el discutido sector son españolas. “Las extranjeras tipo modelo o chica Playboy han huído a países donde la situación económica no es tan grave, como Suecia, Dinamarca, Francia, Alemania o Suíza”.

Agencias de escorts aseguran que muchas de las mujeres que llaman para tratar de optar a un empleo son mujeres elegantes y guapas de más de 40 años, aunque también más jóvenes. Todas ellas por la situación económica, dice El Mundo. Mujeres de diversos sectores sociales y empleos llaman a las agencias tratando de buscar un empleo, acuciadas por los impagos y las deudas.

Otras agencias de escorts revelan a El Mundo que ya hay compañías que sólo trabajan con mujeres con DNI español y que acogen incluso estudiantes que no pueden hacer frente al pago de la universidad. “Antes era propio de extrajeras sin familia aquí. Es fruto de la nueva situación”, explica un gestor de contenidos web, que asegura que muchas de ellas ni siquiera se anuncian con el rostro pixelado, y demostrar así que no son imágenes descargadas de Internet.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 15 comentarios guardados

    Servicios