Menú

Alimentos buenos para retrasar la aparición de las canas

Las canas son falta de melanocitos. La alimentación y la calidad de vida pueden prevenir o retrasar su aparición. ¿Qué alimentos son buenos?

Las canas son falta de melanocitos. La alimentación y la calidad de vida pueden prevenir o retrasar su aparición. ¿Qué alimentos son buenos?
070 - Cano09 Mayo 2010Es de cada semana escuchar un "oye, que estai canoso". | Flickr/CC/Adn!

La aparición de canas depende en gran medida de la genética pero también de ciertos hábitos poco saludables que se llevan a cabo durante la adolescencia y la adultez. Hay que tener en cuenta que la alimentación es clave tanto para que salgan canas pronto como para ralentizar su desarrollo. Pero, ¿Qué son las canas? Las canas son un fenómeno natural y parte del proceso de envejecimiento y son pelos que carecen de melanina, que es el pigmento que da color tanto al cabello, como la piel, el iris del ojo y el vello corporal.

Conforme se van cumpliendo años hay que saber que, como las arrugas, las canas son inevitables, pero retrasar su aparición es posible. En este sentido, la alimentación ocupa un papel clave en la formación de canas pero también en el retraso de su llegada al cabello. No obstante, a pesar de que se suele relacionar el pelo blanco con personas mayores, lo cierto es que este también puede presentarse en individuos jóvenes. De hecho, al ser la genética el factor más importante en el desarrollo de canas, si padre o madre tuvieron canas a los 30 años, el hijo las tendrá con toda probabilidad.

Pero no hay que alarmarse ya que hay otros motivos que influyen en que esto se adelante o retrase, que son hábitos de vida que aumentan o disminuyen el estrés oxidativo. Pero, ¿qué es el estrés oxidativo? Es el cúmulo de sustancias nocivas en el ambiente celular, algo que aumenta en situaciones de consumo de alcohol, tabaco, dietas ricas en grasas, falta de ejercicio o estrés. Todo ello provoca que se envejezca antes y de forma prematura.

Por otra parte, un estudio ha observado cómo en el interior de cada pelo hay algunas células madre que tienen una capacidad única para moverse entre los compartimentos de crecimiento de los folículos pilosos. Sin embargo, estas se van ‘atascando’ según las personas van envejeciendo, perdiendo la capacidad que tienen de madurar y mantener el color del cabello, lo que hace que vayan desarrollándose las canas. Pero, para intentar revertir este proceso de envejecimiento hay que llevar un estilo de vida saludable, que incluye la alimentación. No obstante, en primer lugar, cabe brindar ciertos detalles para entender mejor por qué se producen las canas. Existen cuatro tipos de canas:

  1. Fisiológicas o por vejez: Con el paso del tiempo, la melanina del cuerpo va disminuyendo gradualmente y eso ocasiona la aparición de cabellos blancos.
  2. Prematuras: Se presentan en personas menores de 30 años.
  3. Poliosis: Es la canicie en áreas localizadas del cabello, como mechones específicos en las cejas o pestañas.
  4. Anulares: Son las canas sueltas, repartidas por la cabeza.

¿Cómo salen las canas?

Desde el punto de vista biológico, las canas aparecen por falta de melanocitos, las células que producen la melanina y que son también responsables del bronceado. Es evidente que con la edad se va produciendo menos melanina, que es la encargada de pigmentar el cabello. El nacimiento de las canas también está vinculado al capital genético de cada persona y hará que salgan de manera más o menos precoz, esto quiere decir que pueden empezar a salir sobre los 30 años. Pero no va solo asociado a la edad: el estrés o un evento emocional puede blanquear el cabello de manera prematura.

Nutrientes que ayudan a retrasar la aparición de canas

  • Vitaminas del grupo B: la B5, la B6, la B1 y, especialmente, la B12 van a ser clave para el cuero cabelludo y el cabello mismo.
  • Vitamina D: está presente en alimentos como setas o champiñones.
  • Calcio: se puede encontrar en los productos lácteos.
  • Proteínas: El cabello está compuesto principalmente de una proteína llamada queratina, por lo que una dieta rica en proteínas puede ayudar a mantener un cabello saludable.
  • Omega 3: es un ácido graso poliinsaturado que colabora a evitar el proceso de envejecimiento e inflamación previo al propio envejecimiento celular, por lo que ayudará a que las canas aparezcan más tarde.

¿Qué comer para retrasar las canas?

  • Frutas y verduras ricas en antioxidantes: Los antioxidantes ayudan a proteger el cuerpo contra el daño causado por los radicales libres, que pueden contribuir al envejecimiento prematuro, incluyendo la aparición de canas. Los alimentos ricos en antioxidantes incluyen las bayas, las espinacas, los pimientos, las zanahorias y los cítricos.
  • Aguacate: Se cree que el aguacate es un excelente aliado contra las canas, pues es un alimento rico en cobre y este mineral es esencial en la producción de melanina y catalasa. Estos dos nutrientes ayudan a descomponer el peróxido de hidrógeno que se acumula en los folículos pilosos y favorece la aparición de canas.
  • Hígado: El hígado es uno de los alimentos que ayuda a descomponer el peróxido de hidrógeno, culpable de la formación de canas. También es un alimento rico en catalasa, la cual contrarresta los efectos del peróxido de hidrógeno y ayuda a mantener el color natural del cabello por más tiempo. No obstante, es importante no consumir hígado más de cuatro veces al mes, el motivo es que esta carne cuenta con una gran cantidad de grasas trans y colesterol que pueden ser perjudiciales para la salud.
  • Cereales integrales. Fuente de fibra baja en grasa y alta en hidratos de carbono complejos.
  • Frutos secos. Potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio. Ácido fólico, vitaminas E y B1.
  • Leche, queso y yogur: Proporcionan una buena dosis de zinc al organismo pero, ¿para qué sirve este mineral? El zinc protege las células y el ADN del cabello frente a los agresores externos, lo cual retrasa su envejecimiento. Los lácteos con más altos niveles son el queso cheddar y la leche entera, aunque también las semillas de calabaza, sésamo y cáñamo son otras alternativas.
  • Brócoli: La vitamina B5 es aliada para prevenir las canas y, uno de los alimentos que más la contiene, es el brócoli. Ya sea hervido, en crema, en estofado, con huevo o con queso, tiene que ser un básico en la dieta.
  • Huevo: El huevo, especialmente la yema, es fuente de biotina, la proteína encargada de dar fuerza y resistencia a la keratina del cabello. Cuando ésta se encuentra dañada o descompuesta, puede haber cambios en el color de las hebras capilares, por lo que se recomienda consumir alimentos que lo contengan. De hecho, se dice que un huevo cocido puede ofrecer el 33% de la cantidad de biotina al día, aunque también es posible obtener los requerimientos diarios comiendo nueces, almendras, plátanos, semillas o levadura tradicional.
  • Espárragos: Su concentración en vitaminas, minerales y, sobre todo, ácido fólico, es significativa para mantener la pigmentación del cabello estable y prevenir las canas. Se sugiere comer media taza al día o sustituir su consumo por vegetales de hoja verde, frutos secos, cereales integrales y cítricos.
  • Legumbres: Son fuente de hierro, un mineral que transporta oxígeno a todo el organismo y al cabello, lo que ayuda a que las fibras capilares se mantengan jóvenes y saludables por más tiempo. Por legumbres se etiende lentejas, garbanzos, frijoles, habas, soya, etc.
  • Alimentos ricos en antioxidantes: Los antioxidantes combaten el estrés oxidativo, que puede acelerar el envejecimiento del cabello. Las frutas y verduras de colores brillantes como las fresas, las uvas, las espinacas y los tomates son ricas en antioxidantes como la vitamina C y E, que pueden ayudar a proteger el cabello de los daños.
  • Alimentos ricos en cobre: El cobre es un mineral esencial para la producción de melanina, el pigmento responsable del color del cabello. Consumir alimentos como nueces, hígado, semillas de girasol y cacao, que son ricos en cobre, puede favorecer la pigmentación del cabello.
  • Alimentos con biotina: La biotina, una vitamina B, es importante para la salud del cabello. Los alimentos como huevos, nueces, aguacates y pescado son excelentes fuentes de biotina y pueden ayudar a fortalecer el cabello.
  • Alimentos ricos en hierro: La deficiencia de hierro puede causar debilidad y pérdida de cabello prematura. Incluir alimentos como carne magra, espinacas, lentejas y cereales fortificados en la dieta puede ayudar a mantener niveles adecuados de hierro.
  • Alimentos ricos en selenio: El selenio es un mineral que puede ayudar a mantener el cabello saludable y prevenir la caída prematura. Las nueces de Brasil, los pescados y los cereales integrales son fuentes naturales de selenio.
  • Té verde: El té verde es rico en antioxidantes y compuestos bioactivos que pueden promover la salud en general, incluyendo la del cabello. Beber té verde con regularidad puede ser beneficioso.
  • Infusiones: Una de las sustancias más recomendadas es el té por su alta cantidad de sílice, un mineral que se encarga de mantener el vigor y el color natural del cabello. También se utiliza mucho la cola de caballo que, además de ser un excelente diurético, contiene altas cantidades de este mineral que ayuda al cabello a mantenerse fuerte. Otra buena hierba para hervir es el diente de león. Incorporarla va a permitir conservar en perfecto estado la cabellera. Al cardo mariano también se le han atribuido históricamente propiedades especiales para otorgarle más vigor al pelo.

En Tecnociencia

    0
    comentarios