Menú

El aumento de divorcios en España, signo de nuestro tiempo

El acceso a internet ha dado la puntilla definitiva y se ha perdido el miedo o temor al divorcio.

Publirreportaje
0
Cambia la concepción del divorcio | Freepik

El inconformismo de nuestro modo de vida hace que ciertas reglas sociales y de comportamiento, que hace apenas unas décadas teníamos arraigadas en nuestra cultura, hayan cambiado sustancialmente con la llegada de nuevos aires de libertad y de educación. El acceso a internet ha dado la puntilla definitiva y el miedo o temor a un divorcio y sus consecuencias se han transformado en alegría y seguridad para realizarlo sin temor alguno.

Y es que las cifras hablan por sí solas: en los últimos quince años, los divorcios se han triplicado (de 37.586 en 2001 a 114.019 en 2016) y las separaciones han caído un 91% (de 65.555 a 5.840), según un informe del Poder Judicial, que destaca que se ha estabilizado desde 2009 el número de disoluciones matrimoniales en torno a 120.000 demandas anuales.

Es apreciable una "reducción drástica" en las separaciones y el "notable incremento" de los divorcios a partir de 2005, cuando cambió la legislación, que permitió la disolución por divorcio directamente, sin la fase previa de separación. Así, las estadísticas dan un vuelco de tal forma que, si el año anterior al cambio de la ley había un 39% de divorcios y un 61% de separaciones, en 2006, pasan a 91% frente a un 8,8% y en 2015, un 94,9% y 5% respectivamente.

Por número de demandas presentadas, Canarias, encabeza el mayor número de habitantes que piden divorcio. Afortunadamente, las parejas que quieren el divorcio en Tenerife tienen a un abogado de divorcios en Tenerife muy bien valorado y con una tasa de satisfacción entre sus clientes de las más altas de nuestro país. Este abogado posee la fórmula perfecta para conseguir un divorcio barato y rápido, evitando situaciones incómodas, inevitables en los procesos demasiado largos.

Con la llegada del divorcio exprés, regulado con la reforma de 2005 (Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio), reforma que continúa vigente en la actualidad, cualquier matrimonio puede divorciarse directamente, sin tener que previamente separarse judicialmente (como ocurría antes) y sin que sea necesario que se justifique la causa por la cual se solicita el divorcio.

El divorcio exprés, mejor con un abogado presencial

Hay que aclarar previamente que este tipo de divorcios se realizan de mutuo acuerdo entre los cónyuges, el tiempo de tramitación del divorcio, por tanto, se reduce considerablemente, pudiendo alcanzar un promedio de uno o dos meses, según la carga de trabajo del Juzgado.

Los requisitos para tramitar este tipo de divorcio exprés son dos: que hayan transcurrido tres meses o más desde la celebración del matrimonio y que ambos cónyuges estén de acuerdo en los términos del divorcio o separación. Aunque hay gente que opta por un divorcio gestionado online, no es lo más recomendable.

Con los abogados presenciales se controlarán de primera mano los documentos y se conocerá y se podrá evaluar, desde el principio, que la persona a la que se paga es válida para el trabajo. Del mismo modo, no ofrecen un convenio regulador estándar para el cliente, sino que elaborarán uno específicamente para el caso tratado, con las especificaciones que el cliente crea conveniente. Con los abogados de divorcios de la afamada firma FMabogados, se obtendrá el divorcio exprés deseado por ambos cónyuges, con la confianza que da conocer a un profesional cara a cara y no solo a través de un número de teléfono o una página web.

Aunque no es obligatorio justificar la causa por la que se solicita el divorcio, con un abogado presencial, todo se tornará más íntimo y, por lo tanto, comprensible para el abogado, que dará las pautas a seguir para que el divorcio sea lo más agradable y pacífico posible. Un abogado presencial creará un ambiente propicio para que todo el procedimiento sea mucho más ágil y, por supuesto, menos traumático, no solo para los cónyuges, sino también para los hijos que puedan existir dentro del matrimonio.

El abogado, llegado a un punto de acuerdo y normalidad entre los miembros de la futura expareja , solo tendrá que plasmar un convenio regulador en que figuren temas tan importantes como la pensión de alimentos, la guarda y custodia de los hijos, la pensión compensatoria, el uso del domicilio familiar, el reparto de bienes comunes, etc.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios