Menú

Cinco españoles, en busca de la Jarra de Plata

Miguel Ángel Jiménez, Sergio García, Álvaro Quirós, Alejandro Cañizares y Pablo Larrazábal disputan desde este jueves el tercer major del curso.

Agustín Olalla
0
Miguel Ángel Jiménez, Sergio García, Álvaro Quirós, Alejandro Cañizares y Pablo Larrazábal disputan desde este jueves el tercer major del curso.
Miguel A. Jiménez, Sergio García, A. Quirós, Cañizares y Larrazábal. | LD

El Royal St. George's Golf Club, en Sandwich (Kent, Inglaterra), acoge desde este jueves y hasta el domingo el Abierto Británico, el tercer major de la temporada después del Masters de Augusta y el Abierto de Estados Unidos. Es la décima vez que este torneo, con más de cien años de historia –este año se celebra la 140ª edición–, se disputa en este campo del Royal St. George's, cuya característica más llamativa son las calles onduladas y unos greens rapidísimos.

El recorrido del campo se alargó en 2003, cuando acogió por segunda vez el Abierto Británica –la primera fue en 1993–. El de hace ocho años fue un verano caluroso y entonces el campeonato lo ganó el estadounidense Ben Curtis, en su primera aparición en un major, en un torneo que fue un auténtico suplicio para los profesionales, pues los botes de las bolas no respondían a una trayectoria normal debido a la sequedad y la dureza de los fairways.

El campeón de 2010, Louis Oosthuizen, admitía en sus últimas declaraciones que siente una mezcla de alegría y tristeza ante esta nueva edición. El sudafricano compartirá este año las dos primeras rondas con jugadores de la talla mundial del alemán Martin Kaymer y el estadounidense Phil Mickelson, tercero y sexto en el ránking mundial, respectivamente.

Todos los focos estarán centrados en el norirlandés Rory McIlroy, que se presenta como uno de los grandes candidatos al triunfo final, un mes después de conquistar el Abierto de Estados Unidos en Bethesda (Maryland).

En definitiva, la nómina de jugadores que el jueves tomarán la salida en esta 140ª edición es simplemente alucinante. Basta decir que estarán más de 90 jugadores de entre los cien primeros del ránking. A ellos hay que añadir grandes figuras del golf mundial como los veteranos Bernhard Langer, Tom Lehman, David Duval, Mark O'Meara, Darren Clarke o John Daly.

Sólo se echará en falta a Tiger Woods, que ha desestimado participar en Sandwich al encontrarse en pleno proceso de recuperación de su lesión de rodilla.

Con respecto a la participación española, destacar que estarán nada menos que cinco de nuestros mejores espadas. El más experimentado es el malagueño Miguel Ángel Jimenez, de 47 años y que disputará el Abierto Británico por decimoctava vez. Su mejor resultado fue en 2001, cuando acabó en tercera posición. Sólo en dos ocasiones consiguió quedar entre los quince primeros clasificados (duodécimo en 2007 y decimotercero en 2009), al margen del ya citado tercer puesto.

El castellonense Sergio García disputará el torneo por decimoquinta vez en su carrera. Fue segundo en 2007 y ha acabado entre los diez mejores en seis ocasiones, siendo el representante español que mejores clasificaciones finales ha cosechado.

Ésta será la cuarta vez que el gaditano Álvaro Quirós dispute el Abierto Británico. Su mejor resultado, el año pasado al acabar undécimo. Para el madrileño Alejandro Cañizares será su sexta participación, con muy malos resultados en sus anteriores presencias a excepción del vigesimoséptimo puesto de 2010.

Tampoco podemos olvidarnos del catalán Pablo Larrazábal, que acude por tercera vez al British. Su mejor participación fue en 2008 al acabar en el puesto 70.

Como curiosidad, destacar que cuatro de los cinco representantes españoles, a excepción de Pablo Larrazábal, han nacido en el mes de enero. Además, Quirós y Cañizares lo han hecho en el mismo año. Este último y Sergio García nacieron el mismo día (9 de enero), pero con tres años de diferencia: el Niño es del año 1980 y el hijo de José María Cañizares, de 1983.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation