Menú

"La relación de los hijos de Carlos Falcó con Esther Doña no fue buena desde el minuto uno"

Carlos Falcó ha muerto. Beatriz Cortázar explicó en esRadio cómo fueron los días previos al fallecimiento, totalmente inesperado.

Chic
0
Crónica Rosa: Tamara Falcó desolada por la muerte de su padre por coronavirus Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Carlos Falcó ha muerto. Beatriz Cortázar explicó en esRadio cómo fueron los días previos al fallecimiento, totalmente inesperado.

La súbita muerte de Carlos Falcó, marqués de Griñón, fue uno de los temas destacados de la crónica rosa de Es la mañana de Federico, con Isabel González, Carlos Pérez Gimeno y Beatriz Cortázar.

Su propia esposa, Esther Doña, también está contagiada de coronavirus y en cuarentena en la finca, y es la única que ha contestado sobre la situación de su entorno más cercano. Sus hijos, y en especial la más mediática, Tamara Falcó, de momento guardan silencio, con toda seguridad impactados por la noticia del rápido fallecimiento del marqués.

Tal y como desveló la periodista Beatriz Cortázar en esRadio, en los día previos al fallecimiento algo hacía prever que no todo iba bien. "Esther Doña estaba en linea en el WhatsApp pero no contestaba. Y ella siempre contesta. A los dos días fue cuando saltó la noticia del ingreso en la UCI del marqués. Y empecé a entender el silencio de Esther. Llevaba ingresado desde el domingo".

La muerte de Carlos Falcó, sin embargo, fue tremendamente inesperada. "Al día siguiente fue la muerte, y ella no se lo podía creer, fue todo muy rápido. Estaba en planta, no en la UCI. Estaban preocupados pero no pensando en lo que iba a ocurrir. Y de jueves a domingo fue lo peor y quedaron en shock".

Ahora, el mensaje de agradecimiento de Esther Doña, muy extenso y diplomático, se deshace en elogios a su marido. "Carlos se merece todos los homenajes del mundo, se ha ido una persona irremplazable con un carisma único y personalidad envidiable", escribió la marquesa de Griñón a Beatriz Cortázar. "Siempre ha sido feliz. El mejor regalo es su forma de entender la vida, me siento orgullosa. No tengo palabras para describirle, solo nos queda su buen recuerdo. Carlos ha sido lo mejor para todo".

La situación familiar

Tal y como subrayó el periodista Carlos Pérez Gimeno, a Esther Doña "nunca la aceptaron ninguno de los hijos, ni siquiera Tamara. Ella dijo que no tenía ninguna relación, pero con su padre todo era fenomenal". Una frase que resume perfectamente cual era el sentir de los hijos del marqués respecto a su cuarta esposa.

"Ese matrimonio ha estado sujeto a muchos dimes y diretes", se recordó, poniendo énfasis en el último de ellos, "un gran conflicto que acabó con el marqués en la cárcel", recordó la subdirectora de Es la mañana de Federico, Isabel González. "Hay asuntos serios tras la pelea de los hijos con su padre. Una pelea que nunca ha sido grave porque siempre le han querido y ha sido un gran padre, pero el aprecio por la nueva marquesa no era enorme y eso se ha notado", se recordó en la crónica rosa de Es la mañana de Federico.

"Sus hijos Sandra y Manuel nunca han querido saber nada de Esther Doña", dijo la periodista Beatriz Cortázar sobre la nula relación de la modelo con los hijos del marqués. "Hicieron un arreglo empresarial para que no tuvieran casi vínculos con ella". Una situación que no significa que tuvieran mala relación con su padre, adorado por todos sus hijos.

"De hecho, fue una de sus hijas, Sandra, quien ingresó el pasado domingo al marqués en la Jiménez Díaz", explicó Cortázar en esRadio, sin llegar a confirmar que la mujer del marqués retrasase su ingreso hospitalario y que fueron los hijos quienes decidieron por unanimidad ingresarlo, tal y como se ha publicado en algunos medios de comunicación.

Cortázar aseguró al respecto que eso "yo no lo puedo afirmar ni desmentir". Pero sí es cierto que "la relación no ha sido buena desde el minuto uno. A Tamara, cuando le preguntábamos, por su fe, no podía mentir. Decía: yo adoro a mi padre y si él es feliz pues que lo sea". Pero sí es cierto que "incluso los hijos pequeños, Duarte en concreto, más cercano porque vivía con ellos, finalmente también acabó abandonando la finca".

Queda por resolver, en medio de la trágica pérdida, qué pasa con la herencia de Carlos Falcó. "Cuando te casas con ochenta años las cosas las dejas organizadas, no diré que tan repartidas como la duquesa de Alba pero sí bastante. Tampoco Carlos era un hombre de una gran fortuna", dijo la periodista en esRadio, enfatizando que todo estaba invertido en sus negocios.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios