Menú

Messi y Pedro aplazan el alirón blanco

El Real Madrid todavía no es campeón porque el Barça ha goleado en Vallecas con tantos de Messi (2), Pedro (2), Rober en propia meta, Keita y Thiago.

0
El Real Madrid todavía no es campeón porque el Barça ha goleado en Vallecas con tantos de Messi (2), Pedro (2), Rober en propia meta, Keita y Thiago.

Cómodo triunfo del Barcelona en Vallecas (0-7) para aplazar el alirón del Real Madrid. Los blancos soñaban con proclamarse campeones de Liga este mismo domingo, pero Messi, el mejor de la noche, ha querido que no sea así. El argentino abría y cerraba la holgada victoria culé, mientras que Pedro también ha marcado un doblete. Rober en propia meta, Keita y Thiago lograban los otros goles ante un Rayo que da un paso atrás en su objetivo de la permanencia.

Y eso que el equipo madrileño empezó con fuerza, dispuesto a jugar de tú a tú a un equipo que llegaba con el orgullo herido después de haber perdido la Liga y la Champions. Además, los jugadores azulgranas querían dedicar el triunfo a Guardiola después de hacerse público que no seguirá la próxima temporada. Con Lass y Diego Costa llevando peligro por las bandas, el Barça, sin Xavi ni Piqué y con Valdés, Dani Alves, Iniesta y Cesc en el banquillo, tuvo que emplearse a fondo en defensa. Como demostró Busquets a los tres minutos, cuando le quitó la pelota a Costa limpiamente dentro del área. El brasileño había reclamado con vehemencia un penalti que no fue.

Enseguida se puso las pilas el equipo visitante, que pasó a tener la pelota mientras Thiago y Busquets llevaban el partido al terreno que más les convenía. Fue ahí cuando el Rayo, que afrontaba el envite con numerosas bajas, se borró del partido para acabar mostrando una de sus peores versiones de la temporada. Justo cuando no debe porque aún no tiene los deberes hechos.

El primer tanto (m.16) llevó la firma de Messi, que aprovechó un pase de Pedro de primeras, tras una jugada iniciada por Alexis Sánchez, para batir a Cobeño en el segundo palo. Desde el principio se iba a ver que el tridente iba a funcionar, y de qué manera. Alexis propició el gol del 0-2 antes de la media hora. Tras recibir un gran pase en profundidad de Thiago, el chileno se presentó en el área rival y acabó superando al guardameta con la ayuda de Rober, que introdujo el balón en su portería cuando trataba de despejarlo. Como a perro flaco todo son pulgas, el defensor rayista se lesionó en la acción y tuvo que dejar su puesto a Aitor Núñez.

La mejor ocasión de los locales fue un disparo de falta de Trashorras ante el que se lució Pinto, portero habitual del Barça en la Copa y sustituto hoy de Valdés, pero lo que acabó llegando fue el 0-3. Poco antes del descanso, Messi protagonizó una de las mejores jugadas de la noche con un recorte ante su defensor y un pase mágico, casi sin hueco, hacia Keita. El maliense recibió el balón dentro del área y no perdonó ante Cobeño.

Messi alcanza a Cristiano

La segunda parte comenzó con otra gran jugada del tridente ofensivo del Barça, en la que también participó Puyol, que culminó en el cuarto gol. El capitán culé robó en el centro del campo y tocó para Alexis, que protagonizó una buena internada por la izquierda. La puso el chileno al área, donde apareció Messi para rematar a puerta de primeras. Aunque el balón se estrelló primero en el larguero, el rechace lo acabaría cazando Pedro para marcar a puerta vacía.

Sandoval movió el banquillo dando entrada a Diamanka, que se acabaría mostrando muy inseguro, en sustitución de Movilla, mientras que Guardiola metió en el campo a Dani Alves en lugar de Adriano, con lo que Montoya pasó a actuar de lateral izquierdo. El brasileño protagonizó peligrosas cabalgadas por la banda derecha y en una de ellas asistió a Thiago, que remató picado de cabeza para batir a Cobeño. Era el 0-5 que el hijo de Mazinho y Alves celebraron con un baile brasileño, de lo más provocador y sin venir a cuento. Como así se encargó de recordarles Puyol, que se dirigió a sus compañeros para recriminárselo mientras la ira se apoderaba de Vallecas.

Para entonces ya estaba en el campo Ibrahim Afellay, que había entrado en lugar de Busquets. El holandés reaparecía siete meses después de haber sufrido una rotura de ligamentos que le acabaría obligando a perderse casi todo el curso. El sexto tanto lo marcó Pedro, que no perdonó ante Cobeño, mientras que Messi, ya en el último minuto, cerraba la cuenta con el 0-7 definitivo. El argentino marcaba así su gol número 43 en el campeonato para igualar a Cristiano Ronaldo en la lucha por el pichichi

Una goleada de escándalo, en definitiva, que no hace sino alargar el desenlace del título de Liga. Lo ganará el Madrid en San Mamés el miércoles si suma los tres puntos ante el Athletic de Bilbao, independientemente de lo que el Barça haya hecho horas antes frente al Málaga en el Camp Nou.


Ficha técnica

Rayo Vallecano, 0: Cobeño; Tito, Arribas, Pulido, Rober (Aitor Núnez, m.29); Movilla (Diamanka, m.46), Trashorras; Michu, Lass; Tamudo y Diego Costa (Diego Benito, m.64)
FC Barcelona, 7: Pinto; Montoya, Mascherano, Puyol, Adriano (Dani Alves, m.60); Busquets (Afellay, m.72), Keita, Thiago; Pedro, Alexis (Tello, m.80) y Messi.

Goles: 0-1, m.16: Messi; 0-2, m.26: Rober, en propia meta; 0-3, m.38: Keita; 0-4, m.46: Pedro; 0-5, m.77: Thiago; 0-6, m.87: Pedro; 0-7, m.90: Messi
Árbitro: Delgado Ferreiro (Comité vasco). Mostró tarjeta amarilla a Rober (m.20), Tito (m.34), Arribas (m.45+2) y Michu (m.92), del Rayo Vallecano; y a Pedro (m.51), del Barcelona
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Vallecas ante unos 12.500 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios