Menú

Andalucía

¿Puede La Línea convertirse en ciudad autónoma como Ceuta y Melilla?

El municipio gaditano quiere un régimen distinto fuera de Andalucía para tener competencias propias en materia fiscal y competir con Gibraltar.

0
El escaparate: La Línea de la Concepción inicia el trámite para ser una Ciudad Autónoma En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El municipio gaditano quiere un régimen distinto fuera de Andalucía para tener competencias propias en materia fiscal y competir con Gibraltar.
La Línea de la Concepción, en Cádiz, con Gibraltar al fondo. | Europa Press

La Línea de la Concepción es un municipio singular. Esta ciudad de 63.630 habitantes y con una tasa de paro que ronda el 40% es la frontera de España y la Unión Europea con el Reino Unido. Gibraltar y sus características especiales ejerce de elemento distorsionador de la normalidad en los municipios del entorno. Especialmente en los de la Bahía del Algeciras.

Este es uno de los motivos por el que el alcalde Juan Franco, de la formación independiente La Línea 100 x 100, ha argumentado para proponer un referéndum a sus vecinos para iniciar los trámites y convertirse en Ciudad Autónoma mirándose en el espejo, al otro lado del Estrecho, de Ceuta y de Melilla. Franco lleva gobernando en la ciudad gaditana desde 2015, primero en coalición con el PP y a partir de las elecciones de 2019 en solitario gracias a una mayoría de 21 concejales por tres del PSOE y uno del PP. A Juan Franco le votó el 67,51% de los habitantes y entre sus propuestas estaba la de solucionar los problemas enquistados de La Línea aunque para ello tuviesen que llegar hasta el punto de comenzar este proceso secesionista de Andalucía.

Esta ciudad que baña el Mediterráneo también es un lugar de contrastes. Según el INE hay distritos en los que apenas llegan a 6.300 euros de renta bruta media por persona frente a otro que duplica esa renta hasta los 12.613. Es también una ciudad en la que coexisten bandas de narcotraficantes y de contrabandistas de tabaco. Estos problemas han sido el detonante del aumento de las reivindicaciones tanto al gobierno central como al autonómico.

Un alcalde empecinado

En una entrevista en esRadio el alcalde aseguró que está "cansado" de que la única respuesta de las administraciones sea enviar "policías y guardias civiles" y que "no haya ni un plan de empleo, ni de formación, ni de infraestructuras ni la posibilidad de contar con un régimen fiscal especial, ni la posibilidad de que los 11.000 emigrantes diarios que tenemos en nuestra ciudad que todos los días van a trabajar a un país extranjero, Gibraltar, cuenten con unas condiciones dignas de jubilación". El regidor dijo que "todo se focaliza, a lo sumo, en buscar una solución al problema del narcotráfico, que es un problema enorme que tenemos, pero no se afronta ningún otro de los problemas que tenemos en la ciudad".

Franco cree que la posible solución a los problemas de La Línea es constituyéndose como ciudad autónoma "articulando lo previsto en artículo 144 de la Constitución". El regidor aseguró que son "tremendamente respetuosos con el marco normativo" y que y lo que están planteando "es una posibilidad para contar con ese marco jurídico y administrativo que nos permita salir adelante". Juan Franco remarcó que están "en una situación muy complicada a la que no se pone remedio".

juan-franco-alcalde-la-linea.jpg
Juan Franco, alcalde de La Línea de la Concepción.

Una de las cuestiones claves para el alcalde de La Línea es poder contar con "un tratamiento fiscal diferenciado para que determinados tipos de empresas se puedan implantar en la ciudad". El regidor linense se refiere "fundamentalmente" a "empresas que hasta el momento han estado radicadas en Gibraltar pero que a consecuencia del Brexit tienen que emigrar a otros territorios de la UE".

"Según el artículo 144 de la Constitución se pueden constituir ciudades autónomas de ámbito territorial inferior al provincial siempre y cuando se den circunstancias de interés nacional" argumentó Juan Franco que entiende que La Línea tiene esas circunstancias "por la situación geográfica que tenemos de frontera respecto de único territorio por el que España mantiene una reivindicación territorial activa desde hace más de tres siglos".

Juan Franco, que señaló que están "dispuestos a sentarnos a negociar y hablar con quien haya que hablar", destacó en esa entrevista que "es una cuestión estrictamente jurídico administrativa" y que no están "hablando de sentimientos". También se quejó del PSOE y del PP locales que no han apoyado la petición para el referéndum y cree que la posición de ambas formaciones condena a la ciudad "al hambre, tener la ciudad tomada entre narcotraficantes y policías y que la población normal lo tenga muy difícil para salir adelante".

La Junta se centra en el "marco estatuario"

En unas declaraciones recientes el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, reconoció a La Línea como "una ciudad que tiene unas peculiaridades y singularidades muy especiales" por "la enorme proximidad a la colonia británica en Gibraltar hace que le afecte de manera muy especial la propia situación especial que ha tenido la colonia en materia fiscal, económica, etcétera".

juanma-moreno-julio-2021.jpg
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

En este sentido, Moreno aseguró que el municipio linense "está en su derecho de reclamar y reivindicar mejoras, pero dentro del marco estatutario y del marco constitucional" y recordó que "el marco estatutario de la Junta marca una serie de normas y esas son las normas que hay que cumplir, independientemente de las legítimas aspiraciones que pueda tener cualquier municipio".

