Menú

1803: Sale de La Coruña la expedición de Balmis

El 30 de noviembre de 1803 partía de La Coruña con rumbo a las colonias americanas y asiáticas la expedición de Francisco Balmis. No se trataba de una expedición de conquista y tampoco estrictamente científica. Lo que el médico de cámara de Carlos IV iba a emprender era una expedición humanitaria, la primera que la historia recuerda, llena de grandeza, altruismo... e imaginación. En aquellos primeros años del siglo xix se había desatado una cruel epidemia de viruela en las regiones de Lima y Bogotá. Los muertos se contaban por miles y todos los intentos por hacer llegar la vacuna habían sido infructuosos: el virus se deterioraba en la larga travesía.

Leer más...

1491: La negociación con Boabdil. Se acerca el fin de la Reconquista

El 30 de diciembre de 1491, una pequeña tropa cristiana entraba sigilosamente en Granada para pactar con el rey Boabdil la rendición de la ciudad. A continuación, los caballeros debían proteger las torres y murallas de la Alhambra por si la facción más radical de los sitiados decidía alzarse contra su Rey e invalidar la rendición. La operación era, por tanto, mucho más peligrosa que una misión de paz cualquiera, debía pactar a escondidas y a continuación, tomar posiciones defensivas. El fin de la Reconquista dependía del éxito de esta empresa.

Leer más...

1617: Nace Murillo, el pintor de la Virgen

El 31 de diciembre de 1617 nace en Sevilla Bartolomé Esteban Murillo. Último de catorce hermanos y huérfano en la primera adolescencia, la vida de Bartolomé Esteban bien pudo haber sido difícil en sus comienzos. Sin embargo, todo en su biografía sorprende por su extrema sencillez. No hay en la vida del genio ni rastro de viajes iniciáticos, frustraciones amorosas o experiencias vitales determinantes. Nació y murió en Sevilla, ciudad que nunca abandonó y en la que creció como artista. Su maestro fue Juan del Castillo, un pintor limitado y alejado de las corrientes de su tiempo. Nunca viajó a Roma, ni tan siquiera a Madrid. Sólo estudió el arte que pudo ver en Sevilla. Se casó al despuntar su éxito y tuvo nueve hijos, entre ellos varios eclesiásticos y algunas monjas. Su vida fue discreta y familiar, entregada siempre al trabajo, tan prolijo que es difícil de cuantificar.

Leer más...

1504: El Gran Capitán toma Nápoles

El 1 de enero de 1504 el Gran Capitán lograba la capitulación de Gaeta y rendía la ciudad de Nápoles, arrebatándosela al monarca francés Luis XII. El reino de Nápoles había quedado ligado a la corona aragonesa desde los tiempos de Alfonso V, pero a finales del siglo xv la Península Itálica era tan inestable como un avispero. Fernando el Católico pugnaba con Francia por sus derechos hereditarios al reino, llegando a firmar un acuerdo de renuncia, el Tratado de Granada. Sin embargo, el tratado tenía lagunas y al intentar esclarecer las tierras que correspondían a unos y a otros, el resultado fue la guerra. Fernando encomendó el asunto a su mejor general, Gonzalo Fernández de Córdoba, que se exhibiría en la contienda como un imponente estratega.

Leer más...

1492: Rendición de Boabdil y fin de la Reconquista

El 2 de enero de 1492 se produce la rendición de Boabdil y la entrega del reino de Granada a los Reyes Católicos, que supuso el fin de la Reconquista. El reino de Granada era el único reino musulmán de la Península a finales del siglo xv. Abarcaba una gran extensión que empezaba en las montañas de Sierra Nevada y llegaba a la costa gaditana, adentrándose en la provincia de Málaga y en tierras de Córdoba, Jaén y Sevilla. Durante años había sobrevivido entre los poderosos reinos cristianos aprovechando las desavenencias que surgían entre ellos y pagando el correspondiente tributo. Sin embargo, tras una concienzuda pacificación interior, los Reyes Católicos pudieron ocuparse de la que consideraban la gran asignatura pendiente de la cristiandad: culminar la Reconquista.

Leer más...

1831: Inauguración de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla

El 3 de enero de 1831 se inauguraba la Escuela de Tauromaquia de Sevilla, la única con carácter oficial de todas las que han funcionado en Europa y América. Mucho se ha especulado sobre las razones de esta creación de carácter institucional, y entre todas ellas cabe descartar la implicación personal del monarca Fernando VII. El Rey era aficionado a la fiesta, pero no se trataba de ningún fanático y posiblemente disfrutase más del baño de masas que de la corrida en sí. Parece más probable que pesase sobre el Gobierno la corriente de orientación neoclásica, que arrasaba en el arte y el pensamiento y que tenía en el seguimiento de unas reglas el elemento crucial en toda composición que aspirase a la perfección. Las reglas, los parámetros propios de cada arte, conducían a la sublimación de la obra, y el toreo no tenía por qué ser una excepción. El Gobierno se erigía así en protector de las normas que contenían la esencia del toreo y se encargaría de transmitirlas de forma metódica a los futuros diestros. La idea parecía descabellada, pero puede entenderse cierta preocupación por los riesgos que entrañaba una profesión en la que a menudo primaba la pasión sobre la técnica y un deseo de que los jóvenes toreros tuviesen acceso a una enseñanza que podía reducir el peligro. Ésa parecía ser la finalidad cuando a la escuela se le añadió el calificativo de «Preservadora».

Leer más...

1920: Fallece Benito Pérez Galdós, maestro del realismo

Benito Pérez Galdós (1843-1920) es el gran maestro del realismo en España. Nacido en Las Palmas de Gran Canaria, fue sin embargo el novelista de Madrid por excelencia. Llegó a la capital a los diecinueve años, en 1862, para estudiar leyes, de acuerdo con la voluntad familiar, pero pronto descubrió su vocación periodística y literaria. Habiéndose iniciado muy joven en las páginas de El Debate y La Nación, entre 1866 y 1867 escribió su primera novela, La sombra, que no se publicaría hasta 1870 en La Revista de España. Pasó en primer lugar por la imprenta La fontana de oro, redactada y aparecida en 1870. Mientras escribía para la prensa y elaboraba su propia narrativa, Galdós tradujo obras de Charles Dickens (1812-1870), que dejó una profunda huella en él. Tras El audaz (1871), Galdós comenzó su reconstrucción histórica, literaria y didáctica del pasado de España, bajo el título general de Episodios Nacionales, que siguen siendo de enorme utilidad y singular belleza, y que abarcan desde el reinado de Carlos IV, en el que Galdós sitúa el origen de todos los males de España, con el desastre de Trafalgar, primer título de la serie, hasta sus propios días.

Leer más...

1548: Nace Francisco Suárez, el doctor Eximius

El padre Francisco Suárez (1548-1617) fue uno de los pensadores más avanzados de su tiempo. A sus dieciséis años, los jesuitas le aceptaron como novicio, tras muchos esfuerzos de su familia, porque no le veían condiciones intelectuales suficientes. Sin embargo, hoy se le recuerda como Doctor Eximius por sus aportaciones a la teología, el derecho y la filosofía. La obra de Suárez es extensa y abarca distintos territorios intelectuales, pero sin duda su mayor aportación fue una nueva idea de soberanía, tan moderna que aún hoy no ha sido adoptada por la totalidad de las naciones: consideraba que ésta era dada por Dios a todos los hombres, y no sólo a unos cuantos escogidos por origen o pertenencia a un estamento determinado.

Leer más...

1587: Nace el Conde-Duque de Olivares, hombre fuerte del reino

La carrera política del conde-duque pasaría a primer plano al formar triunvirato con el joven rey Felipe IV, bajo la dirección de su tío don Baltasar de Zúñiga. Fallecido el tío, el conde se haría con las riendas del Gobierno practicando una política interior reformista que resultó conflictiva y poco eficaz. Su obsesión fue la eficacia del aparato estatal, equilibrando el esfuerzo fiscal de los distintos reinos y descargando a la sufrida Castilla. Condensó su política reformista en un informe llamado Gran Memorial, cuya expresión fue la Unión de Armas, una especie de coalición o confederación de los distintos reinos con fines militares. Se trataba de que cada reino financiase su propio ejército permanente al servicio del rey, un proyecto con tintes centralistas que fue entendido como una «castellanización» de las regiones periféricas y que provocaría graves revueltas en Portugal y Cataluña.

Leer más...

1536: Fallece la reina Catalina de Aragón, esposa de Enrique VIII de Inglaterra

El 7 de enero de 1536 moría Catalina de Aragón, la que fuera reina consorte de Inglaterra y primera mujer de Enrique VIII. Catalina era la hija menor de los Reyes Católicos, la favorita de su madre Isabel, con quien guardaba gran parecido en gracia, inteligencia y viveza. Su aspecto recordaba más a su bisabuela, Catalina de Lancaster: la piel blanca de porcelana, los ojos de color marrón claro, el pelo rojizo. Pero en ella la gélida estampa inglesa se encendía con los atributos de su madre. Cuando los Reyes Católicos la comprometieron con el príncipe Arturo de Inglaterra el pueblo inglés la acogió con entusiasmo. El tímido Arturo no cabía de gozo con su encantadora esposa. Poco habría de durarle. Apenas unos meses después de casados una epidemia los dejó postrados con fiebres. Catalina, más fuerte, pudo sobrevivir para quedar viuda a los dieciséis años.

Leer más...

Herramientas