Menú

La obra argentina “13 polvos” pervierte la ternura de las marionetas con pornografía

El argentino Sergio Rosenblat presentó este miércoles en Madrid "13 polvos", un espectáculo de marionetas pornográfico que se estrena este viernes y que ha sido creado con la intención de "encontrar los límites del títere" y enfrentar "la ternura que estos inspiran con la vergüenza que provoca verles haciendo sexo".

L D (EFE) Rosenblat es el director de una obra que se estrenó en Buenos Aires en 2001 bajo el título de "12 polvos" y que ahora llega al Teatro Arlequín de Madrid con un evidente afán de superación. Para la realización de este montaje, Rosenblat organizó un grupo de teatro autogestionado, que echó a rodar con el nombre de ¡Ni!. En él se integra el equipo técnico de la obra y los once actores que dan vida a las marionetas, que son también los autores de las piezas que componen "13 polvos".

Experiencias sexuales entre dos toreros, científicas que buscan africanos superdotados, matrimonios de charcuteros que descubren la nueva carne o una lección de artes amatorias de una madre a su hija son algunas de las 15 piezas que a partir del día 19 se representarán en el Arlequín.

Sergio Rosenblat apuntó que en este montaje "hay una ausencia total del elemento básico del porno, que es la carne en primer plano". Sin embargo, "13 polvos" aporta el valor de la marioneta, consistente en que los personajes pueden volar, mutar o romperse para luego rehacerse.

El director posicionó su producto con respecto al resto de los espectáculos sobre sexo que inundan o han inundado Madrid ("XXX", "Pornografía barata", "Las marionetas del pene"). "No es un espectáculo provocativo, como en el caso de La Fura. Lo que nos interesa es lo que provoca en el cerebro, que el alma salga con sonrisa".

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro