Menú

Un evento con los protagonistas de 'The Walking Dead' colapsa la Gran Vía de Madrid

The Walking Dead demostró de nuevo que es un fenómeno global. Sus protagonistas colapsaron el jueves la Gran Vía. 

0
Un evento con los protagonistas de 'The Walking Dead' colapsa la Gran Vía de Madrid
Colapso en la Gran Vía | Cordon Press

"Que estés invitado no significa que salgas vivo", repetía, entre entusiasmado y resignado, uno de los actores caracterizados para amenizar la espera de los centenares de asistentes a The Walking Dead Euro Tour. Un evento fan que colapsó la Gran Vía madrileña con colas que dieron la vuelta a la manzana del cine Capitol y que demostró el increíble poder de convocatoria de una serie que parece haber capturado el espíritu de una época en el que todos nos sentimos, bueno, tan perdidos como los muertos vivientes y muertos en vida que pueblan la serie.

Andrew Lincoln, Norman Reedus, Jeffrey Dean Morgan y el legendario genio de los efectos especiales Greg Nicotero –convertido ya en una de las cabezas vivas pensantes de la serie– asistieron a un coloquio de preguntas y respuestas moderado por Isabel Vázquez haciendo exhibición de sentido del humor y devoción por sus fans, que esperaron hasta dos días, más de 48 horas, en la acera de la Gran Vía para poder entrar en el evento gratuito organizado por Fox España y Movistar. Muchos de ellos, naturalmente, se quedaron fuera, con centenares de personas colapsando la arteria principal del centro de Madrid solo por poder ver en directo a las estrellas de la serie.

"Sabíamos que teníamos algo asombroso, pero jamás podríamos haber adivinado cómo iba a crecer año a año", explicó Nicotero, quizá el más formal de todo el equipo. Dean Morgan, que encarna al villano Negan, demostró que los malos gustan al público: "Aparte del nacimiento de mi hijo, hacer de Negan ha sido lo más feliz de mi vida", dijo entre aplausos. El entusiasmo del público, más de la mitad juvenil, apenas dejaba hablar a los actores, que no obstante supieron hacerse con el show. El equipo de seguridad se empleó al máximo en un evento que parecía destinado a empezar con retraso.

gran-via-walking-dead.jpg
La Gran Vía, colapsada | J. González

Aunque quizá nadie como Daryl, sin duda el más duro de la serie y a quien su intérprete, Norman Reedus –que apareció en el estrado con una cerveza en la mano– solo pudo calificar como "sexy" entre vítores del público. "Rick es el loco", diría después Lincoln para reivindicar su inestable personaje, un exsheriff condenado a entablar luchas de poder con infinidad de antagonistas.

Un conflicto territorial que explica lo que en realidad es The Walking Dead, un western que renueva los estereotipos a los que dieron vida John Wayne, Gary Cooper o Lee Marvin… pero con zombis en vez de indios. Los muertos vivientes, en efecto, son solo el (brillante) pegamento de una sombría reflexión humana que reinterpreta y actualiza los originales iconos americanos del Oeste.

Pero el evento fan no era momento de reflexionar demasiado, sino de recompensar a los fans por la una larga espera de días frente a la puerta del Capitol. Lincoln, uno de los pocos que han aguantado vivos las siete temporadas, recuerda los orígenes de todo, pergeñados por el director Frank Darabont. "Fueron él y Gale Ann Hurd, Nicotero y el guión. Nunca había leído nada parecido, y estaba sin trabajo", rememora bajo su muy americana gorra roja.

Los tres protagonistas no hablaron de lo que viene después, pero sí del último capítulo, donde la relación de Rick y Michonne por fin cristaliza en romance. "Lo importante era que la química entre ellos fuera cien por cien creíble. Tenía que haber diversión y tranquilidad para hacer la relación real", dice Nicotero.

¿Pero qué pasará después, quién morirá? Todos le pasaron la patata caliente a Nicotero, concientes de estar en una serie donde casi nadie vive demasiado. El primero, Dean Morgan, que al fin y al cabo interpreta al villano Negan: "Cuando sea su momento, lo será, pero de momento estoy muy bien trabajando con ellos". De la muerte ni Rick se libra, lo que abre el melón de la sucesión. Lincoln preguntó al público quién sería el mejor líder si su protagonista se ausentase. La audiencia y Norman Reedus lo tuvieron claro, con el intérprete de Daryl señalándose a sí mismo…

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios