Opinión
Noticias y opinión en la red
Navegante

La ONU quiere apropiarse de Internet

Las actividades del llamado gobierno de Internet son, por ahora, muy limitadas, reservándose sólo el reparto de números IP entre naciones (algo así como si repartiera los prefijos telefónicos) y la decisión de quien se encarga de gestionar los nombres de dominio. Esta semana se han reunido en Ginebra para ver como pueden quitar el control de dicha dirección al organismo ICANN, dependiente de Estados Unidos. Las razones las ha dado el representante brasileño, explicando lo que él denomina los mitos del gobierno de Internet.

El primero es que es un mito que pueda existir un organismo independiente que no tenga ninguna relación con ningún gobierno. En eso estamos de acuerdo, pero es preferible que esa relación se tenga con Estados Unidos que con Brasil que, con todos mis respetos, últimamente lleva una temporada de intentar coartar la libertad de expresión de los periodistas que asusta. Segundo, es un mito que los gobiernos puedan influir en ICANN a través de su consejo consultivo, porque éste no es vinculante. Eso, además de cierto, es un alivio.

Los otros mitos tienen más enjundia. Brasil asegura que es falso que un gobierno multinacional vaya a poner restricciones a la libertad de expresión en Internet. Lo único cierto es que el esquema actual ha permitido emplear la red libremente, y que una ONU formada por más dictaduras que democracias no ofrece muchas garantías. Por último, asegura que es falso que cualquier intento de regular Internet vaya a frenar la innovación. En esto hay que ser claros. Toda regulación frena la innovación tecnológica en el sector regulado, aunque pueda tener otras virtudes. Por ejemplo, Europa reguló el sector de la telefonía móvil para que todos usáramos GSM. Eso nos dio cierta ventaja sobre Estados Unidos, que no hizo esa regulación. No obstante, fue en ese país donde se desarrolló la tecnología necesaria para crear las redes móviles de tercera generación.

La mejor contestación al supuesto derrumbe de los supuestos mitos es el proyecto de gobierno global de Internet que se está llevando a cabo. El indio Nitin Desai resumió en las conclusiones del encuentro que dicho gobierno debería tener una representación equilibrada, incluyendo en ese balance regiones, grado de desarrollo, facciones políticas o, incluso, el género. Le faltó hablar de razas. También aseguró que debería tener en cuenta un espectro amplio de asuntos como el cibercrimen o el multilingüismo.

Pese a sus defectos, me fío infinitamente más de una ICANN situada en Estados Unidos que de un "gobierno global" de Internet dependiente de la ONU. El gigante norteamericano inventó la red de redes. Muchos internautas agradeceríamos que no cediera el control de su invento a según qué gentes.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.