Menú

El Barça se planta en su quinta semifinal consecutiva

Dos goles de penalti de Messi y otro de Iniesta en jugada han dado al Barcelona la victoria ante un Milan que fue de más a menos.

0
Dos goles de penalti de Messi y otro de Iniesta en jugada han dado al Barcelona la victoria ante un Milan que fue de más a menos.
Leo Messi (i) celebra su primer gol junto a Cesc. | EFE

El Barcelona disputará las semifinales de la Liga de Campeones por quinto año consecutivo tras vencer por 3-1 al Milan en el Camp Nou y hacer valer el empate sin goles de la ida, disputada la semana pasada en San Siro. Leo Messi, con dos goles de penalti, y Andrés Iniesta, han marcado para el equipo azulgrana, mientras que Nocerino había logrado empatar para los rossoneri a la media hora. Si no ocurre nada raro este miércoles en Stamford Bridge, el rival de los culés será el Chelsea, que ya ganó por 0-1 al Benfica en Da Luz.

Pep Guardiola, receloso, avisó del peligro del Milan en la previa y puso en liza uno de sus mejores onces. Pudo contar con Xavi, recuperado a tiempo de unas molestias en el sóleo, aunque la principal novedad fue la presencia de Isaac Cuenca en la delantera junto a Messi y un Cesc Fábregas que no atraviesa por su mejor momento. En las filas italianas, Massimiliano Allegri alineó el mismo equipo que la semana pasada en San Siro con la única novedad de Abate en el lateral derecho en lugar de Bonera.

El Milan empezó mandando muy pronto un aviso con Ibrahimovic como protagonista –el sueco quería reivindicarse en su vuelta al Camp Nou setecientos días después–, aunque todo fue un espejismo. Como estaba previsto, el Barcelona se hizo pronto con la posesión del balón y comenzó a acercarse con peligro a la portería de Christian Abbiati. Messi avisó a los siete minutos tras protagonizar una gran jugada con Cesc, aunque cruzó su disparo en exceso.

El primer gol no tardaría en llegar. Sólo cuatro minutos después, Leo se marchó como una exhalación de Mexes, se plantó ante el portero italiano y quiso regalarle el gol a Xavi, pero éste trató de devolverle la pelota. El argentino acabó siendo derribado dentro del área por Antonini y el árbitro Bjorn Kuipers no dudó en señalar el penalti, bastante claro. El propio Messi se encargó de transformarlo pese a que Abbiati, en una buena estirada, estuvo a punto de detenerlo.

Ante la manifiesta superioridad de los culés con la pelota en su poder, al Milan no le quedó otra que replegarse y esperar su oportunidad a la contra. Los rossoneri buscaban a Ibra como referencia. Pero el sueco, salvo en un par de buenas acciones, anduvo casi siempre perdido y fue Robinho quien trató de echarse el equipo a la espalda en las acciones ofensivas. El tanto del empate llegó a la media hora, cuando más cómodo estaba el Barcelona. Fue el propio exjugador brasileño del Real Madrid quien habilitó a la derecha. Por ahí apareció Antonio Nocerino, que superó a Valdés en su salida para marcar el empate y enmudecer el Camp Nou.

No se descompuso el Barça, que lo intentó con un disparo a media altura de Xavi ante el que se lució Abbiati. Y el gol llegó de la forma más inesperada, en un discutido penalti de Nesta, un central curtido en mil batallas que pecó de inocente, por un agarrón a Busquets dentro del área. Messi lanzó la pena máxima y de nuevo batió al veterano guardameta lombardo para marcar su decimocuarto gol en esta Liga de Campeones, igualando así el récord de José Altafini en la temporada 1962/63.

Un tanto providencial del argentino para salvar los muebles y acercar al Barcelona a su quinta semifinal de Champions consecutiva. Con la exigua ventaja de un gol (2-1) se llegaba al intermedio.

El Milan tira la toalla

El partido siguió por los mismos derroteros tras el paso por vestuarios. Xavi pudo marcar el tercero en un lanzamiento de falta nada más comenzar la segunda mitad, pero quien puso tierra de por medio fue Iniesta. A los 53 minutos, el manchego, hasta entonces prácticamente inédito, se aprovechó de un rechace dentro del área y fusiló a Abbiati. Parecía la sentencia, pero el Barça seguía recelando del campeón italiano.

Sin embargo, el Milan estaba fundido y entregado. No hubo noticias de Boateng en todo el partido, mientras que Ibrahimovic intentó la guerra por su cuenta y Robinho fue el único que le puso algo de chispa al ataque rossonero. Pudo haber superado el exmadridista a Valdés en un mano a mano que el colegiado invalidó por haberse llevado el balón con la mano tras un despeje de Piqué. En el otro bando fue Thiago Alcántara, que había entrado al campo en sustitución de Xavi, quien tuvo el gol en sus botas.

La mala fortuna se cebó con el Milan. Alexandre Pato, que regresaba a los terrenos de juego tras varias semanas lesionado –había entrado en lugar de Boateng–, tuvo que abandonar el campo cuando sólo llevaba quince minutos en él. En su lugar entraba el argentino Maxi López, otro exbarcelonista.

Las ocasiones se sucedían sobre la portería de Abbiati, como en una acción de Messi y un mano a mano de Adriano, pero el marcador no se movería más. Tampoco importó. El 3-1 ha sido más que suficiente para que el Barcelona alcance su quinta semifinal consecutiva de la Champions –la cuarta seguida con Guardiola como entrenador–. A la espera de confirmación, ahora aguarda el Chelsea de Fernando Torres, Juan Mata y Oriol Romeu en una eliminatoria que se antoja apasionante. Será la reedición de la vivida hace tres años, con aquel gol milagroso de Iniesta en Stamford Bridge en el minuto 93.


Ficha técnica

FC Barcelona, 3: Valdés; Dani Alves, Piqué (Adriano, m.75), Mascherano, Puyol; Busquets, Xavi (Thiago, m.63), Iniesta; Cesc (Keita, m.77), Cuenca y Messi
AC Milan, 1: Abbiati; Abate, Nesta, Mexes, Antonini; Ambrosini, Nocerino, Seedorf (Aquilani, m.60); Boateng (Pato, m.69) (Maxi López, m.83), Robinho; e Ibrahimovic

Goles: 1-0, m.11: Messi, de penalti; 1-1, m.32: Nocerino; 2-1, m.41: Messi, de penalti; 3-1, m.53: Iniesta
Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Mostró cartulina tarjeta amarilla a Antonini (m.10), Nesta (m.40), Robinho (m.76), Mexes (m.90), Maxi López (m.92) y Nocerino (m.93), del Milan; y a
Mascherano (m.65) y Cuenca (m.86), del Barcelona
Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 94.629 espectadores, según datos facilitados por el FC Barcelona

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios