Menú

Políticos gordos y la escuela trilingüe de los hijos de Mas

La prensa de este lunes viene con pocas sorpresas, en días en los que redacciones y lectores parecen a medio gas. Aún así, nos deja algunos temas tan llamativos como descubrir que nuestros políticos están gordos o que Mas es partidario de la inmersión... pero lleva a sus hijos a una escuela trilingüe.

0

Es Salvador Sostres en El Mundo el que nos cuenta que el nuevo presidente de la Generalidad, Artur Mas, fue él mismo, y ha llevado a sus hijos, a una conocida escuela privada de Barcelona, Aula, que enseña a sus alumnos tres idiomas (catalán, castellano y francés), teniendo los tres la condición de lenguas vehiculares.

Tal y como ya ocurría con Montilla, que lleva a sus retoños al Colegio Alemán, vemos de nuevo como lo que los políticos catalanes defienden que es óptimo para el "pueblo" no lo quieren para sí mismos ni para sus hijos.

Además, en el periódico de Unidad Editorial llama la atención su editorial, que reclama al PP que no pase los próximos 15 meses negando los pactos de estado que ofrecerá al ganar las elecciones. Tras la "resurrección zapateril" de este domingo El Mundo da la sensación de seguir en una llamativa pseudodefensa de Zapatero que quizá tenga más que ver con cerrar la puerta de la sucesión a Rubalcaba.

En la portada de El País nos encontramos con el tema de la reforma laboral que Zapatero y Valeriano Gómez habrían planteado ya a los sindicatos. Dice el periódico de PRISA que los cambios van en la línea de lo demandado por la patronal y que, por tanto, los sindicalistas amenazan con más conflictividad. La principal idea es cambiar los convenios colectivos, que se negociarían partiendo de cero, es decir, sin tomar como base los "derechos" reconocidos en anteriores negociaciones.

La política catalana ocupa también su espacio, con un artículo sobre el nuevo gobierno de Mas en el que varias fotos salen llamativamente pixeladas. No obstante, lo más interesante es un excelente artículo de Félix de Azúa en el que denuncia la exclusión de los escritores catalanes que usan el castellano como idioma de expresión literaria y recuerda como este programa político–cultural se anunciaba en una revista filocomunista del año 78... llena de altos cargos de la administración autonómica de hoy en día.

Como notas curiosas la afirmación de Julian Assange, el wikihéroe de Prisa, que en relación a las denuncias que tiene pendientes en Suecia califica a este país nórdico como "la Arabia Saudí del feminismo". No deja, amén de las responsabilidades que más adelante dicte la justicia, de tener algo de razón.

Y por último y en la última página Almudena Grandes que nos hace saber que "hasta el siglo XVI la cultura dependía de la caridad de los poderosos". ¿Sólo hasta el XVI Almudena? ¿Y luego de qué dependieron pintores de cámara como Goya, músicos al servicio de príncipes como Mozart o todo tipo de artistas que crecieron y se enriquecieron con el patronazgo de las grandes fortunas?

Pero es en La Gaceta donde nos encontramos con la noticia con más peso del día, en el sentido literal de las palabras: el periódico del Grupo Intereconomía se hace eco de un estudio realizado por el senado en el que se asegura que "la mitad de los políticos españoles padece sobrepeso".

Lo malo es que la noticia se acompaña con tres malintencionadas imágenes acusicas con tres ejemplos de la cuestión: el ministro de Justicia cuyas proporciones son efectivamente notables; Txiqui Benegas que está cada día más enorme, y el pobre Nacho Uriarte, que tampoco está tan gordo el hombre. Y muy mal que no se ponga a ninguna mujer habiendo como hay en la cosa pública verdaderas ninfas rubensianas como nuestra querida Chamosa.

En ABC destaca una vez más la columna de nuestro querido Gabriel Albiac, que reflexiona sobre las quejas de los creadores tras el fracaso de la Ley Sinde y no elogia precisamente a los que quieren reducir el arte al dinero: " ¿Quién puede ser tan animal que prefiera el cobro de derechos de autor a la presencia sin límite de los posibles lectores?".

Por último, en Público hay que destacar la encuesta llevada a cabo entre mandamases del PSOE por los Escolares, padre Arsenio e hijo Nacho, que han preguntado a 35 mandatarios socialistas por el futuro de Zapatero y llegan a la conclusión de que los socialistas están convencidos de que el presidente no se presentará a las elecciones de 2012. Y el sucesor será Rubalcaba, por cierto. Todo hay que decirlo: para afirmar las dos cosas tampoco era necesario esta científica y escolarística encuesta. Por cierto, que Ignacio presenta a su progenitor como "el también periodista". Hombre Nacho, un poco de respeto que él es periodista desde antes que tú nacieras...

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios