Menú

Helado: ¿por qué es mejor comerlo en invierno que en verano?

El helado es esa comida típica del verano y solo del verano pero comerla en invierno trae muchos beneficios, en LD los desgranamos.

0
El helado es esa comida típica del verano y solo del verano pero comerla en invierno trae muchos beneficios, en LD los desgranamos.
food, village ice cream, calgary | Unsplash/Priscilla Du Preez

Mucha gente pensará que es una locura comer helado en invierno ya que fundamentalmente los tomamos en el verano para combatir el calor sofocante, sin embargo, un helado lo que hace es reducir ligeramente la temperatura corporal pero es una sensación de corta duración. ¿Cuál es el motivo? Sencillo, que la cantidad de líquido frío que ingerimos con un helado es mínimo comparado con el volumen del cuerpo, es por esto que en pocos minutos dejaremos de notar el alivio que provoca el frescor del helado, el cuerpo volverá a tener una temperatura estable y reactiva los mecanismos para regularla.

Además, tanto los helados como los refrescos que normalmente en verano utilizamos para refrigerarnos cuentan con una gran cantidad de azúcares, o lo que es lo mismo, calorías. Eso hace que suban la temperatura del cuerpo, por su alto contenido calórico. Por ello, lo ideal para no pasar calor en verano es hidratarse con agua, que además es más saludable.

Así que, una vez que conocemos el motivo de que nos gusten tanto los helados en verano, hay que conocer el por qué son buenos en invierno. Un bue motivo para empezar a comer helado en invierno, si es que no lo haces ya, es que desde el punto de vista calórico son una gran ayuda porque nos dan mucha energía aunque es verdad que pueden apetecer menos debido a que son fríos y las temperaturas no acompañan a las comidas frías sino calientes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay una falsa creencia en la sociedad de que un helado en invierno puede provocar resfriados, pues no es así. Al contrario. Nada más hay que fijarse en que cuando hay algún tipo de dolor muscular, o por ejemplo cuando nos duele la garganta, lo que se aplica es frío para reducir la inflamación. Además, un helado, una vez ha pasado por nuestra lengua, prácticamente queda todo líquido y a una temperatura muy parecida a la corporal.

El helado además cuenta con el calcio de la leche y las vitaminas de las frutas, por tanto no solamente aportan calorías. Siempre teniendo en cuenta que el helado no sea demasiado artificial y tenga unos ingredientes más o menos saludables. Además, el helado tiene también beneficios a nivel anímico ya que nos hace estar de mejor humor.

El helado es altamente nutritivo

Mucha gente no lo sabe, pero el helado es un alimento muy nutritivo. Esto se debe a que contiene calcio, vitamina B2, proteínas y aminoácidos esenciales. A la hora de comprar, es preferible seleccionar los helados artesanales y mirar siempre los ingredientes de lo que se compra.

Aporta calorías

La sensación de frescor que sentimos en verano al comer un helado es momentánea porque el helado contiene una gran cantidad de calorías, esto hace que, si bien en el momento pueda provocar una sensación refrescante, en muy poco tiempo incrementará nuestra temperatura corporal. Algo idóneo, sin embargo, si el helado se toma en invierno, ya que lo que se busca es aumentar la temperatura corporal debido al frío exterior.

Desinflama la garganta

Muchos piensan que tomar helado en invierno puede enfermarnos. Todo lo contrario. Si estamos enfermos de la garganta, por ejemplo, el helado no servirá para desinflamar y cicatrizar las heridas. Incluso, muchos médicos recomiendan comer este alimento si tenemos anginas u otros procesos inflamatorios en la garganta.

Reconstituyente natural

Cuando hacemos ejercicio, perdemos muchos nutrientes y energía: las cremas heladas actúan como reconstituyente. Si bien es cierto que en este caso especialmente hay que mirar que los ingredientes sean saludables o, en su defecto, hacer el helado en casa antes del ejercicio.

¿Cuál es el motivo de este sorprendente beneficio del helado? Pues simplemente que este alimento proporciona glucógeno y proteínas que no solo nos ayudan a recuperar la energía, sino que además impulsarán a nuestros músculos a recuperarse del desgaste físico.

Reduce los niveles de estrés

El helado nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, así vemos en muchas películas como la chica triste come helado con tapada con una manta, para sentirse mejor. ¿Cómo se explica? Fácilmente, el motivo es que el helado favorece la producción de serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad. El aumento de esta hormona en nuestro organismo, sirve para reducir la ansiedad, regular los ciclos de sueño y aportarnos calma.

Es una alternativa a los lácteos

Según los consejos médicos, una persona adulta debería ingerir 1.200mg de calcio diariamente ya que este nutriente además de servir para el fortalecimiento de los huesos, es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen debidamente. También, ayuda a la correcta coagulación de la sangre.

El motivo es que el helado aporta calcio y puede ser un alternativa de los lácteos que consumimos habitualmente. Si bien todos debemos incluir calcio en nuestras dietas, es fundamental especialmente para los niños, embarazadas y adultos mayores.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia