Menú

No rasques más: Consejos para descongelar el parabrisas del coche

El invierno, las bajas temperaturas y tener que rascar el parabrisas a primera hora de la mañana van de la mano. Hay trucos para no tener que rascar.

El invierno, las bajas temperaturas y tener que rascar el parabrisas a primera hora de la mañana van de la mano. Hay trucos para no tener que rascar.
invierno, congelado, congeló | Pixabay/CC/kaboompics

Las bajas temperaturas hacen que el rocío de la mañana se congele, los parabrisas de los coches son buen testigo de ello. Sobre todo ocurre cuando la temperatura es cercana a cero o está por debajo. El tener que rascar cuando se sale con el tiempo justo para ir al trabajo o a la escuela no siempre resulta agradable.

Los parabrisas se congelan por el frío del exterior y cuando están aparcados en la calle, si uno tiene la suerte de tener el coche en un garaje esto no sucederá. Los rascadores deben llevarse en el coche siempre, porque nunca se sabe cuándo va a ser necesario, sin embargo, si se quiere quitar el hielo del parabrisas no es necesario rascar ya que existen otros métodos.

Si uno no es de esa gente que sale con el tiempo justo de casa y puede que tenga 10 o 20 minutos, no tendrá que rascar el coche sino que puede emplear alguno de los otros trucos que hay para descongelar el parabrisas. Si quieres dejar de rascar, toma nota de los siguientes consejos.

Consejos para descongelar el parabrisas

Lo primero que hay que tener en cuenta es que si se quiere quitar la capa de hielo que cubre el parabrisas hay que hacerlo con cuidado para no dañarlo, por ello es importante no utilizar rascadores que no sean de plástico, ni agua caliente ni sal. Estas tres cosas pueden romper el parabrisas.

¿Cómo puede ser esto? El agua caliente puede provocar un efecto de rotura inmediato simplemente por la diferencia de temperatura entre el líquido caliente y el hielo. Por su parte, la sal puede rayar el cristal e, incluso, si se queda en otras zonas del coche puede incluso llegar a corroerlo. Por tanto, ¿Cómo es mejor descongelar el parabrisas?

  • Encender el coche, conectar la calefacción enfocando los chorros de aire hacia el parabrisas y esperar unos minutos a que la temperatura derrita el hielo. Es la solución más tradicional, y la más lenta. Es perfecta si no se tiene prisa, aunque si hay demasiado hielo no es práctica. Es importante conectar la calefacción con el coche frío para que la temperatura suba poco a poco. También puede complementarse con el limpiaparabrisas y un chorro de agua.
  • Si no se tiene tanto tiempo, la opción más socorrida y común es utilizar un rascador para eliminar la mayor cantidad posible de hielo. Lo mejor, un rascador de plástico específico; si no se dispone de uno, se puede utilizar algún elemento de plástico rígido que se tenga a mano, pero cuidado, en ningún caso se deben utilizar objetos metálicos.
  • Mezclar alcohol con agua, un truco que viralizó la Guardia Civil. La premisa es muy buena: hacer desaparecer el hielo sin dificultad y sin rayar la luna del coche. Para ello, solo se tiene que echar una mezcla de una parte de agua y dos de alcohol al cristal. Y la razón se debe a que el alcohol tiene un grado de congelación sensiblemente más bajo que la del agua.
  • También se puede recurrir a los líquidos para ayudar a descongelar el parabrisas. La opción más eficaz puede ser utilizar alcohol de quemar para derretir capas finas de hielo, porque el alcohol se congela a menor temperatura que el agua. Otro líquido a utilizar es agua corriente, sin necesidad de calentarla previamente ya estará a una temperatura superior a la del hielo, y puede ayudar a desprenderlo del parabrisas.

Lo que no se debe hacer

Circulan por Internet ingentes cantidades de consejos que: o, bien no funcionan, o, bien solo estropearán el parabrisas del vehículo. Enumeramos los más habituales:

  • Agua caliente o fría. Puede parecer un buen truco casero para descongelar el parabrisas del coche, pero no lo es. El motivo es que si se echa agua caliente sobre el parabrisas congelado es más que probable que los cristales se rajen o agrieten debido al cambio de temperatura.
  • No echar sal. La sal evita la congelación pero no descongela. Además, puede corroer la chapa. La sal común o sal de mesa tiene múltiples usos, pero esté no es uno de ellos.
  • No activar los limpiaparabrisas. Si el parabrisas está congelado, las escobillas también lo estarán. Si estas se activan con el parabrisas congelado es muy probable que se estropee el motor de las escobillas o las escobillas en si.
  • No verter alcohol en el depósito del limpiaparabrisas. Esto podría ser peligroso para la seguridad personal y el funcionamiento del vehículo.

En Chic

    0
    comentarios