Menú

El complicado papel de Lorena en el culebrón de Belén Esteban y Toño Sanchís

A pesar de mostrarse fuerte ante los medios, la mujer de Toño Sanchís está viviendo un complicado proceso judicial con la princesa del pueblo.  

0
A pesar de mostrarse fuerte ante los medios, la mujer de Toño Sanchís está viviendo un complicado proceso judicial con la princesa del pueblo.  
Lorena Romero | Cordon Press

Siempre en segundo plano, Lorena Romero se ha mantenido a la sombra de su marido Toño Sanchís incluso durante los complicados momentos por los que está atravesando. Mujer de uno de los representantes de artistas más conocidos y con mayor prestigio –durante su época dorada– de este país, Lorena se ha visto envuelta en un mediático proceso judicial entre Toño Sanchís y su representante estrella: Belén Esteban.

Casados desde el año 2012, Lorena y Toño han formado una de las parejas más consolidadas de la crónica rosa, ya que llevan más de media vida juntos. Durante unos años, gozaron de fama gracias a su agencia de representación, Lorant, que logró hacerse con las caras más famosas del panorama televisivo: Terelu Campos, Kiko Matamoros o Ylenia Padilla, entre otros. Toño Sanchís se paseaba junto a Belén Esteban por los platós de televisión, evidenciando su interés por convertirse en un personaje televisivo más y defendiendo a su representada en todos los frentes que tenía abiertos.

Sin embargo, en diciembre del año 2015 todo cambia y Belén Esteban descubre la cantidad de dinero que presuntamente Toño Sanchís no le ha pagado a lo largo de todos los años que la representó. El enfrentamiento se mediatizó y la ruptura fue inevitable. Sin embargo, pocos sabían que, en realidad, la agencia de representación Lorant estaba a nombre de la mujer de Toño, Lorena, que ha vivido con discreción y dolor las diferentes etapas de la enemistad: desde las primeras acusaciones de la colaboradora hasta el ingreso de su marido por intoxicación por medicamentos.

Hace unos días, Lorena se enfrentó a uno de los días más complicados de su vida, cuando se celebró el juicio que, tanto Belén como el matrimonio, llevaban esperando dos años y en el que tendrían que demostrar que nunca se han quedado con dinero de su exrepresentada. Sus abogados y los economistas contratados, tuvieron que dar explicaciones sobre las facturas y la contabilidad de la empresa de la que es administradora Lorena.

A pesar del empeño de Toño en mantener ante los medios que están tranquilos y que el matrimonio no se ha resentido durante estos difíciles meses, lo cierto es que los rumores sobre un distanciamiento llevan presentes desde el comienzo del conflicto. Incluso se llegó a decir que Lorena había abandonado el domicilio conyugal durante unos días. La mujer de Toño sigue mostrándose fuerte ante los medios de comunicación, pero la resolución del juicio promete ser decisiva para el futuro del matrimonio.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD