Menú

Diez momentos que marcaron para siempre la vida de María Jiménez

Nos ha dejado una de las artistas más queridas de nuestro país. María Jiménez ha fallecido de madrugada, en su casa de Triana en Sevilla, rodeada de sus seres queridos, según han informado la familia en un comunicado. Repasamos algunos de los momentos más importantes en la vida de la flamenca que robó el corazón a toda una generación.

1.- De origen humilde
1 / 10

1.- De origen humilde

Nació en el sevillano barrio de Triana, el 3 de febrero de 1950, en el seno de una familia muy, muy humilde. Mientras su padre cargaba y descargaba mercancías en los muelles cayó enfermo, y su madre se puso a servir en una casa para mantener a la familia. Esto marcó para siempre el carácter decidido y fuerte de María, quien junto a sus dos hermano vivía en una habitación: “El baño estaba en un pasillo, para todos los vecinos", recordó en alguna ocasión.

2.- Barcelona cambió su vida
2 / 10

2.- Barcelona cambió su vida

Antes de convertirse en una de las artistas más conocidas y queridas de nuestro país, trabajó sirviendo en una casa, como también hiciera su madre. Primero en Sevilla y después a Barcelona, donde se trasladó con su familia cuan tenía 15 años. "Me levantaba a las seis de la mañana y me acostaba a medianoche, siempre fregando, planchando y haciendo las comidas a los señores". Ella no sabía que la Ciudad Condal cambiaría para siempre su vida.

3.- Sus primeros pasos en el flamenco
3 / 10

3.- Sus primeros pasos en el flamenco

Una taberna flamenca, Villa Rosa. Se presentó ante el propietario dispuesta a demostrar su talento. Frente a él interpretó un par de canciones y unos bailes. Su gracia y su desparpajo hizo que la contrataran por 200 pesetas. "Ya no soy chacha, ahora soy artista", celebró entonces, sin ser consciente de que comenzaba una meteórica carrera que la haría formar parte de las artistas más grandes de nuestro país.

4.- Madre soltera
4 / 10

4.- Madre soltera

El 7 enero de 1968 dio a luz a su hija María del Rocío Jiménez. Un embarazo que la obligó a dejarlo todo y a volver a casa de sus padres. María fue madre soltera, con lo que significaba ello en aquella época. No obstante, echó mano de esa valentía que la caracterizaba y crió a su hija sin revelar jamás la identidad del padre. Solo su hija lo sabe, aunque en su día comentó que era un ganadero de una familia muy conocida de nuestro país.

5.- Su primer álbum
5 / 10

5.- Su primer álbum

La hija de María se crió con sus abuelos maternos mientras ella continuaba ganándose la vida. Probó suerte en Madrid, y consiguió destacar en el tablao Las Brujas donde se la apodó la Pipa. Un sobrenombre que le puso Emilio Romero, director del extinto diario Pueblo. "Escuchándola cantar, me recuerda el aroma de una cachimba". El apodo se hizo tan famoso en la capital que María lo utilizó como nombre de su primer álbum, María La Pipa, que lanzó en 1975 y al que seguirían otros como Se acabó en 1978 que la catapultó definitivamente a la fama.

6.- El comienzo de su tormentoso amor
6 / 10

6.- El comienzo de su tormentoso amor

En el año 1978 se cruzó en su camino el hombre que marcaría su vida. La pasión entre ellos fue instantánea y dos años después, el 1 de julio de 1980 se casaron. Pepe Sancho dio sus apellidos a la hija de María y en 1983 nació Alejandro, su único hijo en común. A pesar de ser una de las parejas más mediáticas y queridas de nuestro país, su relación siempre fue tormentosa y en 1984 decidieron separarse.

7.- La muerte de su hija
7 / 10

7.- La muerte de su hija

Con solo 17 años, su hija María del Rocío falleció en un accidente de tráfico ocurrido en la madrugada del 9 de enero del año 1985. "Llegué a darme golpes contra la pared, del dolor tan grande que sentía", reconoció al hablar del tema. Un golpe inesperado para María que propició que se reconciliara con Pepe, con el que se volvió a casar por lo civil en Costa Rica dos años después.

8.- Muere Pepe Sancho
8 / 10

8.- Muere Pepe Sancho

Las peleas, las infidelidades y los malos tratos marcaron los últimos años de María Jiménez y Pepe Sancho. Se divorciaron definitivamente en el año 2002. El fallecimiento de Pepe el 3 de marzo de 2013 supuso una liberación para la artista: “Muerto el perro se acabó la rabia”, llegó decir.

9.- La relación con su hijo
9 / 10

9.- La relación con su hijo

Si por algo se ha desvivido María JIménez en los últimos años ha sido por su hijo, quien no la ha dejado sola en sus últimos momentos. Él mismo ha contado la “mala vida" que su padre Pepe Sancho les daba, motivo por el que nunca dejó de proteger a su madre. La relación de Alejandro con su padre se rompió cuando este testificó contra él en un juzgado. 

10.- Rodeada de sus seres queridos
10 / 10

10.- Rodeada de sus seres queridos

Los últimos años no han sido fáciles para María Jiménez. Su último gran bache de salud ocurrió en el año 2019 cuando tuvo un problema en el aparato digestivo. Aunque entonces aseguró que la artista no podría recuperarse debido a su gravedad, finalmente consiguió salir adelante protagonizando una recuperación que sorprendió a todos. Finalmente, este 7 de septiembre nos ha dejado rodeada de toda su familia y sus seres queridos. 

Temas

Recomendamos

0
comentarios