Menú
Hablemos de futuro

Seis recomendaciones para cuando hagas uso de redes WIFI públicas

Las redes WIFI son muy útiles pero es imprescindible seguir ciertos consejos de seguridad.

Libertad Digital
0
Las redes WIFI son muy útiles pero es imprescindible seguir ciertos consejos de seguridad.
Muchos establecimientos ofrecen redes wifi gratuitas | Banco de imágenes

Las redes de WIFI públicas pueden ser encontradas casi en cualquier parte: aeropuertos, cafés, tiendas, librerías, restaurantes, centros comerciales, hoteles, autobuses… Gracias a ellas, se facilita la conectividad de las personas donde quieran que estén. Sin embargo, a pesar de la conveniencia de las redes inalámbricas, no siempre son las más seguras. Existe el riesgo de que te expongan potencialmente a riesgos online dando vía libre para que los ciberdelincuentes se hagan con tu información sensible.

Tranquilidad: estas redes no son peligrosas por el simple hecho de ser públicas, ni mucho menos. Simplemente, existe una probabilidad mayor de que merme la privacidad del usuario. Una red WIFI es el canal de acceso a Internet por el que circulan todos los datos entre el dispositivo del usuario y la Red. En casa o en redes conocidas, su configuración es conocida por el usuario, que es testigo del proceso de instalación y sabe (por indicación del experto que la ha instalado) su funcionamiento y cómo actuar ante cualquier tipo de imprevisto.

En cambio, en lugares públicos, la configuración de las redes WIFI escapa a su conocimiento. Aunque, repetimos, no hay que alarmarse, hay que tomar todas las precauciones posibles y conocer para qué pueden utilizar los ciberdelincuentes este tipo de redes:

  • Llevar a cabo ataques "Man in the Middle". Se trata de un tipo de ataque que consiste en colocarse en medio de la comunicación para interceptar los datos. Esto es, el atacante tiene acceso a la conexión de tu dispositivo a Internet gracias a la red Wi-Fi pública. A partir de ahí puede leer y hasta modificar los datos que se transfieren entre el dispositivo y los servidores de Internet.

  • Los famosos sniffers. Similar al "Man in the Middle". En este caso, el atacante recoge todos los datos posibles que se transfieran mediante la red Wi-Fi pública para posteriormente analizarlos y buscar información sensible o relevante.

  • Distribución de malware. Los ataques no siempre son para interceptar los datos que se transfieren entre el dispositivo e Internet. En ocasiones, se centran en colocar software malicioso en los dispositivos para, o bien obtener y recopilar datos en el futuro, o bien dañar el equipo.

Estas amenazas pueden incrementarse en el caso de que la conexión de la red WIFI no se encuentre cifrada. En ese caso, es más fácil para los atacantes penetrar en ella y controlarla. Por todo ello, es importante entender estos riesgos y tomar medidas para protegerte durante tus conexiones a Internet en redes WIFI públicas.

Pequeños gestos

Piensa antes de conectarte. Antes de iniciar conexión con cualquier red pública como en un avión, aeropuerto, hotel, etc, debes asegurarte de ingresar en la red y login correctos verificando con el personal o canales legítimos del lugar.

Los ciberdelincuentes pueden crear fácilmente una red similar para imitar la original y que los usuarios caigan en la trampa. Además, las redes públicas no encriptan la información que envías a través de Internet y esto te deja en vulnerabilidad. Por ello, es básico seguir una serie de pautas, recomendadas por instituciones que han hecho de internet uno de sus pilares en la relación con sus clientes, como Banco Santander. La entidad quiere ayudar a las personas a prosperar en su vida digital, como parte de su compromiso por hacer banca responsable.

Estos consejos resultan muy útiles a la hora de evitar cualquier riesgo:

  1. Utiliza tu conexión móvil. Tu propia conexión inalámbrica desde el móvil, más conocida como "hotspot" o "conexión compartida", es por lo general más segura que una red WIFI pública. En este caso, elije siempre esta funcionalidad si tienes un plan de datos que te permita realizarla.

  2. Evita realizar operaciones sensibles y confidenciales en redes WIFI públicas. Por ejemplo, comprar online, operar con tu banca online o realizar tareas que necesiten contraseñas o que incluyan introducir información de tus tarjetas de crédito.

  3. Mantén siempre tu software actualizado. Instala todas las versiones para tus apps y para el sistema operativo de tu dispositivo. Tener siempre el software de tu móvil al día puede evitar que los cibercriminales se aprovechen de sus vulnerabilidades.

  4. Utiliza contraseñas fuertes. Usa distintas contraseñas para diferentes cuentas y dispositivos. Evita hacer uso de las opciones del sistema que recuerda tu clave. Si seleccionas la opción "guardar tu contraseña", será más fácil para los cibercriminales entrar a tus cuentas y aparatos en caso de pérdida o robo.

  5. Deshabilita la función de auto-conectarte a la red WIFI y siempre desconéctate al terminar de utilizarla.

  6. Asegúrate de que accedes a páginas web encriptadas. Cuando introduzcas información personal en Internet, comprueba que la web está protegida. Te darás cuenta cuando la URL comience por "HTTPS". Cerciórate de que no solo aparezca en la página de inicio, sino en todas las páginas que visites de la misma web. Aun así, aunque la web esté encriptada, continúa sin ser recomendable que se realicen operaciones que tengan que ver con el banco o todas aquellas en las que se requiera el uso de información personal delicada.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios