Menú

Fernando Simón dice ahora que la mascarilla "no es la clave para controlar la transmisión"

Simón decidió estar en televisión en el aniversario del estado de alarma. "Podía haber sido más prudente" fue su frase más cercana a una disculpa.

Simón decidió estar en televisión en el aniversario del estado de alarma. "Podía haber sido más prudente" fue su frase más cercana a una disculpa.
Fernando Simón entrevistado por Jordi Évole | Imagen TV

Aunque dice que no quiere fama y aspira a que "se olviden de mí", Fernando Simón volvió a televisión en el día en que se recordaba el aniversario del estado de alarma. El programa elegido fue el de Jordi Evole en La Sexta, donde afirmó sentirse "muy cansado" tras estos doce meses, se definió como un "bocazas" y apuntó, cuando Évole le preguntó sobre su ideología, que es "muy social".

Aunque en la entrevista no se tocaron algunos de los aspectos esenciales de la gestión de esta crisis y del papel de Simón en concreto, el director del CCAES sí tuvo que referirse a algunas de sus frases más polémicas. Évole le preguntó, por ejemplo, sobre el momento en que reconoció que no se había recomendado antes la mascarilla porque no había suficientes: Simón admitió que eso era cierto "en parte" y lanzó una afirmación muy llamativa: "La mascarilla no es la clave para controlar la transmisión, es clave si no puedes mantener otras medidas".

Él predicó con el ejemplo y al comienzo de la entrevista, cuando se sentaron a cierta distancia y Jordi Évole le preguntó si "nos podemos quitar esto", Simón dijo que sí: "Tendremos distancia suficiente, estamos protegidos". La entrevista se realizó en el interior de las dependencias del Ministerio de Sanidad.

Sobre las mascarillas, fundamentales según los expertos para evitar el contagio a través de aerosoles sobre todo en entornos cerrados y concurridos, Simón dijo que lo que es importante "es que la lleve quien está enfermo" y que como con el coronavirus "no sabemos quién está enfermo" se han recomendado de forma genérica. "Ese es el concepto. Que se lleve, por si acaso", dijo.

En la entrevista, dejó otras frases llamativas sobre sus mayores errores y también sobre su percepción de sí mismo y del futuro de la pandemia en España:

  • Sobre el objetivo de 70% de vacunados en verano: "Yo sí, tiendo a ser optimista. Es factible".
  • "Me aburren las peluquerías. Si puedo evitar ir lo evito, qué le voy a hacer".
  • Sobre su frase de no habrá más que "uno o dos contagios": "En aquel momento no había transmisión nada más que en China y ni siquiera allí había transmisión comunitaria. Era la evaluación que se podía hacer con la situación conocida. Podía haber sido más prudente, está clarísimo".
  • Sobre cuándo vio que había que tomar medidas: "Entre el 9 y 10 de marzo" (…) En España teníamos una incidencia acumulada del 0,5%".
  • "Me hubiera gustado saber qué hubiera pasado si hubiéramos cerrado el 3 o 4 de marzo, cuál hubiera sido la reacción. Me hubiera gustado verlo".
  • Sobre la reacción del presidente al recomendar un confinamiento: "Recuerdo una respiración profunda y asumir la posición que tiene de jefe de Estado (sic). (…) Cambié mucho la forma de percibir a nuestros gobernantes, los admiré mucho.
  • Sobre los muertos: "No han sido 70.000 fallecidos, ha sido un fallecido setenta mil veces. Hemos sufrido cada uno de ellos. No puedes estar satisfecho con 300, 9.000 fallecidos en un día. Nuestro trabajo es evitar que la gente fallezca y cada fallecido cuenta".
  • Sobre su afirmación de que queda "mes y medio, dos meses" de esfuerzo: "Si salvamos San José y Semana Santa porque nos comportamos bien de verdad, estaremos en una situación muy favorable".

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador