Menú

Clara McGregor, hija de Ewan McGregor, narra su infierno de adicciones y depresión

La hija del actor Ewan McGregor, de 23 años, ha compartido con sus seguidores el calvario sufrido.

0
La hija del actor Ewan McGregor, de 23 años, ha compartido con sus seguidores el calvario sufrido.
Clara Mcgregor, junto a su padre Ewan | Cordon Press

Clara McGregor, la hija de 23 años del actor Ewan McGregor, ha sorprendido al mundo publicando una carta en Instagram en la que narra el infierno que ha vivido en sus años de juventud entre adicciones, maltrato, depresión y hasta un aborto. Para ella ha sido muy difícil abrirse, pero asegura que lo hace para ayudar a otros y que no se sientan solos.

"Quiero aprovechar este momento para hablar de salud mental. He estado muy avergonzada de algunos de mis problemas mentales, sobre los que nunca he querido hablar con mis amigos. He sufrido de ansiedad paralizante desde que tenía cuatro años y he pasado por mi parte de depresión", comienza el escrito de la joven.

"He ido a terapia desde que era una niña y estoy muy agradecida por lo que la terapia y el psicoanálisis han hecho por mí. He trabajado en mí y continúo haciéndolo. Lidio con traumas del pasado, algunos más recientes que otros. Mi ansiedad me ha impedido tener la vida que siempre quise. Era una jaula en la que estaba atrapada y luchando para salir", aseguró.

"He estado medicándome con pastillas como Lexapro, que ayuda bastante. Me he abierto sobre esto y he recibido mucha de la ayuda que necesitaba. Un doctor me ha dicho: 'No tienes que vivir de esta manera', y tenía razón".

On set of @thebirthdaycakemovie

A post shared by Clara McGregor (@claramcgregor) on

"También he tenido que luchar contra el abuso de sustancias, debido a mi ansiedad me tomaba Xanax y ahora estoy orgullosa de decir que lleva limpia y sobria de pastillas desde hace 110 días. He ido al centro de rehabilitación Cirque Lodge por un tiempo para volver a encaminar y he conocido a mucha gente maravillosa que ha cambiado mi vida. Tenía tanta vergüenza por mi adicción, mi ansiedad y mi depresión. Tenía vergüenza del abuso que permití que me sucediera. Me acuso a mí misma de los moratones, de los ojos morados, de las violaciones y de los ataques de un hombre hacia mi persona".

"Pero estoy recuperando ese poder ahora. He tenido un año duro y estoy tratando de averiguar quien soy, pero me siento tan amada y agradecida de donde estoy ahora. Gracias a los que me han ayudado en estos años oscuros. A ti te debo lo que eres", concluye.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD