Menú

El Barça no puede con el cerrojazo del Milan

La eliminatoria de cuartos se decidirá la próxima semana en el Camp Nou tras el empate sin goles registrado en San Siro.

0
La eliminatoria de cuartos se decidirá la próxima semana en el Camp Nou tras el empate sin goles registrado en San Siro.

Vísperas de mucho, días de nada. Una expectación altísima había generado este Milan-Barcelona, un enfrentamiento de cuartos de la Champions entre dos de los equipos más laureados del continente –siete Copas de Europa tienen los rossoneri y cuatro los culés–, marcado también por el duelo personal entre los goleadores Leo Messi y Zlatan Ibrahimovic, pero al final se ha registrado un empate sin goles (0-0) que deja todo pendiente para la vuelta.

La actuación del árbitro sueco Jonas Eriksson también pudo haber resultado decisiva al haberle escamoteado un penalti al Barça, al cuarto de hora de partido, por un claro derribo de Abbiati a Alexis Sánchez. En cualquier caso, los azulgranas no mostraron el brillo y la chispa de otras ocasiones y ven cortada una espectacular racha de nueve triunfos consecutivos entre la Liga y la Champions.

Sorprendió Pep Guardiola al incluir a Seydou Keita en el once para reforzar el centro del campo, dejando en el banquillo a Cesc Fábregas, mientras que Massimiliano Allegri, que sufría las bajas del sancionado Van Bommel y los lesionados Thiago Silva, Pato y Cassano, entre otros, pudo contar finalmente con Robinho. Pero el brasileño, que formó en la delantera junto a Ibrahimovic y Kevin-Prince Boateng, decepcionó. Anduvo siempre perdido ante la seria defensa culé.

Salió más enchufado el Milan, que enseguida (m.2) dispuso de una doble ocasión en las botas de Ibra y Robinho. Especialmente clara fue la del exjugador del Real Madrid, que mandó el balón a las nubes con un remate de volea cuando lo tenía todo prácticamente a favor. El Barça le vio las orejas al lobo y no tardó en reaccionar. Rápidamente se hizo con la posesión del balón, tratando de imponer su calidad ante un rival, líder de la Liga italiana, que acabaría apostando por el más puro catenaccio.

El césped de San Siro presentaba un aspecto deplorable y Messi lo comprobó en sus propias carnes a los seis minutos. Se resbaló el argentino cuando fue a lanzar una falta y, en vez de tirar directamente a puerta, lo que le salió al final fue un preciso centro a Keita, aunque el maliense no lo esperaba y acabó rematando desviado de cabeza. Abbiati tuvo que trabajar a destajo para evitar el 0-1, como en una peligrosa internada de Dani Alves, y luego cometió un penalti sobre Alexis que el árbitro dejó en el limbo pese a las enérgicas protestas de los jugadores visitantes y de Guardiola.

Las ocasiones se irían sucediendo en San Siro. La tuvo primero Ibra, quien ya marcó ante su exequipo en el último enfrentamiento entre ambas escuadras hace cuatro meses (2-3 en este mismo escenario), con un mano a mano ante Valdés. Pero la más clara, a punto de alcanzarse la media hora, fue para Xavi con un remate a bocajarro ante el que se lució Abbiati. La mejor jugada de la noche llegó a los 32 minutos, cuando Iniesta le puso un pase al hueco a Alexis y éste se la dejó a Messi con un taconazo exquisito, aunque el remate posterior del rosarino salió demasiado cruzado.

En el otro bando, Ibrahimovic tuvo que hacer la guerra por su cuenta y Boateng acabó desquiciado ante el muro defensivo que formaron Puyol, Piqué y Mascherano, mientras que Robinho ni se enteró de la película. Para más inri, el brasileño se lesionaría al comienzo de la segunda mitad y dejaría su puesto a El Shaarawy, la nueva perla del fútbol italiano. Ante la negligencia de la delantera rossonera, fue Clarence Seedorf quien trató de manejar al equipo. El centrocampista holandés, que el próximo 1 de abril cumplirá 36 años, aparecía por todos lados.

El Barcelona era superior, pero no podía con el catenaccio que había montado Allegri. Con el empate sin goles se alcanzaba el intermedio.

El Barça echa el freno de mano

No cambió el decorado del partido tras el paso por vestuarios, pues era el Barça el que tenía la pelota y continuaba cómodo sobre el terreno de juego, aunque ya no llegaba con tanta claridad a la portería rival como en la primera parte. Pasaban los minutos y el equipo catalán seguía sin encontrar la fórmula para romper la tela de araña tejida por el cuadro lombardo. Iniesta, que fue de más a menos, acabó dejando su sitio en el campo al canterano Christian Tello. También entró Pedro Rodríguez, minutos después, en sustitución de Alexis.

Fue Tello, con su característico desborde, el que dio algo más de chispa al equipo. El 37 barcelonista probó fortuna por el costado izquierdo, encontrándole las cosquillas a Daniele Bonera y poniendo en más de un aprieto a Abbiati. Pero no pudo con Massimo Ambrosini. El veterano centrocampista italiano, de 34 años, estuvo en casi todas las jugadas y, junto a Seedorf, fue de lo más potable de este ultradefensivo Milan.

La mejor ocasión para el Barça en esta segunda mitad se registró a los 78 minutos, cuando el incansable Puyol, a quien los años parecen no pesarle, mandó la pelota fuera en un remate de cabeza, mientras que Messi, más apagado que de costumbre, y Tello pudieron marcar el 0-1 en la misma jugada cuando el partido languidecía. Pero el argentino y el catalán se toparon con las intervenciones providenciales de Abbiati y Ambrosini, respectivamente, evitando que el gol subiera al marcador.

Al final, empate a cero que deja todo pendiente para la vuelta, el próximo martes en el Camp Nou. El último enfrentamiento que dirimieron barcelonistas y milanistas en la Ciudad Condal, el pasado mes de septiembre, se resolvió con una igualada a dos. Después de claro dominio local, Thiago Silva acabó arruinando las ilusiones locales con un tanto de cabeza en el tiempo de prolongación. Guardiola y los suyos esperan haber aprendido la lección y no quieren que aquella historia se repita.


Ficha técnica

AC Milan, 0: Abbiati; Bonera, Mexes, Nesta (Mesbah, m.74), Antonini; Ambrosini, Nocerino, Seedorf; Boateng (Emanuelson, m.66), Robinho (El Shaarawy, m.52) e Ibrahimovic
FC Barcelona, 0: Valdés; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Puyol; Xavi, Busquets, Keita; Alexis (Pedro, m.76), Iniesta (Tello, m.64) y Messi

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia). Mostró cartulina amarilla a Seedorf (m.22), Nesta (m.57) y Ambrosini (m.69), del Milan; y a Keita (m.60), del Barcelona
Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Giuseppe Meazza de Milán ante unos 80.000 espectadores que dejaron 4.689.255 euros en las arcas del AC Milan

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios