Menú

¿Por qué no se debería calentar la leche en el microondas?

El microondas es de los electrodomésticos más utilizados. Pero, ¿Se puede calentar cualquier alimento? ¿Y bebida? ¿Qué pasa con la leche?

El microondas es de los electrodomésticos más utilizados. Pero, ¿Se puede calentar cualquier alimento? ¿Y bebida? ¿Qué pasa con la leche?
leche, beber, saludable | Pixabay/CC/falovelykids

El microondas no es un electrodoméstico imprescindible pero es de los más utilizados en el día a día por su versatilidad y rapidez ya que permite cocinar ciertos alimentos o calentar otros ya precocinados de una forma rápida. Hay que recordar que el microondas fue inventado en 1945 en Estados Unidos y salió al mercado en 1947 como un armatoste de dos metros de alto y su precio rondaba los 3.000 dólares. A España llegó en los años 80, pero no se popularizaría hasta diez años más tarde. Como en cualquier electrodoméstico o aparato electrónico en general, para sacarle el mayor partido posible, siempre con la máxima seguridad, es importante seguir las instrucciones del fabricante y, así como resulta muy práctico para determinados alimentos, hay otros con los que no debería usarse.

De hecho, y por muy sorprendente que pueda parecer, tanto el agua como la leche, pueden suponer un peligro si se calientan en el microondas. Y esto puede sonar quizá extraño a la mayoría porque la sociedad está muy habituada a utilizar este aparato para calentar el agua para hacerse un té o una manzanilla, así como para calentar la leche para el café o el chocolate, pero los expertos esgrimen varias razones por las que no es conveniente hacerlo.

¿Qué aporta la leche al organismo?

El beneficio más conocido de la leche es la aportación de calcio que supone para el organismo. Tanto la leche como todos los derivados lácteos son muy importantes, puesto que el calcio es el mineral presente en mayor proporción los seres humanos, y es absolutamente necesario para mantener los huesos y los dientes sanos. Pero la leche no es simplemente calcio, de hecho, la leche está compuesta por agua en gran medida, lo que ayuda a mantenerse hidratados. También es rica en minerales, vitaminas y enzimas digestivas, estas últimas son proteínas que poseen la capacidad de actuar como catalizador frente a reacciones químicas sucedidas en el organismo.

Pero además, alrededor de un 5% de la leche de vaca es grasa, la calidad de esta variará en función del tipo de leche, la alimentación de la vaca, e incluso de la estación del año en la que se haya recolectado. La leche de vaca también aporta aminoácidos esenciales, ácidos grasos, lípidos y triglicéridos, todos ellos esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Por este motivo, diversos estudios avalan la necesidad de que la leche esté incluida en la dieta y se consuma regularmente.

¿Qué sucede si se calienta la leche en el microondas?

En primer lugar, el calentamiento desigual es un problema común, hay que recordar que los microondas calientan los alimentos mediante ondas electromagnéticas, que no siempre se distribuyen uniformemente. Esto puede resultar en zonas de la leche que están extremadamente calientes mientras que otras partes permanecen frías. Esta inconsistencia no solo afecta la calidad de la leche, sino que también puede ser peligrosa, especialmente cuando se prepara leche para bebés, ya que pueden quemarse con las zonas sobrecalentadas.

Otro aspecto a considerar es la degradación de nutrientes. La leche contiene proteínas, vitaminas y minerales que son sensibles al calor y el calentamiento rápido y desigual en el microondas puede destruir algunos de estos nutrientes esenciales, reduciendo el valor nutricional de la leche. Por ejemplo, las vitaminas B y C son particularmente vulnerables al calor, y su contenido puede disminuir significativamente cuando la leche se calienta en el microondas. Concretamente la mayor pérdida que supone calentar la leche en el microondas es la de la Vitamina B12, vitamina encontrada exclusivamente en alimentos de origen animal, que es fundamental para el correcto desarrollo de los glóbulos rojos, las neuronas y la producción de ADN. Hay que recordar que la vitamina B12 ayuda a regular el sistema nervioso central y favorece el correcto desarrollo cerebral. Además, es una gran fuente de energía, combate el cansancio, y ayuda a mejorar la concentración y el aprendizaje.

Además, el microondas puede alterar el sabor y la textura de la leche. La exposición a altas temperaturas puede provocar que la leche se queme, dando lugar a un sabor desagradable. La estructura proteica también puede verse afectada, llevando a una textura menos agradable y, en algunos casos, a la formación de una capa de nata en la superficie.

Otra consideración es la seguridad de los recipientes utilizados en el microondas. El motivo es que no todos los recipientes son aptos para microondas y pueden liberar sustancias químicas perjudiciales cuando se calientan. Los plásticos, en particular, pueden liberar bisfenol A (BPA) y ftalatos, compuestos que han sido relacionados con problemas de salud. Pero además existe un riesgo de sobrecalentamiento, es decir, la leche puede calentarse rápidamente a temperaturas peligrosas sin que sea evidente a simple vista. Este sobrecalentamiento no solo es un peligro para la salud, sino que también puede causar que la leche hierva y se derrame, creando un desorden y potencialmente dañando el microondas.

No sirve cualquier recipiente

Calentar la leche en recipientes no aptos puede resultar, además de peligroso, perjudicial para la salud, ya que podría producirse una contaminación bacteriana. Por ejemplo, los envases de cartón o de papel, aunque no son materiales inflamables, tienen tintas que pueden derretirse con el calor y mezclarse con los líquidos. Los envases de plástico también pueden deteriorarse con las altas temperaturas y si contienen bisfenol puede resultar muy perjudiciales para la salud.

Además, existen envases de vidrio o de cerámica que no son resistentes al calor por lo que podrían estallar. Y en el caso de los envases metálicos, estos se calientan a gran velocidad y podrían incendiarse.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso