Menú

¿Por qué es peligroso reutilizar sin parar las botellas de plástico?

Rellenar botellas de plástico con agua del grifo es una práctica habitual. No es algo que se debería realizar. ¿Por qué es peligroso?

Rellenar botellas de plástico con agua del grifo es una práctica habitual. No es algo que se debería realizar. ¿Por qué es peligroso?
el plastico, detrito, voluminosos | Pixabay/CC/VIVIANE6276

Reutilizar las botellas de plástico de manera constante puede parecer una opción conveniente y amigable con el medio ambiente, pero en realidad, conlleva riesgos significativos para la salud y el medio ambiente ya que las botellas de plástico están diseñadas para un solo uso y reutilizarlas de manera continua puede tener consecuencias negativas. No obstante, es una costumbre muy común.

De hecho, está tan implantada esta costumbre en la sociedad que, sea cual sea el lugar donde uno se encuentre, muchas personas usan en la oficina o en la mesita de noche la misma botella para beber agua todos los días. Pero, una mala noticia es que una revista canadiense, Canadian Journal of Public Health, demostró que el 70% de envases de plástico usados más de una vez tenían altos niveles de bacterias. Incluso más de los recomendados para el agua potable, además el uso reiterado de una misma botella da lugar a la aparición de gérmenes que pueden afectar a la salud.

Un gesto tan sencillo como rellenar una y otra vez la botella de plástico con agua puede no ser tan inofensivo como parece. Y es que aunque se puede creer que se está reduciendo con ello el impacto sobre el medio ambiente se puede estar dañando la salud, ya que no todo este tipo de envases están diseñados para ser reutilizados. El motivo es que este tipo de botellas llevan algo en su composición que se conoce como polímeros plásticos (polipropileno, copoliéster y polietileno tereftalato de polietileno (PET), que les proporcionan durabilidad y un peso ligero. El sol, el calor pueden hacer que estos polímeros se desprendan y se liberen al agua y de ahí al organismo.

Entonces puede surgir la duda, ¿Es seguro reutilizar botellas de plástico? En torno a este tema hay muchos mitos en Internet y van pasando de unos a otros sin saber qué hay de verídico en ellos. No es adecuado reutilizarlas pero la mayoría de expertos coinciden en que su mayor riesgo no es la liberación de sustancias tóxicas sino el microbiológico. El motivo es que, a menos que las botellas sean lavadas diariamente, la reutilización de estos envases pueden conllevar una contaminación bacteriana con microorganismos procedentes de la propia boca, manos o por exposición ambiental. Tanto es así que, según algunos expertos, las botellas se deberían considerar como cualquier otro utensilio de cocina, que se lava después de su uso.

Además, uno de los principales peligros radica en el hecho de que el plástico puede degradarse con el tiempo y el uso repetido. Esto implica que, cuando las botellas se rayan o dañan, pueden liberar partículas microscópicas de plástico en los líquidos que contienen. Estas partículas, conocidas como microplásticos, pueden ser ingeridas inadvertidamente, lo que podría tener efectos adversos para la salud humana. De hecho, en numerosos estudios, se ha encontrado que los microplásticos pueden contener químicos tóxicos y carcinógenos, lo que aumenta el riesgo de exposición a sustancias dañinas.

Otra pega de reutilizar las botellas de plástico es que el plástico es poroso y puede acumular bacterias y gérmenes a medida que se reutiliza. Las condiciones de humedad y calor en las que a menudo se encuentran las botellas pueden facilitar el crecimiento de microorganismos, lo que aumenta el riesgo de contaminación cruzada y enfermedades. El lavado y la desinfección adecuados pueden ser difíciles de lograr, lo que hace que la reutilización prolongada de botellas de plástico sea riesgosa para la salud.

Incluso, desde una perspectiva ambiental, reutilizar las botellas de plástico no resuelve el problema fundamental de la contaminación plástica, por un motivo tan sencillo como que el plástico es un material duradero que puede persistir en el medio ambiente durante siglos. Las botellas de plástico, aunque se reutilicen varias veces, eventualmente se desgastarán y se convertirán en residuos plásticos que pueden terminar en vertederos, océanos y ecosistemas naturales, causando daños irreparables a la vida silvestre y contaminando el entorno.

Por ello, en lugar de reutilizar las botellas de plástico, es más seguro y sostenible optar por alternativas como botellas de vidrio, acero inoxidable u otros materiales resistentes al relleno repetido. Estas opciones son menos propensas a la degradación y liberación de sustancias dañinas. Además, reducir el uso de botellas de plástico desechables en primer lugar y optar por fuentes de agua potable más sostenibles puede ser una forma más efectiva de abordar el problema de los desechos plásticos y proteger la salud humana y el medio ambiente.

Mala higiene

Tanto es así que, de acuerdo con un artículo publicado en 'Cosmo', beber un trago de una botella que se ha estado usando toda la semana sin lavar podría ser el equivalente a lamer la taza del váter. Este dato sale del análisis de los recipientes de plástico de un atleta que los había reutilizado durante una semana y los resultados fueron realmente escalofriantes. Una de las botellas tenía más de 900.000 mil unidades de bacterias. Además, la investigación reveló que el 60% de los gérmenes encontrados eran capaces de enfermar a cualquier persona.

Sin embargo, también vale la pena señalar que los resultados de este estudio no son completamente irrefutables. El motivo es que no está muy claro qué controles se hicieron en el experimento, si las botellas estuvieron en contacto con el suelo u otros lugares que estuvieran infectados con bacterias, lo que podría explicar las discrepancias entre los diversos tipos de botellas de agua que probaron. Además, la investigación no compara los microorganismos de esas botella sin lavar con los de una que sí ha sido lavada regularmente privando de un punto de referencia para poder comparar adecuadamente esta información.

No obstante, lo que está claro es que el deterioro por el uso diario de la botella puede provocar la rotura física del plástico, en forma de arañazos, grietas o quiebras en el material poroso. Otro estudio realizado en 2002, publicado en la revista especializada 'Canadian Journal of Public Health', analizó muestras de 76 botellas de agua utilizadas por estudiantes de primaria. Los investigadores encontraron que dos tercios de las muestras tenían niveles bacterianos que excedían los límites recomendados para el agua potable. Además, La Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas de España también recomienda no reutilizar o rellenar las botellas de agua envasada por diferentes razones.

Peligros de reutilizar una botella de plástico

Ya hay estudios que apuntan a que algunas sustancias que se utilizan para la fabricación de los envases de plástico podrían causar alteraciones hormonales que pueden derivar en esterilidad, ovarios poliquísticos, trastornos del desarrollo, problemas del sistema inmunológico y algunos tipos de cáncer, como el de mama. El motivo es que son sustancias químicas que, una vez en el cuerpo humano, pueden modificar el equilibrio hormonal de sistemas tan exquisitos como las hormonas sexuales, las que regulan el crecimiento, el desarrollo y el metabolismo. Pero además al rellenar la botella una y otra vez, sin lavarla con agua y jabón, los gérmenes se van acumulando y estos a su vez pueden producir otras enfermedades.

No obstante, hay algunos indicadores en la misma botella de plástico que pueden ayudar a saber si esta se puede reutilizar o no. Se trata de unos números del uno al siete rodeados por un triángulo. Si la botella tiene los números 2, 4 y 5, significará que se puede reutilizar; en cambio, los números 3, 6 y 7 indicarán lo contrario, ya que el envase contendría elementos como policloruro de vinilo (PVC), policarbonato, bisfenol A (BPA) y otros plásticos no reutilizables que tienen efectos nocivos para la salud. Por último, aquellas botellas que estén marcadas con PET 1, solo podrán utilizarse una vez, siempre evitando calentarlas.

Recomendaciones para evitar enfermedades

Los efectos nocivos para la salud y la higiene al beber o comer de envases de plástico pueden contrarrestarse con una serie de acciones. Estas son algunas de ellas:

  • Evitar envases de plástico o embalajes innecesarios
  • Elegir envasados con fecha de caducidad próxima para evitar la exposición prolongada al plástico
  • Traspasar los líquidos a un recipiente de vidrio o acero inoxidable si se va a mantener mucho tiempo depositado
  • No usar la misma botella de plástico a diario
  • No beber de una botella de agua de plástico que haya estado al sol. Siempre se debe mantener en neveras

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso