Menú

Pedraz da vía libre a la expulsión de los piratas y la Fiscalía se opone

El juez Pedraz ha dictado este lunes auto de procesamiento para los dos piratas detenidos en el secuestro del "Alakrana" en el que abre la puerta a la expulsión de los piratas a Somalia. Sin embargo, la Fiscalía se opone a recurrir a la Ley de Extranjería.

0
El juez Pedraz ha dictado este lunes auto de procesamiento para los dos piratas detenidos en el secuestro del "Alakrana" en el que abre la puerta a la expulsión de los piratas a Somalia. Sin embargo, la Fiscalía se opone a recurrir a la Ley de Extranjería.

En un primer momento desde la Audiencia Nacional se tachó de “imposible jurídico” el hecho de que los piratas capturados a instancias de la Abogacía del Estado, fuesen enviados de nuevo a Somalia. Sin embargo, este lunes el juez Santiago Pedraz ha dado vía libre a la expulsión del país de los dos presuntos criminales.

El instructor ha dictado auto de procesamiento contra los piratas acusados de secuestrar el pesquero español Alakrana, Cabdullahi Cabduwily, alias 'Abdu Willy', y Raageggesey Hassan Aji, alias 'Raageggesey Hassan Aji',  por 36 delitos de detención ilegal, robo con violencia y uso de armas.

El magistrado retira así la imputación de asociación ilegal para que los delincuentes puedan ser juzgados en el plazo de dos semanas y para que se les pueda aplicar el artículo 57.7 de la Ley de Extranjería que permite la expulsión para delitos con penas inferiores a los seis años de prisión.

De esta forma, Pedraz abre la puerta a la expulsión de España de los dos detenidos, propuesta que ya le hizo el abogado de Abdu Willy,  Francisco Javier Díaz Aparicio. De esta forma el juez continúa la instrucción para que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal lleve a cabo el juicio, que podría celebrarse a partir del 30 de noviembre.

La Fiscalía, en contra

Sin embargo, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha rechazado alcanzar un acuerdo de conformidad con las defensas de los piratas ya que "hacer eso sería un fraude legal", según han informado fuentes jurídicas, por lo que pedirá penas que al menos sumarán los 219 años y medio de cárcel.

Así lo indicaron fuentes jurídicas que aseguraron que el escrito de acusación que la Fiscalía presentará al juez Santiago Pedraz, una vez que éste acuerde la conclusión del sumario que instruye contra los dos supuestos corsarios, "no se apartará ni un milímetro de la vocación de hacer justicia".

Así, el Ministerio Público solicitará entre seis y diez años de prisión por cada uno de los 36 delitos de detención ilegal que se imputa a los dos somalíes, y entre tres años y medio y cinco por el delito de robo con violencia y uso de armas, lo que supone que su petición oscilará entre los 219 años y medio y los 365 años de cárcel. 

Las citadas fuentes también explicaron que la intención de la Fiscalía de reclamar "penas altas" para los dos presuntos piratas quedó de manifiesto el pasado sábado, cuando solicitó al juez Pedraz que tramitara las diligencias por el trámite del sumario, contemplado para delitos que comtemplan más de nueve años de cárcel, y no por el del procedimiento abreviado.

Nueva declaración

El siguiente paso para juzgar a los dos priratas se producirá este martes, cuando Pedraz les ha citado a partir de las 10.30 horas para tomarles declaración indagatoria y comunicarles su procesamiento.

En el mejor de los casos, según fuentes jurídicas, el juez podría concluir el sumario y elevarlo a la Sala de lo Penal el miércoles, lo que permitiría a la Fiscalía presentar su escrito de acusación el jueves o el viernes, informa Efe. Así, a comienzos de la próxima semana podría dictarse la apertura de juicio oral y antes del viernes 27 el auto de señalamiento.

No obstante, la mayor pena a la que podrían ser condenados los criminales podría superar los seis años de prisión, ya que la detención ilegal, que el juez les imputa en calidad de autores --y no de cómplices, como pidió su abogado-- está castigada con penas de entre seis y diez años de cárcel. Por su parte, el delito de robo con violencia y uso de armas conlleva el ingreso en prisión entre tres años y medio y cinco.

Tres pruebas claves

En el auto de procesamiento, Pedraz detalla que existen tres pruebas que probarían la participación de los dos detenidos en el secuestro: "los informes realizados por la Comisaría General de Información y el Estado Mayor de la Defensa, suscritos por los respectivos intervenientes; los reportajes fotográficos y el material incautado", entre el que se encontraba una navaja de Albacete.

Los informes detallan que el 3 de octubre, un día después del secuestro, 'Abdu Willy' y su compañero fueron localizados por miembros del Centro de Operaciones y Vigilancia y Acción Marítima (COVAM) en un esquife utilizado por los piratas para asaltar el barco, por lo que fueron detenidos por los integrantes de dos embarcaciones neumáticas de la fragata Canarias.

Entre los efectos que tenían se encontraban, además de la navaja de fabricación española, 2.500 dólares en metálico, seis móviles pertenecientes a miembros de la tripulación del pesquero, 16 bidones de combustible, utensilios de cocina y otros instrumentos con el anagrama de la UE.

Una foto de Bin Laden

El juez transformó estas diligencias en sumario el pasado sábado después de que el fiscal-jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, le solicitara que procesara a los detenidos "con la mayor celeridad posible", una vez practicado el volcado de llamadas de los teléfonos móviles incautados y la ratificación de los informes elaborados por los miembros del operativo militar que procedieron a la detención.

Pedraz ya cuenta con el informe que solicitó el pasado viernes al Estado Mayor de la Defensa (EMAD), que confirma que el 'Alakrana' es un buque registrado en España aunque no enarbolaba su bandera en el momento en que fue detenido y que la detención de los presuntos piratas se produjo a 120 millas de la costa somalí, es decir, en aguas internacionales.

Además, las citadas fuentes jurídicas explicaron que uno de los móviles incautados tenía una fotografía del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, y varias frases extraídas del Corán, aunque no aportan pruebas relevantes que involucren a los detenidos en el secuestro.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios