Menú

Rosetta y Philae seguirán trabajando hasta morir

La ESA anuncia que la misión Rosetta se extiende nueve meses y estudiará cómo cambia el núcleo del cometa y su entorno a medida que se acerca al Sol.

Libertad Digital
2
Rosetta y Philae seguirán trabajando hasta morir
Rosetta seguirá la misión nueve meses más | Agencia Espacial Europea

La Agencia Espacial Europea ha anunciado que su misión Rosetta se prolongará hasta finales de septiembre de 2016, y que probablemente termine con la propia sonda posada sobre la superficie del cometa 67P.

La ESA ha aprobado prolongar la misión nueve meses más, hasta que Rosetta ya no reciba la energía solar necesaria para operar sus instrumentos científicos mientras la sonda y el cometa viajan de vuelta hacia el Sistema Solar exterior.

"Tendremos la oportunidad de estudiar cómo se apaga la actividad del cometa a medida que se aleja del Sol, y podremos acercarnos todavía más a su núcleo para recoger una información sin precedentes. Al comparar los datos del antes y el después del paso por el perihelio, podremos comprender mucho mejor el ciclo de vida de un cometa".

Los investigadores creen que sería posible localizar a Philae. Los posibles lugares de aterrizaje han sido fotografiados a una distancia de 20 kilómetros, pero las imágenes tomadas a 10 kilómetros del núcleo podrían ayudar a determinar con precisión dónde descansa este módulo.

Durante esta nueva fase de la misión se realizarán nuevas maniobras, ligeramente más arriesgadas, entre las que destacarían sobrevolar la cara nocturna del cometa para observar la actividad del plasma, el polvo y el gas en esta región, y recoger muestras del polvo expulsado cerca del núcleo.

A medida que la sonda y el cometa se alejen del Sol, llegará un punto en el que el satélite dejará de recibir la energía solar necesaria para operar de forma eficiente y segura. Podría permanecer en hibernación pero cuando eso ocurra, en octubre de 2016, Rosetta ya habrá agotado la mayor parte de su combustible, por lo que no tiene sentido volver a entrar en modo hibernación como hizo durante 31 meses en junio de 2011.

Es muy improbable que la sonda sea capaz de continuar su misión y de enviar datos a la Tierra tras aterrizar en el cometa, marcando así el final de una de las misiones de exploración espacial con más éxito de la historia.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation