Menú

El Madrid vuelve a destapar su pegada descomunal

Los goles de Cristiano, Kaká y Benzema permiten a los blancos sumar un pleno de seis puntos en la Champions.

0
Los goles de Cristiano, Kaká y Benzema permiten a los blancos sumar un pleno de seis puntos en la Champions.
Cristiano Ronaldo (i) celebra junto a Kaká su gol al Ajax. | EFE

El Real Madrid ha conseguido un contundente triunfo ante el Ajax de Ámsterdam en el Santiago Bernabéu que le permite dar un paso más hacia los octavos de final de la Liga de Campeones. El equipo blanco, que fue de menos a más, no ha rayado a un gran nivel en lo colectivo, pero ha vuelto a apelar a la velocidad y a la pegada para sacar adelante un choque que al final acabó convirtiéndose en un paseo. El primer tanto de la noche, firmado por Cristiano Ronaldo tras una gran jugada, pone a las claras que el Madrid es posiblemente el equipos del mundo al contraataque.

Eso sí, los blancos salieron atenazados al césped del Bernabéu y durante los primeros minutos se vieron a merced de un Ajax que, como había anunciado en la víspera su técnico Frank de Boer, no estaba dispuesto a ser un convidado de piedra e iba a sacar pecho. José Mourinho tampoco pudo dirigir esta vez al Madrid al cumplir el tercer y último partido de sanción que le impuso la UEFA. El técnico portugués, que ya ha dirigido cien partidos en competiciones europeas al frente del Oporto, Chelsea, Inter de Milán y Real Madrid, presenta un balance de 53 victorias, 26 empates y 21 derrotas.

Este Ajax está en plena reconstrucción, pero lo que ha quedado claro, tanto por lo visto esta noche como por lo que se pudo ver la pasada campaña en los dos enfrentamientos ant el Madrid, nada tiene que ver al que reinó en Europa a mediados de los 90 con Louis van Gaal en el banquillo y con jugadores como Patrick Kluivert, Marc Overmars, Jari Litmanen, Michael Reiziger o el propio Frank de Boer y su hermano Ronald. Ni qué decir tiene si lo comparamos con el de los 70 de Johann Cruyff, frente al que media un abismo. Sigue siendo el conjunto de Ámsterdam un criadero de talentos, sí, pero muchos de ellos aún están muy verdes.

Aún así, los ajacied empezaron metiendo el miedo en el cuerpo esta noche a la parroquia madridista, primero con un disparo de Boerrigter ante el que se tuvo que lucir Casillas, cuando muchos espectadores no se habían sentado aún en sus localidades, y luego con otra mano salvadora de San Iker, que evitó que la vaselina de Sulejmani se convirtiera en el 0-1 (m.14).

El Madrid le vio entonces las orejas al lobo y reaccionó. ¡Vaya que si reaccionó! Sólo tres minutos después, Karim Benzema protagonizó la primera gran oportunidad para los blancos, pero incomprensiblemente mandó fuera un balón que le había servido Mesut Özil, un futbolista elegantísimo a la hora de conducir el balón y de los mejores del mundo a la hora de moverse entre líneas.

Se palpaba la reacción en el Madrid, cuya afición disfrutaba viendo a los suyos manejar el balón y, sobre todo, con las rápidas transiciones con las que los jugadores se plantaban en la portería de Vermeer. Pero lo mejor estaba por venir. Antes de la media hora, Kaká inició un contraataque de libro y combinó rápido con Özil. Éste abrió a la derecha para Benzema y el francés asistió a Cristiano, que remató de primeras para fusilar al meta holandés. Pim-pam, tuya-mía, fútbol en estado puro con un juego eléctrico. A esto sí que sabe jugar el Real Madrid, que se relamía mientras lentamente clavaba un puñal en el corazón ajacied.

Özil, un jugador brillante cuando quiere, lo intentó después con un disparo desde la frontal que Vermeer supo atajar sin problemas, en lo que fue el preludio del segundo tanto de la nohe. Nueva obra de arte del Madrid. Xabi Alonso, el jefe en la sombra, se inventó un pase estratosférico para Cristiano y el portugués, esta vez sí, estuvo generoso para dejarle el balón a Kaká, que soltó un latigazo desde la frontal ante el que nada pudo hacer el portero visitante. El brasileño quiso reconciliarse así con la afición, que aún se rasga las vestiduras viendo cómo el club ha pagado 68 millones de euros por un jugador cuyo rendimiento no ha sido ni mucho menos el esperado.

En cualquier caso, el Madrid mandaba ¡quién iba a ser el guapo, a excepción del todopoderoso Barcelona, que osara plantarle cara en su templo!, había llevado el partido a su terreno y ponía tierra de por medio. Con el 2-0 se llegó al descanso.

Benzema da la puntilla

La segunda mitad comenzó a pedir de boca para los intereses madridistas y, a los tres minutos, firmó el definitivo 3-0 después de otra buena jugada de equipo. Otro pase en largo de Alonso marca de la casa que le llegó a Arbeloa. Después de un buen control, el salmantino habilitó a Kaká y éste le quiso regalar el gol a Benzema. Ahí fue cuando el Real Madrid mató el partido.

De Boer movió ficha y dio entrada al camerunés Enoh en sustitución de Theo Janssen, un futbolista de mucho talento y también muy peculiar. No en vano, cuando fichó por el Ajax el pasado verano, pidió que en su contrato se incluyera una cláusula que le permitiera fumar. Otro como Robert Prosinecki o el mismo Johann Cruyff, en definitiva.

El Madrid seguía a lo suyo. Sin forzar la máquina, buscó el cuarto gol pero sin demasiada fe. Lo tuvo Kaká en el ecuador de la segunda mitad pero su disparo desde fuera del área salió desviado. Coincidiendo con la entrada de Ebecilio en sustitución de Sulejmani, el Ajax quiso reaccionar y acortar distancias en el marcador. Probaron fortuna Sulejmani y el islandés Sigthorsson, pero sin tino. No obstante, la mejor ocasión corrió a cargo del central Vertonghen, cuyo remate de cabeza a bocajarro fue atajado por Iker con una mano primorosa. Nada que ver a las cantadas que el propio capitán madridista había publicado horas antes en Facebook para "humanizarse".

La fiesta para el madridismo fue completa cuando, a cinco minutos del final, Aitor Karanka, sustituto esta noche de Mourinho en el banquillo madridista, dio entrada a Hamit Altintop en sustitución de Özil. El internacional turco llevaba mucho esperando ese momento. Por fin ha podido debutar como madridista tras su hernia discal y ahora aguarda, tanto él como el madridismo en general, Nuri Sahin siga pronto sus pasos una vez se recupere de su esguince en la rodilla.

En definitiva, triunfo cómodo de un Real Madrid que da otro paso más hacia los octavos de final de la Liga de Campeones. El 18 de octubre, próximo examen frente a un hueso más difícil de roer como el Olympique de Lyon, de nuevo en el Bernabéu.


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Casillas; Sergio Ramos, Varane, Carvalho, Arbeloa; Xabi Alonso, Khedira; Kaká (Di María, m.74), Özil (Altintop, m.84), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, m.75)
Ajax, 0: Vermeer; Van der Wiel, Alderweireld, Vertonghen, Anita; Erikssen, De Jong, Janssen (Enoh, m.50); Sulejmani (Ebecilio, m.70), Sigthorsson y Boerrigter (Serero, m.81)


Goles: 1-0, m.25: Cristiano Ronaldo; 2-0, m.40: Kaká; 3-0, m.48: Benzema
Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Mostró tarjeta amarilla a Carvalho (m.18)
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo D de Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 75.500 espectadores
. Los jugadores del Real Madrid portaron brazaletes negros en señal de luto por el fallecimiento de Chus Pereda

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios