Menú

Crítica: 'En un lugar salvaje', con Robin Wright

En un lugar salvaje es el debut en la dirección de Robin Wright.

0
En un lugar salvaje es el debut en la dirección de Robin Wright.
En un lugar salvaje. | Universal

Como si de Deep Impact y Armageddon se tratara, solo que en otro registro claramente distinto, la larga historia de las películas gemelas añade un nuevo capítulo con esta En un lugar salvaje.

Estrenada unos meses después de la multipremiada Nomadland, las dos películas comparten el apoyo de un gran estudio a un proyecto más o menos independiente y protagonizado por una actriz potente, así como el tema del duelo por la pérdida del ser querido, si bien en este caso la protagonista, Edee (Robin Wright) decide retirarse a una cabaña aislada en las Rocosas y no entregarse a la vida nómada en una furgoneta como hizo Frances McDormand en la ganadora del Oscar.

No obstante, que nadie entienda lo de arriba como un menosprecio a ambas películas. Al contrario, este debut en la dirección de Wright (que, en efecto, se sitúa detrás y delante de las cámaras) es un filme noble en intenciones y resultados, ciertamente más modesto en alcance que la película de Chloé Zhao, definitivamente más convencional, pero igualmente puro en su apuesta narrativa y definitivamente más clásico.

La eficacia de Wright como actriz está fuera de toda duda, pero como directora (en un proyecto con ciertas similitudes con Hacia tierras salvajes, de su ex Sean Penn, lo que tampoco debería ser un menosprecio) se resiste a incorporar todos los vicios telefilmescos o del apagado cine de Sundance a su película. También a caer en el mero paisajismo épico y romántico, aunque de ello bebe el film en abundancia.

En un lugar salvaje sostiene bastante bien todas esas peligrosas tentaciones, la principal de ellas caer en el drama amoroso una vez hace acto de aparición un excelente Demián Bichir, para narrar las etapas de un duelo a lo Kubler Ross de una manera honesta, áspera y pura, con ciertas corrientes ocultas trágicas y algunos momentos emotivos bien diseminados.

Un retorno al origen americano que, a la vez, entronca bien con cierta narrativa contemporánea de la que Wright extrae casi todos los vicios buenitas (sí, en esta película se caza y se cortan árboles) para quedarse con el esqueleto de la fábula. Los diez minutos finales, tan manipuladores como tremendamente eficaces, resumen muy bien el carácter de este recomendable film.

En un lugar salvaje se estrena en cines el viernes 11 de junio.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD