Menú

Gracias, Guapísima

0

Hola guapi. ¿Qué tal llevas tus problemas de espalda?. Esta mañana, antes de  reencontrarme con Julito en el gym (al que echaba de menos), te he dejado un tanto enfadada por tus fatídicos dolores lumbares que a penas te permiten andar erguida.

Espero que encuentres a alguien que te recete algún chute fuerte de “droga legal” para hacerte más llevadero el resto de días que te quedan hasta que vuelvas a tu cita con Julián, tu super-masajista. Es que estás viejita, amiguita….No… ¡¡es broma!!!!  Es más, cada día que pasa tengo más claro que tienes una vitalidad fuera de lo normal, hija mía. Ten en cuenta que has pasado por dos conciertos en el fin de semana (tú actúas durante dos horas y encima no haces playback como yo, y ni te digo como llego a casa tras un concierto con Nancys) después de más de cuatro días recorriendo Londres hasta la saciedad. Por cierto, mil gracias por tu maravilloso regalo de aniversario. Me refiero a los días que hemos pasado alojados en El Ritz londinense, solitos, paseando, comprando, visitando la Tate Modern (magistral la retrospectiva de Damien Hirst) y anticuarios a la vez que hamburgueserías, pakistanís y los maravillosos pubs con sus pintas de cerveza Stella (para mi) y las botellas de sidra  para ti.

Lo he pasado muy bien. Además hemos logrado desconectar de nuestro obsesivo e intenso ritmo laboral…y lo mejor: nos hemos reído más. También hemos tenido tiempo de encontrarnos con amigos como Delfín y Pelayo que nos llevaron a un club privado Indie donde lo pasamos muy bien. El único pero que pongo a este viaje es el fatídico, nubloso, gris y lluvioso tiempo de allí. No soporto la lluvia y esa sensación (real) de estar acompañado durante todo el día por una nube encima de mi. A ti te encanta y eres más afortunada aunque en los últimos días el sol reinó en Londres y la convirtió en la ciudad más bonita del mundo, para tu desesperación.
 
Te has comprado de todo.  Yo no tanto y es que últimamente siento que todo lo que quiero tener ya lo tengo (eso me hace sentirme muy afortunado) aunque he atracado el Topshop Man para comprarme una cantidad ingente de esas camisetas descotadas que tanto me “trabajo “ últimamente. Tú has conseguido vestidos que te gustan mucho, sobre todo el Pucci (que te queda fenomenal), unas sandalias preciosas, catálogos de arte con la última producción de los hermanos Chapman y mil y una chucherías más que tanto nos gustan.

Por cierto, hablando de regalos: te debo una disculpa al haberme presentado sin ningún presente para ti en nuestro retiro londinense. Es que, amor, no leí tu última entrada al blog y como previamente habíamos pactado no regalarnos nada, pues así fue la cosa….pero tranquilízate que ya he tomado nota de tus peticiones y solo te digo que te vas a sorprender, y mucho. Tanto como yo cuando me regalaste esta foto que aquí te adjunto. Aunque ahora tengo una duda que me “inquieta, perturba” (como diría Esperaza gracia): No sé si me gusta más la foto en sí o tu dedicatoria por nuestros 13 años de amor.

Te quiero.

Una última petición: me gustaría que me comentaras e ilustraras la celebración que te organicé por tus 49 cumpleaños en el pub de heavys “la zorra intrépida”. Si es que en el fondo no solo soy material y superficial. También tengo mi parte sentimental. Y me encanta. Y es que cada día tengo más claro la máxima aristotélica: En la mitad está la virtud.
 

Vamos a usar este espacio para comunicarnos, dejarnos recados, enseñarnos las fotos y noticias que descubrimos... para contarnos todas esas cosas que no nos da tiempo a comentar en el día a día. Esto es, en definitiva, un blog cerrado al que sólo tenemos acceso nosotros dos, una extensión de nuestra vida

Herramientas