Menú

¿Es cierta la regla de los 5 segundos?

Comer algo que se ha caído al suelo no es extraño. Existe la regla de los 5 segundos, pero ¿Qué opina la ciencia? ¿Está contaminada la comida?

Comer algo que se ha caído al suelo no es extraño. Existe la regla de los 5 segundos, pero ¿Qué opina la ciencia? ¿Está contaminada la comida?
Hormigas en un trozo de fruta caído al suelo. | Flickr/CC/calafellvalo

Desde pequeños las madres educan con lo que sí se puede hacer y lo que no, y una de las cosas que repiten continuamente es "no comas nada que se haya caído al suelo" algo que, sin duda, figura dentro de los mandamientos de madre. Sin embargo, existe una leyenda urbana que sostiene que si uno es suficientemente rápido y coge el alimento caído antes de que pasen 5 segundos no hay peligro de contaminación porque los microorganismos no alcanzan a colonizar el alimento. Pero esta "regla de los 5 segundos" genera muchas dudas, ¿Son capaces los gérmenes de contar hasta 5 antes de invadir la comida? ¿Acaso hay un escudo protector que se desvanece al cabo de este tiempo?

La conocida "regla de los cinco segundos" es una práctica que ha sido objeto de debates y hasta proyectos de ciencia, y divide opiniones entre quienes la consideran válida y quienes la ven como un mero mito. Pero la ciencia ofreció respuestas más concretas sobre esta intrigante cuestión. Antes de nada, ¿Qué es la regla de los cinco segundos? Básicamente, consiste en que si un alimento cae al suelo y pasa menos de cinco segundos en contacto con el suelo, se puede comer sin tener ninguna consecuencia en la salud. Pero, ¿Qué hay de cierto en esto? La respuesta es que depende, en primer lugar del tipo de alimento y, en segundo lugar, de dónde se deja caer.

Desde la Universidad de Rutgers, se llevó a cabo un estudio sobre esta regla para lograr identificar si es real o es simplemente un mito. Para el análisis se tuvieron en cuenta más de una superficie (acero inoxidable, baldosas de cerámica, madera y alfombras), más de un alimento (sandía, pan, pan con mantequilla y gominolas) y se tomaron valores de distintos tiempos (menos de un segundo, cinco segundos; 30 y 300). Y, ¿Qué logró sacar en claro? Esta investigación destaca la importancia de comprender la rapidez con la que las bacterias pueden contaminar los alimentos una vez que tocan el suelo. De hecho, contrariamente a la creencia popular de que existe un periodo seguro para recoger la comida del suelo, se ha demostrado que la transferencia de bacterias puede comenzar en menos de un segundo, independientemente de la agilidad con la que se actúe. Es un efecto instantáneo que no se puede evitar. Pero, hay que saber también que los resultados varían en función de qué alimento es y el tipo de superficie. Por ejemplo, las superficies lisas y húmedas pueden facilitar una transferencia más rápida de bacterias que las superficies secas o rugosas. Además, la cantidad de bacterias transferidas depende tanto del tipo de superficie como del tiempo que el alimento estuvo en contacto con ella.

Entonces, ¿Por qué se creó esta regla? La creencia en la regla de los 5 segundos puede deberse a una subestimación de la velocidad a la que las bacterias pueden transferirse y multiplicarse. Aunque puede parecer que el suelo está limpio a simple vista, en realidad puede albergar una gran cantidad de microorganismos. Además, hay que recordar que bacterias como E. coli y Salmonella pueden causar enfermedades graves si se ingieren.

Depende del tipo de alimentos

Los alimentos húmedos, como trozos de fruta o embutidos, atraen más bacterias más rápidamente que los alimentos secos, como por ejemplo, las patatas fritas o las galletas. Así, cuando se trata de estos alimentos, cuanto menos tiempo permanezcan en el suelo, mejor, dicen los expertos. Y, aunque el baño y la cocina albergan la mayor cantidad de bacterias (alrededor de 70 por metro cuadrado), no hay un lugar seguro para escapar de las bacterias en el hogar, ya que al menos 400 de los gérmenes microscópicos residen en áreas como la sala de estar. Pero no solo eso y es que hay 30.000 células bacterianas por cada 100 mililitros de agua en las aceras, incluida la materia fecal y E. Coli, que luego ingresan al hogar y se transfieren a cualquier alimento que se cae al suelo.

Pero, ¿Hay alguna manera de quitar las bacterias cuando se recoge la comida del suelo? Aunque poner la comida bajo el agua elimina algunas de las partículas visibles como el polvo o los pelos, no elimina los gérmenes que contrae del suelo, independientemente de si fue en cinco segundos. pero, ¿Cómo se adhieren las bacterias al alimento? Las bacterias son muy hábiles para adherirse a los alimentos gracias a pequeñas estructuras llamadas fimbrias, que funcionan como los pelos de una oruga y le permiten trepar a los árboles.

Entonces, ¿Comer o no comer?

Teniendo en cuenta la evidencia disponible hasta el momento, resulta bastante innegable que la regla de los 5 segundos no puede aplicarse como método para decidir si comer o no un alimento que se ha caído al suelo. El motivo es que todas las observaciones coinciden en que a mayor tiempo de contacto, mayor es la cantidad de microorganismos que logran colonizar la comida pero también muestran que la transferencia de microorganismos a los alimentos varía mucho según numerosas variables, entre ellas el tipo de superficie, las condiciones de higiene de dicha superficie, la humedad del alimento y su forma. Por tanto, queda en cada uno, bajo su propio riesgo, tomar la mejor decisión.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso