Menú

Los premios del cine catalán, bajo sospecha por compra de votos

Escándalo en la Academia del Cine Catalán al descubrir que al menos una productora tenía un sistema para alterar las votaciones de los premios Gaudí.

0

Los premios Gaudí del cine catalán han sido noticia por fin este año, pero por razones ajenas al glamour y la cultura que se suponen que centran este tipo de galardones: un correo electrónico que ha recorrido los ordenadores de buena parte del sector audiovisual español demuestra como al menos una productora, Producciones Kaplan, tenía montado un sistema para alterar las votaciones de estos galardones.

El correo electrónico que denuncia el escándalo, enviado este pasado lunes, el mismo día en el que se entregaban los premios, asegura que la citada productora había comprado ya ocho nominaciones para tres de sus películas: La leyenda del innombrable, Fuck war y Uruguay, que finalmente no recibieron ningún galardón. Sin embargo, el mismo correo señala como el año anterior sí lograron un premio por una de sus películas, Cineclub.

La denuncia incluye un archivo en el que se adjunta una larga serie de correos entre la productora y varias personas en las que se detalla el procedimiento por el que se alteran las votaciones.

"Cada uno ha de conseguir 5 académicos"

La fórmula es, básicamente, conseguir dar de alta nuevos académicos antes de la votaciones, con el compromiso de que éstos votarán por las películas de la productora. El correo original es enviado a cinco personas que a su vez han de lograr otros tantos nuevos académicos cada uno.

Con esto se obtendrían 25 votos sólo para la convocatoria de este año, una cantidad no desdeñable dado que la Academia del Cine Catalán tampoco tiene muchos miembros. Tal y como se explica en uno de los correos "si vosotros os hacéis académicos sumaremos bastantes para poder votar las pelis de Salomón [Salomón Chang, uno de los responsables de Kaplan Producciones] y así poder seguir trabajando y haciendo películas juntos".

Respecto al compromiso para votar las películas de Kaplan no hay ninguna duda, tal y como se especifica en uno de los correos: "Todos se hacen cargo de que yo les enviaré la lista con lo que tienen que votar".

El éxito de Cinéclub

En otro de los correos filtrados se explican las instrucciones para las votaciones correspondientes a las nominaciones de los premios de 2010, haciendo referencia precisamente a la categoría en la que al final resulto ganadora la película Cineclub.

El texto no puede ser más explícito:

Cinéclub está en la categoría de películas en lengua no catalana. Se trata de, en esta categoría, votar a Cinéclub en todo: mejor actor, mejor actriz, mejor fotografía, mejor sonido, mejor dirección, mejor película, mejor guión... etc etc. En todo, vaya.

Veréis que por cada tema (foto, sonido, actor, peli...) podéis votar a cuatro películas distintas, ya que estamos eligiendo las cuatro que serán nominadas. Es muy muy importante que votéis a Cinéclub y a ninguna otra peli. Las otras tres las dejáis en blanco. Si votáis otras pelis acabaremos perdiendo por culpa de nuestros propios votos, y sería el colmo.

En cuanto al mejor documental, hemos de votar "Notes al peu", que es un documental de producciones Kaplan.

Y, finalmente, entre las películas de lengua no catalana hemos de votar a Trash como mejor película (y a ninguna más) y ya está.

CV falsos

Además, se establece un procedimiento para falsificar los CV de los nuevos académicos en el caso de que las personas propuestas no cumplan con todos los requisitos exigidos: se les hace aparecer en los créditos de películas ya rodadas para que sumen la suficiente experiencia. Para esto incluso se modifican los registros en la IMDB para que resulten más creíbles.

A cambio del apoyo y los votos la productora se comprometía a pagar la tasa de inscripción a la academia y las dos primeras cuotas correspondientes a dos trimestres, "luego, si queréis, os dais de baja (es muy fácil, basta con mandar un mail), o si queréis seguir, tendréis que pagároslo vosotros", se apunta en uno de los correos.

"No hay que dejar huellas"

En alguno de los correos los destinatarios muestran preocupación por que el procedimiento esté resultando inseguro. Uno de los comunicantes aboga porque la productora no aparezca en el pago de las cuotas porque "no hay que dejar huellas".

En otro de los correos una persona señala que quizá está siguiéndose un procedimiento no excesivamente seguro: "No sé si tendria (sic) que ser más discreto todo esto".

Por el momento expertos del sector han señalado que las acusaciones son "verosímiles". Por su parte, la Academia del Cine ha señalado que se va abrir una investigación al respecto.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios