Menú

Un personaje de Baroja

Este libro es el mayor alegato contra la creencia mostrenca de que la ETA ha sido derrotada.

Amando de Miguel
0

A Santiago Abascal, jr. (Shanti) yo lo llamo el Aviraneta del siglo XXI, y él así se reconoce. Ahora ha salido de las prensas su autobiografía, a falta de completarla con ulteriores inquietudes. Está escrita mano a mano con su amigo del alma Gonzalo Altozano. Se titula No me rindo.

El lector creerá que es un libro ocasional de propaganda ante las elecciones europeas. No exactamente, por mucho que ese propósito sea bien legítimo. Es mucho más que eso. Es un testimonio estremecedor de un vasco que ha sufrido directamente el terrorismo de su tierra y se ha enfrentado a él con arrojo y dignidad. Por eso este libro será un clásico. Por lo menos está admirablemente escrito y deja claros los significados de las palabras. Como resulta que es más bien una saga, la de los Abascal (con ocho apellidos vascos), pronto continuarán las aventuras.

Aparte de lo dicho, hay que echarle valor para abandonar un partido político que gobierna y que ha sido todo en la vida pública de nuestro personaje. Eso es lo que ha hecho Shanti, y por ello merece un respeto. No es que reniegue de los principios éticos e ideológicos del partido de origen. Antes bien, ha guardado esa semilla para plantarla en otro campo más fértil. Por eso se ha unido a otros como él para fundar un nuevo partido: Vox. Sus dirigentes comparten estas dos ideas: España como nación y la primacía de la libertad. Ahí es nada en estos tiempos que vuelan. Mi impresión es que, ante todo, esos fundadores son personas honradas, cultas y viajadas. Hay vascos, catalanes, asturianos, madrileños y de otros rincones de España. Su verdadero equipo de fútbol es la Roja, después de todo el color de Castilla. Qué le vamos a hacer.

El libro es el mayor alegato contra la creencia mostrenca de que la ETA ha sido derrotada. Todo lo contrario, ese siniestro monstruo de las varias cabezas ha penetrado en los entresijos del poder. Pero el libro es algo más. Es un grito de valor y optimismo para los desanimados, que somos muchos. Cabe, pues, una aspillera para defender la fortaleza sitiada, que es España. Ahí está la de Vox junto a otros partidos emergentes y no subvencionados. Ojalá se unan algunos de ellos. Pero ese empeño ya no me corresponde como cronista que soy. Este rincón es para homenajear a la palabra precisa, a los que no se rinden. Quizá todo deba empezar por llamar a las cosas por su nombre en este árido terreno de la política. No hay muchos libros en esa línea, y por eso registro aquí el de Abascal y Altozano, los primeros de la clase por orden alfabético. Será polémico porque está escrito a contracorriente. Por eso va a resultar atractivo para los libertarios de esta seccioncilla. Espero sus escolios a un texto muy explícito.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco