Menú

El Madrid golea tras la siesta

Cristiano (2), Kaká, Callejón y Di María han marcado los goles del Real Madrid, que se medirá al Bayern en semifinales.

0
Cristiano (2), Kaká, Callejón y Di María han marcado los goles del Real Madrid, que se medirá al Bayern en semifinales.
Cristiano Ronaldo (d) celebra con Kaká su primer gol. | EFE

El Real Madrid jugará las semifinales de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo. Después del 0-3 logrado la semana pasada en Chipre, los blancos han vuelto a pasar por encima del APOEL, al que han ganado por 5-2 en la vuelta disputada en el Santiago Bernabéu. El conjunto de Ivan Jovanovic, auténtica revelación de esta Champions, ha mostrado una mejor imagen en este segundo asalto de cuartos, aunque ha terminado hincando la rodilla ante la superioridad madridista. Al equipo de Mourinho, en su enésimo asalto hacia la ansiada décima Copa de Europa, le espera ahora el Bayern de Múnich de Robben, Ribéry, Müller y Mario Gómez, entre otros. Será sin duda un hueso muchísimo más difícil de roer.

Después de que su equipo cumpliera con creces en Nicosia, José Mourinho se permitió el lujo de introducir varias novedades, con la presencia de Varane, Sahin, Granero y Altintop en el once. Kaká también fue titular, mientras que Sergio Ramos pasó al lateral derecho. Quien ni siquiera estaba en la lista fue Arbeloa, a quien el técnico dio descanso. En el otro bando, Jovanovic pudo contar con el brasileño Gustavo Manduca, una de sus principales estrellas, que había sido baja en la ida por sanción.

El Madrid salió enchufado y pronto empezó a llegar a la portería del inseguro Urko Pardo, que esta vez le había ganado la partida a Chiotis en la pugna por la titularidad. Lo intentaron primero Higuaín y Cristiano, pero ni el Pipita pudo marcar de cabeza ni el portugués en el mano a mano con el cancerbero hispano-belga, que además demostró tener manos de mantequilla.

Los blancos se movían al ritmo de Nuri Sahin y Granero, que asumieron el mando del equipo ante la ausencia de Xabi Alonso, a quien Mou ha preferido reservar para próximos compromisos (Valencia, Vicente Calderón y, sobre todo, la eliminatoria ante el Bayern y el duelo del Camp Nou, en el que puede decidirse la Liga). Ni mucho menos desentonaron el turco, que ya fue titular en la ida ante el APOEL, ni el Pirata, que jugó un buen partido el pasado fin de semana en Pamplona (1-5).

Pero las acciones ofensivas tenían como protagonistas a Cristiano y Marcelo, que se buscaban por la izquierda. El portugués volvería a avisar con un cabezazo a los 25 minutos, sólo uno antes de abrir definitivamente la lata. Fue tras un exquisito centro del brasileño, hoy por hoy el mejor lateral izquierdo del mundo, que la puso con calidad al segundo palo. No llegaron a rematar ni Higuaín ni Granero, pero sí Ronaldo, que no tuvo más que empujarla para fusilar al cancerbero visitante.

Quien también buscó el gol fue Kaká, moviéndose francamente bien entre líneas. El 8 blanco se gustó otra noche más. Fue afinando la puntería hasta que encontró su premio antes del descanso. Fue un golazo, una obra de arte. Soltó un latigazo desde el pico del área, superando a un Pardo que pudo haber hecho más. Se barruntaba fiesta en el Bernabéu, y más aún cuando Kaká mandó un balón al poste en la última acción de peligro de la primera mitad. El APOEL asumía hasta entonces a la perfección su papel de perfecto convidado de piedra. Al descanso se llegaba con la ventaja de dos goles (2-0).

Reacción del APOEL

Mourinho aprovechó el intermedio para dar entrada a Callejón y Di María en lugar de Marcelo e Higuaín, respectivamente. Pero los cambios no mejoraron al equipo. Es más, sesteó el Madrid y el APOEL lo aprovechó para empezar a plantarse con bastante peligro en el área de Iker, hasta entonces un espectador más.

Lo que nadie esperaba fue el gol de los chipriotas. En el ecuador de la segunda mitad, Aílton aprovechó un despiste de la defensa blanca para ponerle el balón al espacio a Manduca, quien acabó superando a Casillas en su salida. Los cerca de 4.000 aficionados chipriotas que se dieron cita en el Bernabéu lo celebraron como si hubieran ganado la Champions, no en vano marcar en uno de los grandes templos del fútbol mundial no es asunto baladí.

El conjunto mediterráneo se vino arriba y buscó el empate. A punto estuvo de encontrarlo en un remate de Charalambides ante el que se lució Iker y en un barullo en el área, con cabezazo de Marcinho incluido. Pero lo que acabó llegando fue el 3-1, obra de Cristiano. Otro golazo para enmarcar. El portugués soltó un fenomenal zapatazo en una falta un tanto escorada para acabar colocando el balón por la escuadra, firmando su octavo tanto en esta Champions.

Fue entonces cuando empezaron a llover los goles. Callejón, tras un impresionante pase en largo de Ángel Di María, marcó el cuarto con un disparo raso y de nuevo el APOEL volvería a acortar distancias al transformar Esteban Solari, hermano del exmadridista Santiago, un inocente penalti de Altintop, que había pasado a jugar como lateral izquierdo, sobre el paraguayo Adorno. El 5-2 definitivo, sólo un minuto después, llevó la firma de Di María, que quiso sumarse a la fiesta al superar al dubitativo Urko con una bonita vaselina.

Al final, otra goleada a medio gas de un Madrid que jugará las semifinales de la Champions. Se han cumplido los guiones previstos y ahora espera el Bayern de Múnich, con la ida el próximo día 17 en el Allianz Arena y la vuelta ocho días después en el Bernabéu. Eso ya son palabras mayores.


Ficha técnica

Real Madrid, 5: Casillas; Sergio Ramos, Varane, Pepe, Marcelo (Callejón, m.46); Sahin, Granero (Granero, m.65), Altintop; Cristiano Ronaldo, Kaká; e Higuaín (Di María, m.53).
APOEL Nicosia, 2: Urko Pardo; Poursaitides, Kaká (Satsias, m.77), Paulo Jorge, William Boaventura; Nuno Morais, Hélio Pinto, Charalambides, Marcinho; Manduca (Adorno, m.68); y Aílton (Solari, m.69)

Goles: 1-0, m.26: Cristiano Ronaldo; 2-0, m.36: Kaká; 2-1, m.67: Manduca; 3-1, m.75: Cristiano; 4-1, m.79: Callejón; 4-2, m.82: Solari, de penalti; 5-2, m.83: Di María
Árbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Mostró cartulina amarilla a Poursaitides (m.74)
Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 60.000 espectadores, entre ellos cerca de 4.000 aficionados chipriotas. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José María Zárraga, ganador de cinco Copas de Europa con el Real Madrid

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios