Menú
Katy Mikhailova

Ser o querer ser

'Quiero ser' es un programa que ha decepcionado a la inmensa mayoría del público y ha avergonzado completamente a la industria de la moda nacional.

Katy Mikhailova
0
'Quiero ser' es un programa que ha decepcionado a la inmensa mayoría del público y ha avergonzado completamente a la industria de la moda nacional.
'Quiero Ser' | Imagen promocional de Telecinco

Quiero ser, quiero tener, quiero aparentar, quiero demostrar… Quiero. Pero querer poseer algo, no de sentirlo. Quiero ser todo es ser nada a la vez. Pocos reflexionan que a veces hay que parar para ser, sentir y darse cuenta de nuestra existencia.

Y es que todas estas cuestiones, a caballo entre lo material y lo metafísico, me han venido a la cabeza tras el estreno de Quiero Ser, un programa que ha decepcionado a la inmensa mayoría de los espectadores y ha avergonzado completamente a la industria de la moda nacional.

Después del bochornoso espectáculo, nos preguntamos porqué la moda tiene una imagen frívola en nuestra sociedad. Y la respuesta es que cuando se vende semejante imagen de esta industria, basada en pechos e incultura -que es lo que el pseudo "talent-show" ha mostrado esta semana-, es lógico que moda y basura parezcan ser lo mismo.

No vi el estreno en Telecinco. Al día siguiente amanecí con el timeline del Facebook repleto de artículos y comentarios de colegas del gremio que se sintieron indignados. Todos los diarios y portales de España se hacían eco del fracaso del programa, de las "perlas" de los concursantes y de la completa ausencia de una presentadora que participa casi tanto como Casillas en la pasada Eurocopa.

Por momentos me decía -y hasta lo escribí en mis redes-: "dicen que el programa es tan malo que hasta me han entrado ganas de verlo". La no-sorpresa fue apreciar lo que la mayoría vieron.

Concursantes superficiales y materialistas, cuyo léxico es tan pobre -hasta el punto de no conocer qué significa "tabú"- que el término "it-girl" repetido hasta la saciedad se convertía en una especie de mantra.

Hay una gran diferencia entre el "querer ser" y el "ser". No por más followers, más lujos, más pechos y más anglicismos y neologismos uno llegar al "ser". Pero no un ser cualquiera: un "ser" consciente y verdadero. Me temo que la mayoría de los que participan en este reality se van a quedar en el "quiero".

Directora y presentadora de esModa y colaboradora de Es la Noche.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios