Menú

Se llama Vinicius, no Toby

Hasta hoy, hasta ese "lo de Vinicius es un problema del fútbol español", Carlo Ancelotti, con toda su experiencia primero como jugador y luego como técnico en los mejores banquillos del mundo, ha recorrido un largo camino de equidistancia, que es el peor de los alejamientos, de palabras vacías y de mensajes huecos, que, al final, tal y como era de prever por cualquiera que conozca un poco nuestro fútbol, iban a ser utilizados contra el Real Madrid y contra el futbolista. Hoy, y hay quien sugiere que a instancias de la superioridad, Ancelotti ha reaccionado al fin, pero su tibieza, como la del club en general, han estado dando de comer durante todo este tiempo al dragón, que primero fue cría de dragón, luego dragoncito, más tarde dragonzuelo pero en este momento es uno de los dragones de Daenerys Targaryen de Juego de tronos. Y ahora vaya usted a convencer al dragón de que pare de echar fuego por su boca cuando ve que el Madrid no contesta, el equipo se deshace y al futbolista le afecta. Si yo fuera antimadridista, y ante el silencio administrativo del Real, le seguiría buscando las vueltas a Vinicius. Hoy, ya digo que desconozco si por iniciativa propia o porque alguien se lo ha chivado al oído, Ancelotti ha respondido al fin, pero hará falta más, mucho más, infinitamente más para que frenen en su cacería. No hay mal que por bien no venga pero está siendo tanto y tan reiterado el mal infringido que es probable que ya no haya vuelta atrás y el delantero, decepcionado, haya llegado a la conclusión de que lo mejor es emigrar de España para que lo dejen en paz.

Leer más...

La fiesta del Ku Klux Klan

El problema no lo tiene Vinicius, el problema lo tiene la Liga española. Hoy he vuelto a leer que la Liga de Fútbol Profesional pide que se investiguen los cánticos racistas contra el futbolista del Real Madrid… y blablabla. Es, en veinte partidos, la quinta vez que la Liga pide que se investigue, y me juego pajaritos contra corderos a que será la quinta vez que no pase absolutamente nada. La Liga pide que se investigue, los clubes condenan de cara a la galería los insultos racistas pero investigan poco o mal o lo hacen con parsimonia deliberada, cuando no hay nada que investigar porque hay imágenes de televisión que captan nítidamente al agresor llamando "macaco" al futbolista resulta que la policía catalana se muestra incapaz de localizar al violento y cuando son varios los violentos reunidos tanto dentro como fuera (por ejemplo del Metropolitano) es entonces la fiscalía de Madrid la que engloba los insultos en un partido de máximo riesgo y los justifica porque se han producido nada más que un par de veces. Lo que pasa entonces es que, en vista de la incapacidad general cuando no directamente de las ganas porque siga la fiesta del Ku Klux Klan, el racista, como en la pescadería, pide turno, espera pacientemente a que Vinicius visite su estadio y por 80 ó 90 euros le llama a la cara mono, chimpancé o negro de mierda al jugador. Y vuelta a empezar: la Liga pide que se investigue, el club propietario del estadio condena lo sucedido pero absolutamente nadie hace nada al respecto. Es culpable quien insulta pero son responsables todos, Liga incapaz, clubes perezosos, policía y, cuando interviene, fiscalía mendaz.

Leer más...

Raillo y el comodín del racismo

El racismo, querido Antonio José Raillo, defensa del Mallorca, no es un comodín sino una lacra que convendría extirpar cuanto antes de nuestra sociedad. Es absolutamente condenable que alguien se invente un insulto racista u homófobo como hizo por ejemplo Mouctar Diakhaby, que se sacó de la manga que Juan Cala le había llamado "negro de mierda", pero está demostrado y recogido por las cámaras de televisión que a Vinicius le han llamado negro, macaco y maricón, entre otros insultos degradantes, y el otro día apareció colgado de un puente un muñeco con su camiseta y con su nombre. Colgado de un puente, Raillo. Ahorcado. Con su dorsal, Raillo, el número 20. De modo que ventilar el problema del racismo que evidentemente existe en el fútbol español de un modo tan simple y, si me lo permites, y aún no permitiéndomelo, tan profundamente ignorante me parece sinceramente que no es de recibo.

Leer más...

El canto del cisne de Miguel Ángel Gil

Hasta el jueves, y en lo tocante al asunto arbitral, el discurso del Cholo Simeone había sido muy coherente: él decía que nunca hablaba de los colegiados… y lo cumplía a rajatabla, no hablaba de ellos. Y, salvo aquella metedura de pata suya cuando dijo que aquella Liga que al final acabó ganando el Barcelona estaba peligrosamente preparada para el Madrid, también había sido siempre respetuoso con su rival. Y digo con su rival y no con sus rivales porque Simeone sólo tiene un rival, sólo tiene un adversario en el mundo, y ese no es otro que el Real Madrid. Yo no sé si eso es así desde que Mendoza prefirió fichar a Fernando Redondo en vez de traérselo a él desde el Sevilla o todo arranca de las dos finales de Champions perdidas pero el caso es que Simeone, que es cierto que hasta el jueves fue coherente, sólo tiene un rival, que es el Real Madrid. Y debe ser que, ya con todo perdido y consciente de que le queda en el Atleti la información del tiempo de un Informativo, el otro día todo saltó por los aires, fue algo así como el canto del cisne del Cholo.

Leer más...

Si lo prefieres, Xavi, llámalo equis

Es fácil, Xavi, de verdad. Buscas en San Google "Alfonso Godall" y "saldo arbitral" y te sale. Seguro que a mí me sorprendió más que a ti, que te beneficiabas de ello, el día que puse La Sexta y vi a este ex vicepresidente con Laporta, que es tu presidente de ahora, reconociendo abiertamente que las buenas relaciones con la federación y con el comité de arbitros beneficiaron al Barcelona. Tú lo sabías porque estabas en el campo, yo lo intuía pero es que resulta que él lo confesó. Y en cualquier país medianamente serio alguien habría parado máquinas para pedir que se investigara, alguien habría llamado a este caballero para preguntarle a qué se refería exactamente, pero nadie lo hizo porque aquí la verdad importa tanto como nada. A eso que relató con tanto detalle un alto cargo directivo del club implicado le dimos en llamar Villarato, pero llámalo equis si quieres. Con datos en la mano, equis benefició a tu Barça y, por ende, te benefició a ti. Y Godall contó cómo tu club de toda la vida buscó el amparo de Villar, aunque lo puedes llamar ‘i griega’ si te da la gana, apoyándolo en el último minuto y rompiendo por tanto la disciplina de voto del resto de clubes de la Liga, que habían decidido en bloque apostar por Gerardo González. Aquel acercamiento surtió efecto y los árbitros tuvieron con tu equipo una actitud más benevolente, aunque, si te gusta más, puedes llamarlo ‘hache’. De modo que la fórmula sería así: X=Y+H. Y, oye, aquello era mano de santo, funcionaba con tanta exactitud como el 2+2=4. Así que si hubo un inventor del Villarato, ése fue tu ex vicepresidente, que lo reconoció sin sonrojo y sin que nadie le pidiera explicación.

Leer más...

Supercopa femenina: no es machismo, es cobardía

Como el fútbol español está roto por el eje, quebrado y absolutamente dividido, basta cualquier incidente, cualquier excusa, la más mínima chispa para que el incendio haga saltar todo por los aires. El penúltimo ejemplo lo tuvimos con el gol en fuera de juego concedido al Elche en su partido contra el Cádiz, que acabó con empate a uno en el marcador. Lo que menos importaba a la Federación y a la Liga era el perjuicio llevado a cabo contra el equipo gaditano, lo más relevante para Rubiales y para Tebas era salvaguardar sus respectivos tafanarios, vulgo culos. Y el último ejemplo lo hemos tenido con lo sucedido tras la final de la Supercopa femenina de fútbol disputada entre Barcelona y Real Sociedad y celebrada en el Estadio Romano José Fouto, y que acabó proclamando campeón al equipo catalán por 3 goles a 0. Extrañó ver a las jugadoras recogiendo ellas mismas las medallas, sacándolas de un estuche y colgándoselas del cuello, más aún cuando en el palco estaba la plana mayor federativa encabezada por su presidente.

Leer más...

El indomable Mariano

¿Hay por ahí perdidos futbolistas a los que no les gusta el fútbol? Por supuesto que los hay, aunque son la excepción. El ex jugador de la Real Sociedad, Carlos Vela, que era buenísimo, ha confesado en más de una ocasión que nunca veía partidos de fútbol y que en sus horas libres le gustaban otras cosas, como el cine o el baloncesto. Para Batistuta era sólo una profesión, como para Mario Balotelli; un día le preguntaron al delantero italiano por qué no celebraba sus goles y él lo explicó del siguiente modo: "Cuanto un cartero entrega una carta, ¿lo celebra?" O sea que Mario Balotelli se tenía a sí mismo por un funcionario, un cartero, con la diferencia de que él probablemente cobre más dinero del que se cobra en Correos. Por supuesto que es más difícil triunfar en el fútbol profesional si no es tu pasión, pero a la vista de Vela, Batistuta o Balotelli está que no es imposible.

Leer más...

VAR, VOR, VIR, VUR

El gol que Ezequiel Ponce le marcó ayer al Cádiz en el minuto 81 de partido y que supuso el empate a uno definitivo entre el equipo local y el Elche ha devenido en un martes absolutamente impropio de una federación y una Liga serias. Anoche, como digo, Ponce empataba un partido que el Cádiz llevaba ganando casi desde el principio del encuentro, y lo hizo en fuera de juego. En vivo y en directo y para el ojo humano, el fuera de juego pudo ser dudoso, pero para el VAR, que tiene la capacidad de visionar y parar y volver a repetir las imágenes, es absolutamente imposible que la posición ilegal del delantero argentino pasara inadvertida. Decía que para el ojo humano es más difícil aunque no imposible; según informa el Diario de Cádiz, la auxiliar de banda, Guadalupe Porras, advirtió al VAR de la existencia de un posible fuera de juego pero nadie la hizo ni el más mínimo caso: ¿Por qué? Desde el Comité Técnico de Árbitros se asegura que Iglesias Villanueva no se negó a revisar la jugada pero el caso es que no lo hizo: ¿No se negó a revisarla pero no la revisó? ¿Alguien lo entiende? ¿Para qué sirve que no se niegue si no lo hace? Pues no, no lo entiende nadie.

Leer más...

ADN Real Madrid

Es la ventaja de llevar 60 años por aquí dando vueltas y 35 trabajando en el periodismo deportivo, que ya lo has visto todo varias veces. Aunque siempre puede haber matices, claro. Es como cuando has visto un montón de veces una película y, pese a todo, siempre sacas alguna conclusión nueva. Por ejemplo, el otro día viendo por quincuagésimo novena vez ¡Qué bello es vivir!, me sorprendí con la escena en la que el hombre que rescata de las aguas a George Bailey y a Clarence, que dice ser su ángel de la guarda, se da cuenta de algún modo y sin que Capra lo muestre que efectivamente es lo que dice ser. Pues con el Real Madrid pasa lo mismo. Con el Real Madrid pasa que los antimadridistas, y muchos madridistas también, piensan en serio que tiene que ganar siempre y bajo cualquier circunstancia. Si gana cumple o, en el mejor de los casos, es gracias al árbitro, lleva siendo así desde los tiempos de Guruceta Muro, un famoso árbitro de los años 70. Es el ADN del Real Madrid.

Leer más...

Le llamaban 'pechofrío'

Ahora allí es dios, con d minúscula, pero hasta hace sólo veinte días resulta que los mayores odiadores de Leo Messi estaban en Argentina. Si aquí, en España, se decía que Messi no era un líder, que no tenía carácter y que había muchas veces, demasiadas quizás, que se escondía cuando venían mal dadas, era porque lo habían dicho primero en Argentina. Y tenía cierto sentido que lo dijeran allí y no tanto aquí porque aquí, en el Barça, rodeado de una pléyade de fantásticos futbolistas, Leo lo había ganado absolutamente todo varias veces mientras que allí, en Argentina y con la selección nacional, estaba virgen. La primera vez que escuché eso de "pechofrío" fue por él y dicho por un periodista argentino. Nunca hasta entonces había escuchado esa palabra, pechofrío. El nivel de las críticas del periodismo argentino nos volvía a dejar a nosotros en mantillas y a la altura del betún. Éramos, y segumos siendo, unas amables y simpáticas monjitas.

Leer más...

Herramientas