Sobre el presidente de la Junta, Juan Franco dijo en esRadio que "el señor Moreno se comprometió en la campaña electoral a que La Línea iba a ser uno de los ejes de su política y que cada seis meses iba a visitarla. Lleva dos años y medio de presidente y todavía no ha venido. Le he pedido cita y no me recibe". El alcalde linense aseguró que volverán a "insistir" a la Junta de Andalucía y esperan que "con todo el revuelo que hay montado consigamos sensibilizar a otras administraciones".

¿Puede La Línea convertirse en ciudad autónoma?

La Línea de la Concepción inició la semana pasada el camino para convertirse en ciudad autónoma tras la aprobación en el pleno municipal del acuerdo para hacer una consulta a los ciudadanos "lo primero es certificar el acuerdo" y "se debe remitir copia tanto a la subdelegación del Gobierno en Cádiz como a la delegación del Gobierno de la Junta en la provincia de Cádiz", explicó Juan Franco.

Después hay que mandar el acuerdo al Boletín Oficial de la Provincia para "una exposición pública de 20 días donde cualquier persona interesada puede presentar alegaciones". Tras esos pasos se elaborará un expediente que se enviará al Consejo de Ministros. El Gobierno "tiene unos plazos tasados para contestarnos", dijo Juan Franco. Sobre la contestación aseguró que "si nos contestan negativamente, según el sentido de la respuesta, cabe la posibilidad de que vayamos al Tribunal Supremo; si no se nos contesta el sentido es positivo, podríamos celebrar la consulta y si se nos consulta favorablemente pues la activaríamos con un calendario muy tasado".

Libertad Digital se ha puesto en contacto con la experta en Derecho Constitucional de la Universidad de La Coruña Ana María Aba Catoira para analizar si esta propuesta del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción tiene recorrido. La experta contó que "en principio, sí" que La Línea podría convertirse en ciudad autónoma porque "hay un cauce procedimental establecido en la Constitución que prevé el acceso a la autonomía o la constitución de una ciudad autónoma para los territorios que no cumplen unos requisitos". Esos requisitos implicarían que aplicando el artículo 144 de la Constitución se autorizara "por las Cortes Generales si se aplican motivos de interés general".

Como está "previsto en la Constitución" que una ciudad pueda iniciar este procedimiento no haría falta una reforma constitucional si al final se le concediera a La Línea la posibilidad de convertirse en ciudad autónoma. La experta en Derecho Constitucional argumentó que "esto no es nada parecido a lo que se ha vivido con el procès. No es el caso de Cataluña. Esto es una cosa muy distinta".

"Aquí no hay un territorio que se quiera independizar del Estado español. Aquí hay un territorio que por una singularidades que es a lo que se agarra (el Ayuntamiento) quiere hacer una solicitud al Estado, tras realizar esa consulta popular, y lo hace en base a unas singularidades que prevé la Constitución", explicó Ana María Aba.

playa-la-linea-de-la-concepcion.jpg
Gibraltar desde La Línea de la Concepción.

Las singularidades que presenta La Línea "son las que motivarían que las Cortes Generales determinarían si hay interés general: características geográficas por la cercanía con Gibraltar, económicas o razones fiscales". La Línea "podría verse protegida frente a Gibraltar asumiendo un autogobierno, unas competencias económicas, fiscales, etc. y la empoderaría para poder gestionar sus intereses singulares y específicos. Podía tener presencia individualizada específica en una comisión trilateral con España y Gibraltar".

En el caso de que La Línea de la Concepción pudiera convertirse en ciudad autónoma "sería como Ceuta y Melilla, un régimen intermedio entre la CCAA y una ciudad", destacó la experta. También señaló que "sería una situación menos fuerte que una CCAA" y que estaría "independizada de Andalucía y tendría una especie de estatuto de autonomía". Ana María Aba Catoira dijo que entiende "la reivindicación" de La Línea porque su situación fiscal es muy específica por la influencia de Gibraltar" y "se sienten discriminados o perjudicados". Por eso cree que "ellos se amparan en su situación específica".

Sin embargo, "una cosa es que sea factible que presenten la solicitud y otra cosa es que las Cortes Generales determinen que concurre el interés nacional que sería lo único que podría justificar su acceso a la autonomía". La experta en Derecho Constitucional lo ve "difícil" y "realmente complicado" porque también puede pesar en la decisión a la hora de tener en consideración la determinación que "podría suponer abrir la puerta a que esto se convierta en un desbarajuste de peticiones".

También cree que "la figura del autogobierno también supone una carga para el territorio que accede. Asumes poder, pero tienes que tener recursos para gestionar y ejecutar esas políticas públicas. Por eso las ciudades son territorios que no tienen capacidad de autogobierno plena. No es tan fácil".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia