Menú

Inquietud por el "no-divorcio" de Paloma Cuevas y Enrique Ponce

El torero Enrique Ponce aún no ha firmado el divorcio de Paloma Cuevas, pese a que ambos están de acuerdo en la custodia de las hijas.

0
El torero Enrique Ponce aún no ha firmado el divorcio de Paloma Cuevas, pese a que ambos están de acuerdo en la custodia de las hijas.
Enrique Ponce y Paloma Cuevas. | Cordon Press

¿Por qué Enrique Ponce no ha firmado aún el divorcio de Paloma Cuevas? Es la pregunta vital dentro del culebrón que se ha alargado todo el verano, el del romance del torero con la jovencísima Ana Soria y el discreto despecho de su todavía mujer y madre de sus dos hijos.

La revista ¡Hola! anunció esta semana lo que podrían ser los próximos movimientos de la tremendamente discreta Paloma Cuevas, que apenas ha concedido declaraciones públicas desde que saltó la noticia el pasado mes de julio. El texto habla de "cambios" en la vida de Enrique y Paloma.

Según la publicación, Paloma tiene en mente nuevos proyectos profesionales y tiene previsto llevarse a sus dos hijas para huir del escándalo. Los planes de Paloma son vivir en el extranjero abriendo de ese modo una "nueva etapa en la vida" de la expareja, publica ¡Hola!, en un movimiento inesperado por parte de Paloma dentro de la historia de este divorcio.

Cabe recordar que el torero y su novia Ana Soria están a punto de vivir juntos, sin duda un paso adelante en un noviazgo plenamente establecido, y que el torero está a punto de iniciar su debut musical, tal y como se anunció hace unos días.

Tal y como publica ¡Hola!, "se suponía que Enrique y Paloma habían llegado a un acuerdo en la parte fundamental, es decir, los bienes a repartir y la custodia de las niñas, sin embargo la firma del divorcio se está retrasando".

La custodia de las niñas no sería un problema, ya que tanto Enrique como Paloma están de acuerdo en que sea para ella: Enrique, por su trabajo, viaja mucho y es su madre quien puede proporcionar a las pequeñas la rutina necesaria.

Tal y como recuerda la misma publicación, señalando quizá el conflicto entre ambos, queda por dirimir las propiedades. Que son la finca de Cetrina, ubicada en Navas de San Juan, Jaén; el piso de Pintor de Rosales, en Madrid; y la casa con parcela de la exclusiva urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón.

Sea como fuere, una vez resuelto el extremo que impide que Enrique Ponce firme el divorcio, éste se materializaría de mutuo acuerdo y siempre con el bien de sus hijas por delante, tal y como siempre ha sido la voluntad de ambas partes.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios