Menú

Remedios caseros para cuidar los ojos

Ojos secos, cansados o irritados es normal si se pasa mucho tiempo con las pantallas. Existen remedios naturales para aliviar estos síntomas.

Ojos secos, cansados o irritados es normal si se pasa mucho tiempo con las pantallas. Existen remedios naturales para aliviar estos síntomas.
retrato, ojos, mujer | Pixabay/CC/clardfilm

El ojo es un órgano complejo, importante y sensible y, aunque está expuesto a una amplia variedad de problemas, el cuerpo dispone de mecanismos de defensa naturales para evitar infecciones e irritaciones. Las más importantes son las lágrimas, que constituyen un sistema de limpieza de la superficie de los ojos y la conjuntiva. Esta secreción protege de bacterias, polvo y otras sustancias irritantes y ayuda a mantener el ojo hidratado, que es clave para la salud ocular en general. No hay que olvidar que la salud ocular es fundamental para mantener una buena calidad de vida, y existen varios remedios caseros que pueden ayudar a cuidar los ojos de manera natural.

Plantas medicinales para la salud ocular

Las afecciones oculares pueden tener diversas causas relacionadas con la edad, el estrés, alergias, fármacos, uso de lentillas, las condiciones ambientales, la alimentación, los hábitos del sueño, el estilo de vida... Por ello, existen algunas plantas medicinales con acción antiséptica, antiinflamatoria, lenitiva o analgésica que pueden favorecer la salud de los ojos. Algunos extractos vegetales incluso pueden emplearse como remedio natural complementario en el tratamiento de infecciones y trastornos oculares comunes.

  • Llantén: El llantén crece en todo tipo de suelos y climas, sobre todo en terrenos baldíos, bordes de caminos y huertos. Este tipo de planta se considera antiinflamatorio, antibacteriano y lenitivo. Sirve para aliviar la irritación ocular, la conjuntivitis y la blefaritis.
  • Eufrasia: La eufrasia crece en suelos calcáreos y en lugares expuestos al sol como praderas y senderos. Conocida como hierba de los ojos, se usa para tratar conjuntivitis, blefaritis u orzuelos, y para aliviar la fatiga visual y la irritación ocular. Entre sus virtudes destacan las antiinflamatorias, astringentes y calmantes. Se recomienda en infusión para realizar lavados oculares de 1 a 2 veces al día.
  • Arándano: El arándano crece en bosques de abetos o pastos de alta montaña de suelos ácidos y húmedos. Refuerza las paredes vasculares y actúa como antiagregante plaquetario, antiinflamatorio y antioxidante. Se suele utilizar para mejorar la agudeza visual cuando hay poca luz, y como coadyuvante ante problemas con la microcirculación ocular y la función retiniana. Atenúa la fatiga ocular causada por las pantallas.
  • Compresas de manzanilla: El té de manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes. Para aliviar la irritación y reducir la hinchazón de los ojos, basta com empapar dos bolsitas de té de manzanilla en agua tibia y colocarlas sobre los ojos cerrados durante unos 15 minutos.
  • Compresas frías de pepino: Colocar rodajas de pepino frías sobre los ojos cerrados es beneficioso para los ojos. El motivo es que el pepino tiene propiedades antiinflamatorias y refrescantes que pueden aliviar la hinchazón y reducir las ojeras.
  • Reishi: El reishi aparece durante el otoño en el tronco de robles, arces, abedules y fresnos. Contribuye a regular y fortalecer el sistema inmunitario. Además, tiene un efecto antiviral, antiinflamatorio, antialérgico y analgésico. Es muy útil para atenuar los síntomas típicos de las alergias estacionales como los ojos llorosos y la picazón y para reducir la inflamación y los niveles de histamina en procesos alérgicos.
  • Aciano: El aciano crece en los cultivos de cereales y en los suelos ricos en nitrógeno. Es una planta antiinflamatoria y estimula el flujo sanguíneo en los capilares, por ello, es útil para tratar las inflamaciones menores, en la conjuntivitis y la blefaritis. También es beneficiosa para atenuar la vista cansada.
  • Hamamelis: El hamamelis crece en riberas y linderos de bosque. Es originaria de la costa Este de América del Norte, aunque hoy se cultiva en otras regiones del mundo. Esta planta tiene acción sedante, bacteriostática y es un antiinflamatorio local. Es muy útil en caso de ojos secos e irritados por viento o sol. Además, es eficaz para aliviar los síntomas de la conjuntivitis producida por sustancias químicas irritantes, polvo, humo y cloro. Sus hojas tienen virtudes circulatorias muy interesantes para descongestionar los ojos cansados.
  • Ruda: Es una planta utilizada popularmente en el tratamiento externo de la conjuntivitis, por sus efectos desinfectantes, calmantes y reforzantes de los pequeños vasos circulatorios de los ojos.
  • Saúco: El saúco crece cerca de bosques húmedos, acantilados y entornos urbanos. Prefiere suelos frescos y ricos en nutrientes. Es útil por su acción antiviral, antioxidante, antiinflamatoria y estimulante de las defensas. Es astringente y calmante si su uso es externo. Sirve para calmar síntomas de orzuelo, conjuntivitis por irritación o vista cansada.
  • Onagra: El aceite de esta planta es rico en ácido gamma-linolénico (GLA), de la familia omega 6, responsable de sus beneficios sobre salud de las mucosas de los ojos, y puede ayudar a reducir las molestias del ojo seco.
  • Hinojo: Con sus semillas se realizan lavados de ojos que alivian el enrojecimiento y la sequedad de los ojos. Entre sus propiedades destacan las calmantes y antiinflamatorias de las mucosas.
  • Clavelón: Sus flores son una de las fuentes más ricas en luteína, uno de los mejores protectores ante la degeneración macular, ayuda a reducir los daños por radicales libres por luz ultravioleta.

Remedios caseros para cuidar la vista

Actuar a tiempo puede marcar una gran diferencia en la evolución de un problema ocular. El diagnóstico, los cuidados y el tratamiento deberán ser pautados por un especialista. Además, la prevención juega un rol muy importante. Adquirir hábitos saludables es esencial: realizar revisiones periódicas, eliminar siempre el maquillaje antes de dormir, seguir las pautas de higiene si se usan lentillas...

Descansar la vista cada cierto tiempo cuando se usan pantallas, usar gafas de sol homologadas, evitar el tabaco, seguir una dieta sana y realizar actividades al aire libre cada día, también es vital. Además, existen productos naturales para hidratar, tonificar y limpiar los ojos en herbolarios y farmacias.

  • Compresas calmantes: Son útiles para aliviar los ojos irritados y cansados. Se pueden preparar con saúco, eufrasia y manzanilla común.
  • Cuidado con la dieta: Mantener una dieta equilibrada rica en vitaminas A, C y E, así como en minerales como zinc y omega-3, es esencial para la salud ocular. Alimentos como zanahorias, espinacas, pescado y frutas cítricas son excelentes opciones para promover la salud de los ojos.
  • Descanso visual: La fatiga ocular es común en la era digital. Por ello es importante realizar descansos visuales cada 20 minutos al mirar pantallas, enfocando la mirada en un objeto distante durante al menos 20 segundos. Esto ayuda a reducir la tensión ocular y prevenir la sequedad.
  • Parpadeo consciente: El parpadeo frecuente es esencial para mantener la superficie ocular lubricada y prevenir la sequedad. Si se pasa mucho tiempo frente a una pantalla, es posible que se parpadee menos, lo que puede llevar a molestias oculares. Por ello, es importante hacer pausas para parpadear conscientemente y mantener los ojos hidratados.
  • Lavado con agua de rosas: El agua de rosas es conocida por sus propiedades rejuvenecedoras. Se pueden lavar los ojos con agua de rosas para aliviar la irritación y proporcionar un efecto calmante.
  • Aceite de hígado de bacalao. Es una fuente de omega 3, y de vitamina D y A, muy interesante en la salud ocular. Estudios apuntan a que la toma de este aceite mejora la presión intraocular (que cuando sube puede dar lugar al glaucoma). Se recomienda tomar de 1 a 2 perlas al día, durante 2 a 3 meses. Luego descansar durante 30 días y repetir.

En Chic

    0
    comentarios