Menú

La vida privada de María Casado con Toñi Moreno y la abogada Natalia Martos

La discreción de María Casado no ha podido evitar que trascendiesen algunos romances.

0
La discreción de María Casado no ha podido evitar que trascendiesen algunos romances.
María Casado | Gtres

Es María Casado una de las presentadoras televisivas más queridas, tanto por sus propios compañeros como por una amplia audiencia, la del programa La mañana de TVE del que fue despedida hace un mes después de cuatro años en antena. No le dieron explicaciones. Decisión firmada por Rosa María Mateo, presidenta del Ente Público. Dos o tres días después, Antonio Banderas la contrataba para dirigir un nuevo proyecto del actor internacional: Soho TV Caixabank, cadena que emitirá desde Málaga, imaginamos que para toda Andalucía al menos. Eso obligará a María Casado a radicarse en la capital de la Costa del Sol. No obstante, previsora, después de permanecer veinte años en la nómina de Prado del Rey, se ha acogido a la excedencia.

Siendo María Casado un rostro amable, familiar para los telespectadores, es por otro lado una mujer de vida personal discreta, que ha procurado siempre pase inadvertida para sus colegas de la prensa. Lo que, con el tiempo, ha llegado a saberse. Por ejemplo que en 2016 inició su convivencia con una de sus compañeras de la pequeña pantalla, también catalana de nacimiento como ella aunque desde niña vivió en Sanlúcar de Barrameda: Toñi Moreno. Ambas tienen una biografía relacionada con el periodismo televisivo, con años de lucha y vocación hasta alcanzar la popularidad. En el caso de María, barcelonesa procedente de una familia de clase media, nacida en 1978, se inició en los servicios informativos de TVE en la Ciudad Condal para, al cabo de un tiempo trasladarse a Madrid donde ha dejado huella de su profesionalidad en diferentes programas, el último ya mencionado La mañana. Licenciada en Ciencias de la Información, que era el mismo sueño de su colega Toñi Moreno, a quien no le fue posible cursar la carrera que tanto le gustaba. Tuvo que matricularse en la Facultad de Derecho. Su infancia fue triste, en un hogar humilde. Con doce años escribió a los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía pidiendo un trabajo para su padre. A los doce se puso por vez primera ante los micrófonos de Radio Sanlúcar. Y ahí su vocación fue creciendo hasta que ya con el nuevo siglo pudo aparecer en distintas televisiones, en formatos de entrevistas y tertulias. Viva la vida es el programa que más notoriedad le ha proporcionado a Toñi.

maria-casado-natalia-martos-19102018.jpg
Casado y Natalia Martos | Archivo

Cinco años más joven que María Casado, Toñi Moreno la conoció merced a Mariló Montero. De ahí surgió una corriente de mutua admiración y simpatía en 2016, que desembocó en la vida en común de la pareja. Hicieron lo posible por evitar que se supiera, pero más pronto que tarde sus compañeros de TVE descubrieron que ambas "habían salido del armario". Y un día se les acabó el amor y cada una siguió por su camino, hasta encontrar la pareja ideal. En el caso de Toñi Moreno, el descubrimiento se produjo cuando entrevistó en su programa a la cantante Rosana. El "flechazo" fulminante entre la catalano-gaditana y la canaria las llevó a convivir en un piso en Madrid durante año y medio. Y también rompieron. ¿Razones? Parece que Toñi Moreno quería ser madre y a Rosana no le seducía la idea. Toñi consiguió su sueño hace pocos meses, justo cuando el coronavirus daba señales de su presencia en este mundo. No proporcionó la presentadora datos de cómo llegó a quedarse embarazada, sin padre por supuesto conocido. La niña que le nació se llama Lola y es la alegría de Toñi Moreno, a sus cuarenta y seis años.

Entre tanto, su "ex" María Casado encontró pronto en su corazón a la sustituta de Toñi Moreno. Fue a una cena, finales del verano de 2018, con amigas comunes y allí estaba ella, la mujer que en seguida llamó su atención. Una abogada de prestigio, paisana catalana de nombre Natalia Martos (curioso: nombre de la esposa de Raphael… Martos). Destacada jurista que ha trabajado para el grupo Prisa y el bufete de Pérez Llorca, el exministro. Con un amplio historial. Físicamente de estilizada figura, rubia, rostro anguloso, muy atractiva, que contrasta con la cara más aniñada de María Casado, cuya belleza nadie cuestiona. Siendo jovencita, María se peinaba "a lo punk", con una cresta en sus cabellos engominados. Luego eligió su melenita, pelo corto. Con esa sonrisa que ha conquistado a millones de telespectadores. Y con rigor en su trabajo, que a fin de cuentas es lo más importante, lo que siempre ella ha procurado que se le reconozca.

María Casado pretende continuar como presidenta de la Academia de Televisión. Impulsará su nuevo puesto con su probado vitalismo. Como periodista también nos dejó en 2017 un libro de anécdotas y recuerdos: Historias de la tele. Lo único es que al tener que residir en Málaga su vida íntima se verá trastocada. Pero como dice ella: la distancia con Madrid, donde vive su enamorada, es cuestión de unas pocas horas en tren o en coche.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios