Menú
Carlos Pérez Gimeno

Adiós, mi querido Jesús

Con Jesús Mariñas se acaba una época. Sin lugar a dudas se va un maestro, y una gran persona, y mejor amigo.

Con Jesús Mariñas se acaba una época. Sin lugar a dudas se va un maestro, y una gran persona, y mejor amigo.
Con parte del equipo de la Crónica Rosa de esRadio. | Archivo

Nunca mejor dicho era la crónica de una muerte anunciada. Jesús Mariñas lo tenía muy claro, y lo ha llevado con una gran entereza. Sobra decir que era una persona con un par… lo demostró a lo largo de su vida. Jesús ha sido un gran referente y rompió moldes en la prensa del corazón. Fue una persona muy querida y a la vez temida, no se cortó nunca y decía todo lo que se le pasaba por la cabeza. Y en más de una ocasión, eso le costó algún disgusto. Lo bueno de Jesús es que le veías venir, siempre iba de cara, para lo malo y para lo bueno.

Tuve la suerte de trabajar con él en la Cope con Luis Herrero. Allí fue cuando comenzó nuestra amistad, y años más tarde se consolidó durante un gran paseo que nos dimos juntos en Méjico, en Playa del Carmen, y nos contamos nuestra vida. Recuerdo que cuando llegamos al hotel parecíamos dos gambas por lo mucho que nos había dado el sol. Nos gustaba hablar de ópera porque él era un gran seguidor de Montserrat Caballé y fueron grandísimos amigos.

cuarto-poder-marinas.jpeg
Mariñas, con la Peña Cuarto Poder y América Jova, madre de Alaska | Archivo

Cuando nació la Peña Periodística El Cuarto Poder se le nombró presidente por la decisión unánime de todos los miembros. Los almuerzos en nuestra sede en Casa Lucio, nuestro presidente honorífico, eran muy divertidos y todos los invitados siempre se fueron encantados por el trato recibido.

Jesús Mariñas siempre fue un hombre muy generoso, le encantaba hacer regalos a sus amigos, y siempre iba como se suele decir con la cartera por delante cuando quedabas con el y con el gran amor de su vida, su Elio del alma, que ha estado con él en todo momento. Los últimos días le pedía que le cogiera la mano y le diera abrazos. Unos momentos llenos de ternura y cariño, que he tenido la suerte de poder haber compartido. Todo les parecía poco, de uno para el otro.

Con Jesús se acaba una época. Sin lugar a dudas se va un maestro, y una gran persona, y mejor amigo.

Temas

En Chic