Menú

Escorpiones fluorescentes y arañas de 12 centímetros 'okupan' el Museo Natural

Este viernes se inauguró El fascinante mundo de las arañas y los escorpiones, que cuenta con más de 40 terrarios.

0
Este viernes se inauguró El fascinante mundo de las arañas y los escorpiones, que cuenta con más de 40 terrarios.
Arañas y escorpiones en el MNCN

El Museo Nacional de Ciencias Naturales inauguró este viernes El fascinante mundo de las arañas y los escorpiones, una muestra que contiene más de 40 terrarios con algunos de los mayores y más venenosos representantes de esta familia de ‘entrañables animalitos’. La exposición estará abierta hasta el 8 de febrero.

Balzac decía que "las leyes son como las telas de araña, a través de las cuales pasan libremente las moscas grandes y quedan enredadas las pequeñas". Aplicando con literalidad la frase a las fierecitas de ocho patas que protagonizan la exposición, advierto que incluso las moscas más grandes lo tendrían muy difícil a la hora de escapar, por ejemplo, de la tela de Theraphosa blondi, una araña que mide 12 centímetros y pesa 160 gramos –el terafósido más grande del mundo-, o de Latrodectus mactans, la famosa viuda negra, uno de los arácnidos con los venenos más tóxicos del planeta.

La mayor parte de estos animales habitan Sudamérica y Sudáfrica. Son depredadores letales, el ser humano los teme, aunque no siempre con motivos. Sorprende encontrarse, en algunos casos, con los adjetivos "manso" o "inofensivo" en algunas arañas del tamaño de una mano humana -por ejemplo, Brachypelma albiceps, que, en situaciones de peligro, a lo sumo, bombardea al "enemigo" con pelos urticantes.

Más cuidado hay que tomar con Pandinus imperator, el escorpión emperador, que puede alcanzar los 20 centímetros y que, si bien no tiene un veneno demasiado peligroso, su picadura es muy dolorosa –cuando ponen la luz ultravioleta, el animal se vuelve azul fluorescente, y mola. O con Brachypelma vagans, que se defiende lanzando pelos urticantes que provocan quemaduras. O con Vitalius wacketi, una araña muy agresiva. La hembra de este arácnido suele ocupar un mismo escondite durante toda su vida… y puede alcanzar una longevidad de 25 años –más que un gatico.

Finalmente, señalar que, en la sala, puede ser que se encuentren a un señor que es el encargado de cuidar a los bichos. Este buen hombre, en ocasiones puntuales, permitirá que los visitantes puedan tocar algunos de los animales que integran la exposición. El autor de esta información no llegó a tal extremo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot