Menú

El Gurgulu de nuestro cine

Óscar Jaenada viene de ser Cantinflas en la película sobre la vida del actor mexicano. Algunos no lo han llevado muy bien.

Rosa Belmonte
0
Óscar Jaenada | Cordon Press

Oscar Jaenada desfiló el domingo para el peculiar Etxeberría. Cerró la colección del vasco en la MBFW. O sea, en Cibeles. Jaenada también es peculiar a la hora de vestir. Una vez acudió a los Goya con un insólito traje de manga corta de Davidelfin con camisa transparente. Claro, que fue el mismo año en que Carmen Calvo se plantó el modelito de Ágatha Ruiz de la Prada fucsia por arriba y con lazos y corazones multicolor por abajo. Y contra eso no hay quien llame la atención. En esa edición, la de 2006, nevó. En 2008, que llovía y era de noche, se presentó con gafas de sol y guantes de conducir. Jaenada viene de ser Cantinflas. Hace años fue Camarón. En los dos casos ha clavado el personaje. Pero no como Carlos Latre en Crónicas marcianas. No es un imitador, es un actor. Aunque la caracterización sea fundamental. Y aunque, cuando Camarón, dijera que su única labor fue copiarle.

Al saberse que iba a interpretar al mexicano se montó un lío. Al hijo de Cantinflas no le gustaba la idea de que un español interpretara a su padre. A un imitador habitual, Carlos Espejel, le indignó de tal manera que no lo hubieran llamado que dijo: "Ojalá les vaya mal". Hasta Lucía Méndez (la actriz, no la de ‘El Mundo’) se mostró dolida: "¿Un español? ¿Quién es? Debe ser muy famoso. ¿Podrá hablar mexicano mexicano? No podemos concebir que no sea alguien de nuestro país, no entendemos por qué de pronto ponen a un actor español". El director es el mexicano Sebastián del Amo.

Jaenada cenó con Mario Moreno Ivanova, el hijo de Cantinflas, una semana antes del rodaje. Y en la cena el tío le pidió que hablara como su padre. El otro, claro, no quiso, así que el mexicano seguía con sus dudas. Cuando pudo ir al rodaje y le enseñaron una escena creyó que el español estaba doblado. Pero no. "Es igualito", admitió. Jaenada es un prodigio, un superdotado. También es verdad que estuvo cinco meses sin salir, solo viendo películas de Cantinflas. Cuando acabó de rodar (en agosto) todavía le salía una voz rara sin querer. Intentaba volver a hablar de manera normal pero no podía. Claro que hay muchos actores que se parecen el personaje al que interpretan. Ahí están Ben Kingsley como Gandhi, Robert Downey Jr. como Chaplin, Charlize Theron como Aileen Wuornos, Stephen Fry como Oscar Wilde, Julianne Moore como Sarah Palin, Andre 3000 como Jimi Hendrix, Daniel Day Lewis como Abraham Lincoln, Val Kilmer como Jim Morrison, Ashton Kutcher como Steve Jobs o incluso Helen Mirren como Isabel II y Meryl Streep como Margaret Thatcher. Pero es que Jaenada lo ha hecho dos veces. De momento. Y no es que Camarón y Cantinflas se parezcan (como mucho, Cantinflas nos recuerda a Felipe González por aquella imitación doble que hacían en los guiñoles de Canal +).

El vínculo de unión entre Camarón y Cantinflas es su intérprete. Óscar Jaenada es lo más parecido a Gurgulu, el personaje de El caballero inexistente de Italo Calvino (Woody Allen, de alguna manera, lo renovó con ‘Zelig’). Igual que Gurgulu, Jaenada asume como un camaleón la esencia de aquello que le rodea, ya sea Camarón o Cantinflas. ¿El próximo?

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios